Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 8 4 2006 Economía 79 Alfredo Sáenz cobró 7,1 millones en 2005, más del doble que Botín, con 3 millones Cuatro consejeros del Santander tienen blindajes por 34 millones b Además de las retribuciones, EL COSTE DE LA BONDAD E los cinco consejeros ejecutivos tienen acumulados unos derechos por pensiones y otros seguros que suman 157,26 millones MIGUEL PORTILLA MADRID. Alfredo Sáenz, vicepresidente segundo y consejero delegado del Santander, es el ejecutivo mejor pagado de la banca española, después de haber cobrado durante el pasado ejercicio un total de 7,16 millones de euros, un 14,54 más que en 2004. Así, el salario de Alfredo Sáenz duplicó con creces al del presidente del grupo, Emilio Botín, quien recibió por los diversos conceptos de retribución un total de 3,03 millones, un 10,4 más que en 2004. Respecto a los otros tres consejeros ejecutivos del banco, el informe anual del Santander hecho público ayer, señala que Matías Rodríguez Inciarte cobró 3,97 millones (un 11,98 más que en 2004) Francisco Luzón percibió 4 millones (con un incremento del 13,14 y 2,73 millones Ana Patricia Botín (21,36 más) La retribución total del consejo de administración fue de 26,11 millones, un 15,26 superior a la recibida en el ejercicio precedente. Además, los cinco ejecutivos del Santander acumulan unos derechos por pensiones y otros seguros que suman 157,26 millones, 8,2 millones más que un año antes. De esa cantidad total, a Alfredo Sáenz le corresponden 53,36 millones, le sigue Francisco Luzón con unos derechos por valor de 45,56 millones, Matías Rodríguez Inciarte (32,95 millones) Ana Patricia Botín (13,60 millones) y Emilio Botín (11,78 millones) Retribución de los consejeros ejecutivos del Santander Cargo Presidente Vicepresidente 2 y consejero delegado Vicepresidente 3 Consejera ejecutiva Consejero ejecutivo Total M. Rodriguez Inciarte Ana Patricia Botín Francisco Luzón 1,333 1,000 1,063 6,083 2,637 1,733 2,940 11,174 3,970 2,733 4,003 20,902 3,545 2,252 3,538 18,328 11,98 21,36 13,14 14,04 Nombre Emilio Botín Alfredo Sáenz Ret. Fija 1,047 2,639 Ret. Variable 1,988 4,522 Total 2005 3,035 7,161 Total 2004 2,741 6,252 Inc. %10,40 14,54 Derechos por pensiones y otros seguros 2005 Pensiones devengadas Emilio Botín Alfredo Sáez Abad Matías Rodríguez Inciarte Ana Patricia Botín Francisco Luzón López Total 11,785 45,444 28,953 12,232 39,188 137,602 Otros seguros 7,917 3,997 1,373 6,380 19,667 Pensiones devengadas 10,700 46,061 27,752 9,742 35,703 129,958 2004 Otros seguros 7,724 3,900 1,258 6,224 19,106 Cifras en millones de euros Emilio Botín, sin indemnización En el caso de que se llevara a cabo el despido improcedente de alguno de estos directivos, el banco tiene fijadas una serie de indemnizaciones que a día de hoy suman 34,1 millones de euros. Emilio Botín es el único de los cinco consejeros ejecutivos que no tiene derecho a indemnización, pero pasaría a cobrar una pensión anual bruta de 1,04 millones de euros. Si Alfredo Sáenz fuera despedido por causa injustificada tendría que optar por percibir una jubilación anual de 3,42 millones o bien cobrar una indemnización de 26,4 millones de euros. La indemnización equivale al 40 de su salario anual fijo multiplicado por el número de años de antigüedad en banca, con un máximo de diez veces el salario fijo anual. En el caso de Matías Rodríguez Inciarte y de Francisco Luzón pasarían a la situación de prejubilación, devengando un complemento de pensión que, a 31 de diciembre de 2005, sería de 1,80 millones anuales para el primero de ellos y de 1,93 millones para Luzón. Asimismo, Ana Patricia Botín tiene derecho a percibir una indemnización por importe de hasta cinco anualidades del salario fijo anual, según se fija en el contrato en función de la fecha en que se produzca la extinción. Así, a 31 de diciembre pasado, esa cantidad sería de cuatro millones de euros. Según recoge el informe anual del Santander, el cobro de esta indemnización es incompatible con la percepción de un complemento de pensión. Por otro lado, la junta general de accionistas de 2005 aprobó un plan de opciones sobre acciones (stock options) para directivos, que se podrán hacer efectivas entre el 15 de enero de 2008 y el 15 de enero de 2009. Los cinco consejeros ejecutivos se repartirán un total de 3,35 millones de acciones. Si se comparan estos sueldos e indemnizaciones con los de su inmediato competidor, el BBVA, vemos que el presidente de este banco, Francisco González, cobró el año pasado 4,13 millones, y el consejero delegado, José Ignacio Goirigolzarri, 3,31 millones. Además, los tres consejeros ejecutivos del BBVA tienen derecho a una indemnización total de 122,56 millones por su despido. El Gobierno de Camps sanea la deuda de Terra Mítica A. CAPARRÓS VALENCIA. Terra Mítica puso ayer, a falta de la confirmación judicial, fin a cerca de dos años de suspensión de pagos, tras alcanzar un acuerdo con cerca del 90 de la masa acreedora. El parque impulsado por Eduardo Zaplana presentaba un pasivo exigible de 218 millones de euros. Tras las negociaciones capitaneadas por el consejero de Economía, Gerardo Camps, Bancaja y la CAM, el parque ha re- ducido su deuda hasta los diez millones. Para ello, ha sido necesario incluir en la operación la venta de unos terrenos anejos al parque, con los que se espera obtener cerca de cincuenta millones, los mismos que Terra Mítica abonará en metálico, ya que el resto de la deuda ha sido enjugada mediante quitas (cerca de un tercio del pasivo) y capitalizaciones, con lo que el futuro del complejo de ocio y de sus 1.400 trabajadores quedan garantizados. l Gobierno, que será antiliberal pero no es estúpido, prefiere llamar de Autonomía a la ley de Dependencia, para no exhibir el coste de sus abnegadas iniciativas: aumenta la dependencia de los ciudadanos con respecto al poder. Digamos, es posible que haya gente que lea el titular de El País, que proclama que el cuidado de ancianos e inválidos será financiado a partes iguales por el Estado y las comunidades autónomas y comprenda el engaño: nada es realmente financiado por las Administraciones Públicas, y todo lo es por los contribuyentes. La bondad de las autoridades se ajusta a una CARLOS estrategia de legitimaRODRÍGUEZ BRAUN ción habitualmente sagaz, por lo que hay que estar ojo avizor para que no quede escamoteada la coacción. Así, habló el impar ministro Jesús Caldera de este cuarto pilar del Estado de Bienestar (qué retórica, sólido como un pilar, y encima hay otros tres) y dijo: como será el derecho de toda persona dependiente a recibir los servicios que necesite, la participación del usuario en el pago del servicio es esencial La trampa aquí es que el ciudadano no va a participar sino que va a ser obligado a pagar. Véase la iniciativa de forzar a los operadores de móviles a reducir lo que cobran en caso de roaming Esas tarifas subsidian las llamadas locales, que son utilizadas por más gente con más frecuencia. Bajar el precio del roaming fastidiaría a los ciudadanos y probaría nuevamente la vieja ley de las consecuencias no deseadas. Otra medida bondadosa es el fomento de las hipotecas mixtas, lo que posiblemente las encarecerá. Las hipotecas inversas fueron presentadas también a bombo y platillo como la gran solución para complementar las pensiones, pero hay un pequeño detalle: se suponía que el sistema público iba a pagar las jubilaciones. Ahora resulta que no; y la solución es que los ancianos entreguen a los bancos los pisos que pensaban dejar en herencia a sus hijos y nietos. Esta semana se lució la señora ministra de Vivienda. La entrañable Truquillo según informó la prensa, quiere acabar con los abusos de los intermediarios en la venta de pisos ¿Quién osará oponerse? Se exigirán titulaciones, pólizas de responsabilidad civil, seguros, etc. con el resultado de que aumentará el coste de esas transacciones. Igual que el bondadoso Código Técnico de la Edificación encarecerá aún más las viviendas. Pero el argumento de la fantástica Truquillo no tiene desperdicio: En España es más difícil vender una lechuga que un piso, y eso no puede ser O sea, hay que dificultar unas transacciones fáciles. Lo que de verdad le irrita a la ministra es que ese mercado de intermediación ¡funciona bien!