Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 7 4 2006 Deportes 97 BALONCESTO El Madrid fuerza el match ball El CSKA Moscú espera ya a uno de los españoles en la Final Four REAL MADRID BARCELONA 84 78 Real Madrid (21+ 13+ 19+ 27) Sonko, Bullock (18) Gelabale (7) Reyes (2) Hamilton (22) -cinco inicial- -Hervelle (20) Rakocevic (8) Scales (7) Sonseca y Fisher. Winterthur Barcelona (17+ 19+ 20+ 21) Williams (6) Basile (15) Thorton (9) Fucka (7) Marconato (5) -cinco inicial- -Navarro (21) Kakiouzis (4) Trías (4) De la Fuente (5) Cota (2) y Marc Gasol. D. P. MADRID. El CSKA de Moscú, que ayer ganó en la pista del Efes Pilsen (71- 75) deberá esperar hasta el próximo jueves para conocer su rival en la semifinal de la Final Four, después de que el Real Madrid (75- 68) empatara la eliminatoria ante el Barcelona. Comenzó el Madrid muy animoso. Muy activo y con parámetros desacostumbrados. Los puntos llegaban por dentro y los lograba un motivado Hamilton. Ocho tantos suyos en el cuarto inicial, más cinco de Hervelle, sirvieron de trampolín: 21- 17 (m. 10) Hamilton (12) y Hervelle (7) siguieron entre los máximos anotadores del Real Madrid, escoltando a Bullock (8) Los blancos no estaban siguiendo su guión habitual. Eso puede ser bueno, si es voluntario; pero malo si es porque te obliga el rival. Mientras el Madrid debía trabajar duro para hacerse un hueco cerca de los aros, Navarro y Basile anotaban con facilidad. Dos acciones del italiano ayudaron a empatar (21- 21) y dos triples del español pusieron a los azulgrana al frente (30- 31) Y por delante se presentaron en el descanso: 34- 37. Durante el tercer cuarto, los blancos TAU VITORIA PANATHINAIKOS 83 79 TAU Vitoria (23+ 19+ 25+ 18) Prigioni (3) Travis Hansen (21) Jacobsen (10) Scola (20) Splitter (17) -cinco inicial- -Erdogan (11) Ukic, David, Sergi Vidal (3) David y Chalmers. Panathinaikos (17+ 18+ 25+ 19) Lakovic (14) Hatzivrettas (7) Dimantidis (6) Tsartsaris (3) Batiste (8) -cinco inicial- -Spanoulis (20) Tomasevic (13) Scepanovic, Alvertis (8) y Papanikolau. El TAU se la tendrá que jugar en el infierno griego RAMÓN URBINA VITORIA. El TAU lo consiguió. Se impuso al Panathinaikos (85- 79) y el miércoles que viene se la jugará en Atenas. Por este lado del cuadro reina la incertidumbre. Igual que los baskonistas forzaron el tercer encuentro, el Olympiacos hizo lo propio ante el Maccabi (76- 70) y deberá regresar a Tel Aviv a intentar el milagro. La igualdad resultó extrema en el Buesa Arena. A cuatro minutos de la conclusión los griegos estaban ahí, a dos puntos (74- 72) tras un triple de Spanoulis. Jacobsen y Hansen aportaron la tranquilidad: 80- 74, después de un enceste desde 6,25 del segundo. Sólo restaban dos minutos y las gradas del Buesa Arena comenzaban a celebrar el triunfo, pero el Panathinaikos es hueso duro de roer. Con una defensa durísima acertó a volver a echar el aliento en las nucas alavesas. El 82- 79 a un minuto de la conclusión sembró la alarma en Vitoria. Afortundamente, desde los tiros libres Hansen (1) y Erdogan (2) decidieron. Scales entra a canasta ante la oposición de Navarro recuperaron en parte su rumbo. Los puntos empezaron a llegar por fuera. Bullock, pese a llevar cuatro faltas, se colocaba con 16 y alcanzaba a Hamilton. Sin embargo, Basile (15) compensaba la vena anotadora del madridista, pero en el concepto de equipo, la defensa barcelonista superaba a la local. Y la diferencia no sólo no disminuyó, sino que creció levemente: 53- 57 (m. 30) AFP Necesitaban los blancos un revulsivo y lo propició Hervelle. Con un triple empató (61- 61) y con su garra y fe arrastró a su equipo. Se lo creyeron sus compañeros y poco a poco fueron abriendo la brecha (73- 68) y forzaron el desempate, que se disputará el jueves próximo en Barcelona, aunque antes, este domingo, se verán de nuevo las caras en la Liga ACB. BADALONA. El club badalonés, durante muchos años el segundo equipo español incluso por encima del Barcelona, ha pasado por una dura etapa de transición desde que ganase la Copa de Europa en Tel Aviv. Allí acabó una brillante trayectoria continental de los verdinegros, que en los últimos años han deambulado por competiciones como la Copa Saporta o la ULEB sin llegar a disputar final alguna. Atrás quedó la famosa Copa Korac de 1981 en el Palau Blaugrana frente al Carrera de Venecia, con la portentosa canasta de Joe Galvin, Manel Comas en el banco y un imberbe Jordi Villacampa en edad junior. Y la de 1990, de la mano de Pedro Martínez, al derrotar a doble partido al Scavolini italiano. Pero su mayor logro llegó en 1994, en Tel Aviv, donde tras dejar en la cuneta al Barcelona, que dirigía el actual técnico verdinegro, Aíto García Reneses, el Juventud tocaba el cielo al vencer al Olympiacos griego de la mano de Zeljko Obradovic y con la portentosa muñeca de Corny Thompson. Ha pasado más de una década y el club badalonés parece reverdecer lau- Doce años después de ganar la Copa de Europa, el Juventud regresa a una final continental. Aspira a la FIBA Cup, un torneo casi clandestino que puede devolverle a la elite Programa Semifinales (07- 04- 06) Khimki (Rus. -San Petersburgo (Rus. (1) Kiev (Ucr. -DKV Juventud (19.45) (2) 3 y 4 puestos (09- 04- 06) Perdedor 1- Perdedor 2 (15.00) Final (09- 04- 06) Ganador 1- Ganador 2 (17.45) mkhi y Dinamo de San Petersburgo, ambos rusos, dirimirán la otra semifinal. El equipo verdinegro llega a esta Final Four sin uno de sus estadounidenses, Aloisius Anagonye, con una fractura en la tibia derecha. Su sustituto, Randy Holcomb, un ala- pívot de 2,02, estará con el equipo, si bien no podrá jugar al no estar inscrito previamente en la competición. La experiencia de hombres como Bennett, Mumbrú o Betts, unida a la juventud de Marcelinho y de su gran estrella, Rudy Fernández, son las principales bazas con las que el equipo de Aíto piensa volver a Badalona con el ansiado trofeo, que devuelva a la Peña a un puesto de privilegio en el panorama europeo que nunca debió perder. Regreso de incógnito TEXTO SERGI VILLAGRASA reles. Actualmente es el equipo más en forma de la Liga ACB, su juego es admirado por todos y su cantera vuelve a dar los frutos que los últimos años o escaseaban o no se supieron aprovechar. El exigente aficionado de Badalona acude de nuevo ilusionado al pabellón, aún sin alcanzar ni de lejos los 12.000 socios de la temporada 90- 91. Pero el camino parece, al fin, el correcto. Y ahora, casi de puntillas, retorna a una Final Four. La FIBA Cup es una competición menor, la tercera en importancia en el panorama continental, con escasísima proyección y poquísi- mo atractivo. Casi ni en Badalona se han enterado de lo que ha ido pasando. Pero para la Peña, aunque se haya conseguido de incógnito supone un peldaño más en el camino que pretende reeditar los viejos tiempos. Además, un título nunca se desprecia y los verdinegros se presentan como los grandes favoritos. Aíto lo explica de maravilla: Paso a paso, el objetivo es volver a estar lo más arriba posible y ese camino pasa también por esta cita El caso es que hoy el Juventud se enfrenta al BC Kiev de Ucrania buscando un puesto en la final del domingo. Ki-