Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Cultura SÁBADO 8 4 2006 ABC TEMPLOS DE LA CULTURA Mañana, con ABC, la decimotercera entrega de la colección Museos del mundo ofrece el tomo correspondiente a la Alte Pinakothek de Múnich, por tan sólo 10,95 euros más El tesoro muniqués TEXTO: RAMIRO VILLAPADIERNA BERLÍN. La más completa muestra en el mundo de las escuelas alemanas de pintura, así como mucho de lo más fino de entre las escuelas de los Países Bajos, Italia, Francia y España, se encuentra expuesto en un palacio florentino, levantado por Klenze en la Barerstrasse de Múnich, y considerado uno de los museos mayúsculos de la pintura mundial. La Alte Pinakothek constituye, con su hija, la Neue Pinakothek, y su nieta, la Pinakothek der Moderne, plantadas frente con frente en el llamado Kunstareal o distrito del arte, una de los más prestigiosas manzanas museísticas del mundo. Su extraordinario fondo cubre los siglos XIV al XVIII y su historia nace con una serie de lienzos históricos encargados en la década de 1540 por el duque Guillermo IV de Baviera y ampliado con los encargos posteriores a Durero, en los Países Bajos españoles, y sobre todo a partir de la unificación con el Palatinado y absorción de colecciones de Mannheim, Düsseldorf y Zweibrücken. La Virgen con claveles de Leonardo da Vinci, la Madonna del Templo de Rafael, La vanidad de Tiziano o El sacrificio de Isaac de Rembrandt tienen nombre entre las grandes pinturas universales y cabe destacar la mayor colección mundial de Rubens. La Alte Pinakothek es vecina de la posterior Neue Pinako- thek, dedicada a los siglos XVIII y XIX, y de la nueva Pinakothek der Moderne, el proyecto museístico más ambicioso desde la guerra. La parte baja de la Alte ofrece un completo recorrido por el siglo XV de la pintura alemana, con una importante producción religiosa anónima, co- La Virgen con claveles de Leonardo o la Madonna del Templo de Rafael son algunos de sus tesoros mo era de uso; en su lado opuesto brillan el XVI y XVII de la producción flamenca, holandesa y germana. El primer piso se abre sobre el siglo XV de la pintura holandesa y prosigue con un abanico de las mejores obras pictóricas italiana, germana, flamenca, francesa, holandesa y española. Ésta constituye la muestra más pequeña, pero no obstante dotada de grandes maestros del XVI al XVIII como Velázquez Joven caballero español El Greco Desvestimiento de Cristo Murillo Niño mendigo con uvas y melón Juan Pantoja de la Cruz Infanta Isabel Clara Eugenia José Ribera San Bartolomé o Zurbarán Entierro de Santa Catalina de Alejandría en el Sinaí toda vez que la obra de Goya fue trasladada a la Neue Pinakothek. La galería es maestra absoluta de la pintura germana, con obra que va de Stefan Lochner a Alberto Durero, pasando por Altdorfer, Cranach, Holbein, Grünewald, Pacher, Von Aachen, Elsheimer o Liss. Entre la holandesa y flamenca del XV al XVIII destacan Bouts Ecce Agnus Dei Van der Weyden, Van Leyden, El Bosco, Rembrandt, Hals, Lastman, Terborch, Brueghel, Rubens, Van Dyck o Jordaens. El gótico italiano se cuenta entre lo más antiguo de la pinacoteca, con La Última Cena de Giotto, y todo el Renacimiento y el Barroco, con Fra Angelico, Botticelli, Lippi, Tiziano, Tintoretto, Rafael, Leonardo, Tiepolo, Guardi o Canaletto.