Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 8 4 2006 Internacional 33 El Senado de EE. UU. frena la reforma para legalizar a millones de inmigrantes Rebelión en las filas republicanas pese al compromiso previamente pactado b En una aplastante votación, con Liberados el médico español y su hijo secuestrados en Panamá b Los Colastra, que trabajan para una ONG, fueron capturados el pasado 20 de enero presuntamente por un grupo guerrillero colombiano que habría exigido rescate ABC CIUDAD DE PANAMÁ. El médico naturista español José Vicente Colastra y su hijo Sergio Colastra se encuentran en libertad en la población panameña de Jaque, en la provincia de Darién (sureste) tras llegar por su propio pie a esta ciudad próxima al lugar donde fueron secuestrados el pasado 20 de enero, según informaron ayer fuentes policiales pañameñas. Los dos españoles están en buenas condiciones y serán trasladados en las próximas horas a la ciudad de Panamá, donde harán declaraciones a las autoridades en torno a su secuestro y serán objeto de una revisión médica, subrayó el director de la Policía Técnica Judicial, Jaime Jácome. No se dieron datos sobre cómo fue la liberación de los Colastra, quiénes fueron sus secuestradores, dónde permanecieron cautivos ni tampoco si la familia pagó algún rescate. El pasado miércoles, Jácome dijo que los familiares de los dos españoles habían tenido contactos con los captores. Han sido comunicaciones que han dejado entrever ciertas cifras como monto de rescate, indicó el director de la PTJ. Según el diario local Panamá América, los secuestradores- -presuntamente guerrilleros colombianos- -de los Colastra pedían 83.000 euros de rescate. Los dos españoles desaparecieron el 20 de enero por la noche cuando realizaban labores humanitarias para la organización no gubernamental Tierra Viva en una aldea de la provincia de Darién, fronteriza con Colombia. En el momento de su desaparición, recorrían la localidad de Jaqué, a unos 50 kilómetros de la frontera con Colombia. sólo 38 votos a favor y 60 en contra, los senadores no dieron luz verde al esforzado acuerdo elaborado el pasado jueves JOSÉ LUIS DE HARO SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Las esperanzas que anunciaban a bombo y platillo un acuerdo entre republicanos y demócratas sobre la polémica reforma migratoria han quedado frustradas después de que la mayoría del Senado rechazara ayer la propuesta. En una aplastante votación con sólo 38 votos a favor y 60 en contra, los senadores no dieron luz verde al esforzado acuerdo elaborado entre los republicanos y demócratas el pasado jueves y que daba un soplo de esperanza a las estancadas negociaciones. Finalmente durante la mañana de ayer surgieron nuevas contradicciones sobre el texto que había sido aprobado anteriormente. Con los legisladores en periodo de vacaciones durante dos semanas, no se tiene claro cuándo se podrá dar por aprobada la reforma, que ha provocado profundas divisiones entre los republicanos que controlan el cuerpo legislativo. Un decepcionado Larry Craig, senador republicano por Idaho, confiaba ayer en que en las próximas semanas las propuestas definitivas se den a conocer mientras que el demócrata Edward Kennedy reconocía que el Senado estadounidense ha fallado en la necesidad urgente que tiene el país de Los líderes de ambos partidos parecían haber alcanzado un compromiso sujeto con pinzas en el último minuto de la jornada del jueves, que incluso incluía la criticada propuesta del presidente Bush de establecer un sistema de trabajadores temporales invitados a trabajar en el país Esta idea fue tachada de descabellada por muchos republicanos, pero finalmente formó parte del texto que iba a establecer los mayores cambios en la normativa de inmigración de los últimos 20 años. Pero la armonía entre repúblicanos y demócratas expiró pronto. Los primeros acusaron a sus oponentes políticos de intentar anular sus propuestas, a la vez que los demócratas afirmaban que los republicanos querían frenar sus aportaciones a la ley mediante largos y tediosos procesos de regulación. El espíagate Mientras George W. Bush recibía un serio golpe en su proyecto de legalizar a millones de indocumentados, ayer se sumaban nuevas voces críticas en otro de los frentes abiertos contra el presidente: el del llamado espíagate Los informes que aseguran que Bush dio su consentimiento a la filtración de información relativa a los servicios de Inteligencia en Irak, y que podría haber inducido a la revelación de la identidad secreta de la agente de la CIA Valerie Plame, siguen levantando ampollas. El líder demócrata en el Senado, Harry Reid, calificó la información de sorprendente y animó al presidente a explicar detalladamente su participación en el caso. George W. Bush imponer una reforma en la Ley de Inmigración, con lo que hemos fallado en nuestro compromiso democrático con los ciudadanos El revés deja en el limbo político la mayor apertura inmigratoria de Norteamérica de los últimos veinte años Los tories de Cameron se marcan como objetivo recuperar el voto de las ciudades EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Los conservadores británicos deberán conquistar las ciudades, tanto los centros como sus suburbios, si desean llegar al poder. Éste fue el mensaje lanzado ayer por David Cameron en la primera conferencia tory que preside como líder del partido. El objetivo no viene sólo marcado por el calendario, con elecciones municipales en buena parte del Reino Unido el próximo 4 de mayo, sino por una absoluta necesidad de los conservadores, que han acabado siendo el partido del campo frente al mayor peso de los laboristas en las ciudades. Cameron se propuso dar la vuelta a la situación, con un mensaje de modernidad que atraiga a las clases medias urbanas y una mayor preocupación por la pobreza en los barrios de los ex- trarradios, pero reconoció que se trata de la ascensión a una enorme montaña Si él se mostró cierto de conseguir el propósito, no todo el mundo en su partido tiene el mismo parecer. La conferencia tory que precisamente se celebra en Manchester, una ciudad de pasado industrial en renovación de su tejido social y urbano, estuvo precedida de unas palabras del presidente del partido, Francis Maude, que vinieron a aguar el efecto publicitario del encuentro. En unas cándidas declaraciones a la Prensa, Maude cuestionó que los conservadores, apartados durante veinte años del poder y también del centro político, puedan ganar las próximas elecciones generales, previstas para 2009. Además, indicó que a pesar de los es- fuerzos de Cameron en transmitir lo contrario, el Partido Conservador no ha cambiado y le costará hacerlo. Maude intentó corregir el efecto de sus declaraciones, y en la apertura de la conferencia en Manchester pidió a las bases que hagan posible la transformación interna para así lograr la difícil meta de volver al Gobierno. No esperéis que Cameron lleve todo el peso de persuadir a la gente que hemos cambiado manifestó. Si Cameron se dirigía por primera vez como líder en este congreso de primavera del partido, Michael Heseltine, peso pesado en la anterior etapa gubernamental de los tories volvía como orador después de diez años. Heseltine fue encargado por Thatcher de renovar Liverpool tras un conflicto social callejero en uno de sus barrios más pobres, y ahora ha sido nombrado por Cameron para dirigir la acción de los tories en los núcleos urbanos. A este esfuerzo han contestado los dirigentes laboristas indicando que los conservadores están pagando los años en que escatimaron inversiones a los entes locales. Incursiones guerrilleras Padre e hijo, que trabajan para la Fundación Tierra Viva, brindaban asistencia a refugiados colombianos que habitan en el sector de Jaqué, según informó el diario panameño Crítica. La ONG Tierra Viva fue fundada en 1992 en Venezuela y está dedicada al desarrollo sostenible. José Vicente Colastra, experto en cultura indígena, vive en Panamá desde 1999. La región donde fueron secuestrados, Darién, es la más extensa y más pobre de las provincia panameñas. En el pasado, grupos armados colombianos incursionaron en territorio panameño en busca de alimentos y para descansar, y en varias ocasiones atacaron poblados.