Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 7 4 2006 Espectáculos 65 VIERNES DE ESTRENO Bienvenido a casa La cana de Peter Pan España, 115 m. Director: David Trueba Intérpretes: Pilar López de Ayala, Alejo Sauras, Ariadna Gil E. RODRÍGUEZ MARCHANTE in duda se trata de una comedia. La trama, las situaciones, los personajes... Todo está pintado con una manita ligera de comedia. El guión, los diálogos, el tono y el timbre de puesta en escena... comedia pura. Y son muchas las ocasiones en las que te ríes como una hiena con las cosas de... ¡Qué bien lo hace siempre Jorge Sanz, aunque digan que si habla tal o habla cual, cuánto llena siempre sus personajes y con cuánta sencillez y gracia! O sea, lo que se entiende por comedia... Pues, si eso es así, ¿por qué extraño motivo esta película te pega al paladar un grumoso amargor, un pesar, una profunda tristeza por esos personajes en descomposición y tan encanallados como desvalidos? David Trueba tiene la soltura de esbozar un dibujo ingenuo y atravesado de maldad y bondad de sus personajes y de los ambientes que los rodean. La gama es tan extensa como fácil de describir: desde la pureza absoluta (ella, Pilar López de Ayala) hasta las más envilecidas existencias, como las que divertidamente caricaturiza Trueba en esos redactores de una revista que forman un particular y patéticamente divertido zoo humano. Aunque todo esto es aderezo de lo esencial, el aliño que utiliza Trueba para adornar el sabor de su idea, que no es exactamente de comedia: la responsabilidad, el tiempo que corre más que tú, la madurez, la paternidad, el desequilibrio entre lo que das y lo que se te llevan, el peso aquí, y aquí... El aire, que hay que repartirlo porque, como el champán, no sirve para beberlo solo, o en soledad... El modo en que la película (su director) mira el paisaje que tiene delante es enternecedor, a pesar de las profundidades en las que manosea. El fotógrafo que interpreta Alejo Sauras y la dulce violonchelista que compone Pilar López de Ayala sitúan la historia en un lugar de la balanza, mientras que el resto de personajes se cuelgan de la otra, y de ese juego de equilibrios ha de sacar el espectador sus conclusiones: entre risas, pero no despojadas de amargura. Hay escenas casi intolerables, como esa velada de furia entre la joven pareja y sus abrasivos compañeros de redacción; hay también mezcla insana de humanidad, patetismo y sarcasmo en personajes como el que interpreta Juan Echanove o Ariadna Gil, Concha Velasco o Javivi; hay impudor en el modo con el que David Trueba encuentra soluciones de guión a la fidelidad del protagonista o a la soledad del crítico... Hay un montón de virtudes en la película y unas buenas, graciosas y tristes interpretaciones por parte de un bien elegido reparto. Y está esa inenarrable presencia de Pilar López de Ayala, que siempre impone limpiamente el centro del plano y cuyo aliento y encanto es tan sutil, fresco e hipnótico como el de un fuelle en la brasa. S Pilar López de Ayala y Alejo Sauras, en una imagen de la película ABC David Trueba regresa a la gran pantalla esta vez con una comedia, Bienvenido a casa en la que retrata el difícil paso de la juventud a la madurez. Para ello ha contado con un reparto de lujo: Alejo Sauras, Pilar López de Ayala, Juan Echanove, Ariadna Gil, Jorge Sanz y Concha Velasco El amor y uno más TEXTO: SUSANA GAVIÑA David Trueba ha cambiado de registro en su cuarto filme como director, del que también es guionista. Del drama de Soldados de Salamina inspirado en el libro de Javier Cercas, ha pasado, sin hacer escalas, a la comedia en su última película, Bienvenido a casa Quería reírme y hacer reír reconoce. En ella recrea el difícil tránsito de la juventud, sin mucho equipaje, a la madurez donde éste comienza a adquirir cierto volumen: el compromiso de vivir en pareja, poniendo contra la pared el misterio del amor; a lo que se suma un embarazo inesperado. Es ahí cuando Samuel y Eva, la pareja protagonista, comienzan una carrera contrarreloj que durará nueve meses. Ambos se enfrentan, con miedo, a las nuevas responsabilidades y, sin darse cuenta, entran de bruces en la madurez. Para ello cuentan con la inestimable ayuda de su círculo de amigos, un grupo de freaks que emergen del fondo de la redacción de una revista, a cada cual más cínico y frustrado. David Trueba, padre de dos hijos de corta edad en la vida real, reconoce que ha tardado varios años en poder reflejar su propia experiencia con cierta distancia. Recuerdo que el nacimiento de mi primer hijo coincidió con el estreno de mi primera película, La buena vida y que mi mayor preocupación entonces fue que si no tenía éxito, mi hijo tendría un padre fracasado Para esta película, Trueba se ha rodeado de un magnífico reparto. Alejo Sauras Los Serrano y Pilar López de Ayala Juana La Loca interpretan a Samuel y a Eva. El trabajo de Alejo, uno de los actores fundamentales de nuestro cine, ha sido intensivo- -afirma el cineasta- -porque aparece en casi todas las secuencias. Pero su papel es sobre todo el de mirar y escuchar a He querido los otros personajes, hacer una sobre los que recae el comedia pa- verdadero peso de la historia De López ra reírme y de Ayala, reconoce hacer reír su intención de rescaconfiesa Da- tarla del cine de épovid Trueba ca y acercarla a nuestros días para entregársela a los espectadores en otro tipo de registro, un personaje de comedia italiana, de comedia sentimental Ariadna Gil vuelve a repetir con el director- -es su tercera colaboración- y forma parte de ese grupo de freaks aunque quizá Trueba, dentro de ese retrato nefasto que dibuja de la profesión periodística, le ha salvado de la quema pues se lleva la mejor parte: interpreta a una periodista de sucesos que va más allá de lo que le piden sus jefes para descubrir la verdad Sin embargo, en lo personal es una mujer que se esconde de- trás de una máscara de cinismo, pues tiene muy claras su prioridades El reparto coral lo completan un periodista de deportes (Jorge Sanz) más interesado por los coches y las faldas que por el pulso de la noticia; el especialista en economía (Julián Villagrán) enemigo acérrimo del capitalismo y el más pesimista de todos; un frustrado cantautor que lleva la sección de música (Javivi) y el único defensor de la vida familiar; y un cronista del corazón sin escrúpulos (Santiago Segura) Por su parte, Juan Echanove interpreta quizá al personaje más freak y tierno del filme, un crítico de cine ciego. Y no, no es una venganza de Trueba hacia este sector. La realidad siempre supera a la ficción- -matiza- Y los críticos de cine me caen bien, especialmente los que me tratan bien. Cuando me quiero meter con alguien se nota, y en esta película hay pruebas claras de ello Confiesa que tampoco ha querido ridiculizar al gremio periodístico, porque seguro que hay redacciones peores a la que yo retrato Por último, el reparto lo cierran Concha Velasco, que interpreta a una madre posesiva; Carlos Larrañaga, como director de la revista; mientras que la actriz colombiana Juana Acosta, un cóctel de ingenuidad y sensualidad a partes iguales, es quien deberá poner a prueba la fidelidad de Samuel.