Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional SÁBADO 8 4 2006 ABC PRECARIEDAD DEL ESTADO a Constitución de la V República francesa concede al presidente prerrogativas excepcionales, que no tiene ningún otro jefe de Estado o gobierno de ninguna democracia y que Jacques Chirac ha degradado de penosa manera. Desde la elección del presidente a través del sufragio universal (1962) los mejores constitucionalistas definieron el modelo político francés como monarquía electiva a la luz de una acumulación de prerrogativas que conferían al presidente los poderes de un déspota ilustrado La Constitución confiere al presidente el control del poder ejecutivo, la autoridad miliJUAN PEDRO tar suprema del jefe de QUIÑONERO los ejércitos, la autoridad judicial del más alto magistrado del Estado. El presidente nombra en solitario a su primer ministro, que debe someterle un gobierno sumiso a su arbitrio personal. Puede disolver la Asamblea Nacional cuando lo estime oportuno, así como convocar referendos. Desde su residencia, en el Elíseo, él vigila, controla, descarta, aprueba y firma los nombramientos de ministros, altos funcionarios, directores de empresas públicas, prefectos, directores generales. Cuando los diputados de la Asamblea Nacional pertenecen a su misma fuerza política, el presidente de Francia acumula unos poderes a los que no podían aspirar Felipe II, en el Escorial, o Luis XIV, en Versalles. Como soberanos absolutos se comportaron el general De Gaulle y François Mitterrand, durante los dos primeros años de su primer mandato (1981- 1983) Cuando el jefe del Estado debe cohabitar con una Asamblea parcialmente infiel como Giscard (1974- 1981) el presidente debe negociar con sus disidentes Cuando el presidente está condenado a cohabitar con un Asamblea hostil, como Mitterrand (1986- 88 y 1993- 95) o Chirac (1997- 2002) la jefatura del Estado pierde mucho poder, en beneficio de su primer ministro. Elegido presidente en 1995 para poner fin a la fractura social sus reformas abandonadas en seis cortos meses precipitaron una crisis excepcional. Chirac usó entonces su poder para disolver la Asamblea Nacional más conservadora del siglo XX, y convocar unas elecciones anticipadas (1997) que lo condenaron a presidir un gobierno socialista. Reelegido el 2002, se encuentra hoy en la situación institucional más frágil de la historia de la V República. Caso surrealista de cesión voluntaria del poder, ha promulgado una Ley ordenado a su gobierno que tome todas las medidas que hagan imposible su aplicación, pidiendo la mediación de su primer rival político (Sarkozy) para que la entierre con disimulada piedad. A la espera que añadiendo algunos capítulos a las 2.600 páginas del Código nacional del trabajo pueda darse empleo a algunos jóvenes, víctimas de una precariedad social que ha crecido de forma dramática durante su doble mandato. L Ollanta Humala en el mitin de cierre de campaña en la ciudad de Arequipa, la noche del jueves REUTERS Los sondeos acortan la ventaja de Humala sobre sus rivales en Perú Todos coinciden en que habrá segunda vuelta y el ex militar perderá posición de favorito de Ollanta Humala, ningún encuestador se aventura a pronosticar cuál será el orden de los tres principales candidatos CARMEN DE CARLOS ENVIADA ESPECIAL LIMA. En vísperas de las elecciones los sondeos estrechan los márgenes entre el candidato nacionalista, Ollanta Humala, la democristiana Lourdes Flores y el ex presidente Alan García. Pese a la ventaja del ex militar, casi ningún encuestador pone la mano al fuego de que éste será el orden que arrojará la votación de mañana aunque todos garantizan que habrá segunda vuelta y que en ella Humala, todavía favorito, perdería siempre. Los números se complican y las encuestadoras se cubren las espaldas. Tres de las cuatro firmas que han realizado trabajos de última hora, para conocer las predilecciones del electorado, mantienen en cabeza a Ollanta Humala con el 26 y el 29 por ciento de las preferencias. Únicamente CPI (Compañía Peruana de Estudios de Mercados y Opinión Pública) concede la primera posición a Lourdes Flores, con una diferencia de menos de un punto respecto al ex coronel que protagonizó un amago de asonada en los estertores del Gobierno de Alberto Fujimori. La aparente firmeza del primer puesto para Humala, aunque indiscutible sobre el papel, no es comparb Pese a la tida plenamente por los analistas que vislumbran un retroceso de hasta seis puntos, del candidato en los últimos días. En cualquier caso, esa es la opción que tiene más defensores y que menos incertidumbre despierta. No sucede lo mismo con el segundo puesto. La Universidad de Lima, Apoyo y Datum insisten en la victoria del militar pero difieren a la hora de nombrar al candidato que le disputará la Presidencia en una segunda vuelta. La primera apuesta por la mujer que llegó a liderar, con un 30 por ciento, la intención de voto. Según Luis Benavente, responsable del trabajo, el 25,6 por ciento que le adjudica a Lourdes Flores la convertiría en la contrincante de Humala y dejaría fuera de la competición a Alan García que recibiría el respaldo de un 21,9 por ciento. Este escenario se repite, con variaciones mínimas, en otro estudio realizado según el método de simulacro de voto que consideramos mucho más preciso aclara. Frente a la posición anterior, Apoyo considera que el segundo puesto está reservado para Alan García mientras que Datum arroja un claro empate técnico, con valores del 24 por ciento, entre el líder del Apra y Flores. En este escenario las conclusiones a las que llegan los encuestadores son poco esclarecedoras. Manuel Saavedra, de CPI, la única que da un primer puesto para Flores, con un 27, 6 por ciento, seguida de Humala, con el 25,9 y de García con el 24,9 observa: Las distancias se han acortado mucho. Podría darse un empate técnico entre los tres candidatos y que cualquiera de ellos se quedara fuera de la segunda vuelta. El panorama es tan incierto que a lo mejor hay que esperar al recuento de votos oficial para saber el resultado Cualquier escenario es posible Saavedra coincide en que cualquier escenario es posible pero ha registrado que los votos que pierde Humala se reparten entre el resto de los candidatos. No obstante- -matiza- -hay cierta preferencia hacía la candidatura de Alan García que además tiene un voto escondido Fernando Tuesta, ex director de la Onpe, el organismo oficial de recuento electoral, y director de la Universidad Católica, aporta otro dato: Si entre el primero y el tercer candidato hay una diferencia media del 6 por ciento y los indecisos, según las previsiones, suman otro 6 por ciento hay que considerar que es una cifra suficiente para alterar cualquier pronóstico Tuesta advierte que, en este contexto y con declaraciones recientes de sospechas de fraude, lanzadas desde el comando de Ollanta Humala, es sumamente peligroso que no haya resultados antes de las diez de la noche del domingo Es sumamente peligroso que no haya resultados antes de las diez de la noche del domingo