Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 7 4 2006 Espectáculos 61 New Line compra los derechos Rodaje en París Hollywood ficha a Torrente La compañía New Line, rama independiente del conglomerado mediático Time Warner, y una importante productora estadounidense, ha comprado los derechos para realizar una nueva versión de la película de Santiago Segura Torrente No es la primera vez que Hollywood se fija en el casposo detective, ya que Oliver Stone mostró su interés en el personaje. Según las revistas Hollywood Reporter y Variety, Mike Bender y Doug Chernack trabajan en un guión de esta nueva película. Michelle Williams, protagonista del nuevo trabajo de Woody Allen La actriz estadounidense Michelle Williams, candidata al Oscar por Brokeback Mountain será una de las protagonistas de la próxima película de Woody Allen, cuyo rodaje será en París. En la película, Michelle Williams tendrá un papel estelar en una historia sobre la vida de los jóvenes estadounidenses en París que todavía no tiene título, según la revista estadounidense Hollywood Reporter. Tirante el Blanco Volver... por el mal camino España, 2005 Director: Vicente Aranda Intérpretes: Caspar Zafer, Esther Nubiola, Leonor Watling, Ingrid Rubio FEDERICO MARÍN BELLÓN labado nada menos que por el ingenioso hidalgo, quien no fue nunca el mejor amigo de las cámaras, Tirante el Blanco es conducido al fin ante los ojos vagos del público moderno. Y lo hace de la mano de otro personaje único, un caballero a punto de cumplir los ochenta pero capaz de manejar un presupuesto desconocido por estas tierras. Batallas no han faltado en la carrera de Vicente Aranda, por lo que alguno verá amenazadores gigantes donde no hay ni molinos, ni viento. Y si al crítico no le gusta la película, no hay que dramatizar ni buscar el rastro del entuerto. De entrada, no era fácil agarrar el novelón y desnudarlo hasta el centenar de páginas, aunque conociendo ciertos antecedentes, el criterio es tan sencillo como seleccionar los párrafos más venéreos, pasarlo por las intrigas palaciegas de puntillas (quiera el cielo que no aparezca aquí la errata) Luego están las batallas, pocas y deslucidas y cierta vocación retadora hacia el moro, a quien no se cansan de llamar perro, por fidelidad al texto y por si la provocación surte efecto. Pero no es éste el principal reclamo de esta caricatura, sino la alegría en el manejo del vestuario. En este capítulo, claro, la más joven trabaja a destajo, hasta el punto de que Esther Nubiola descuida otros aspectos. Caspar Zafer, inexpresivo pelele de los acontecimientos, ve pasar las escenas sin arrancar del público otra cosa que no sean risas. Memorable resulta que, impedido de las dos piernas, más tirante que nunca, el muchacho es agarrado cual ariete por un equipo de mamporreros, con ánimo fertilizador. O su batalla contra el infiel Rafael Amargo, de la que sólo se puede contar que el peor resultado para los contendientes es morir arrodillado. Por fortuna, el resto del reparto tiene oportunidad de brillar, en especial sus mujeres, aunque Victoria Abril (la Maura de Aranda) doble de pecho incluida, lidia con el papel de villana sin más motivos que su viudedad. No todos pueden volver con la misma fortuna. A Lucy Liu y Josh Hartnett, en una escena de la película El guapo, su chica, el feo, el malo, el jefe, el rabino y el asesino a sueldo: El caso Slevin ABC MADRID. Sir Beng Kingsley de rabino y el señor Morgan Freeman en plena forma de jefe total. Una angelita de Charlie y el tipo más duro de la jungla de asfalto: Bruce Willis. Si a ello le añadimos una cara bonita- -Josh Hartnett (uno de los dos guaperas que pusieron en jaque a los japoneses en Pearl Harbour tenemos caso: Slevin Hoy llega a la gran pantalla otra de mafiosos, que arranca cuando Slevin (Hartnett) descubre que su chica le engaña en la cama con otro. Para olvidar la jugarreta, emigra de Los Ángeles a la ciudad de los rascacielos. En Nueva York, Hartnett se instala en el apartamento de su amigo Nick Fisher. Y se desliza sin frenos hacia la cueva del ogro: allí cohabitan los dos mafiosos más temidos y respetados a partes iguales: el Rabino Kingsley y el Jefe Freeman. Enemigos irreconcilibales tras unos tiempos de buenas amistad, ambos viven en dos palace- ABC sombra Alatriste (veinte millones cuesta la de Díaz- Yanes) esta coproducción angloespañola se grabó durante catorce semanas en España, Sicilia y Turquía. Y cumpliendo el requisito clave: La he rodado en inglés porque es lo primero que hay que hacer para alcanzar mercados amplios. Subvenciones y, sobre todo, productores audaces- -diagnostica el director- -es lo que le falta al cine español Aranda, que planea adaptar la novela erótica Luna caliente recordará el rodaje con cierta amargura, porque hemos tenido que derribar muchas vallas, y con la impresión de que nunca he sido tan querido. A mitad de los rodajes la gente se pierde en el laberinto. Esta vez no. Nos unía la sensación de que estábamos haciendo algo excepcional ¿Es o no importante la virginidad? Tal es el interrogante que Aranda plantea tes, uno enfrente del otro. Llevan dos décadas sin pisar el asfalto, atrincherados, víctimas de su propia paranoia. Para vengar el asesinato de su hijo, el Jefe planea matar al hijo del Rabino. Pero ello provocaría una guerra sin cuartel. Freeman decide contratar a un matón a sueldo (Willis) que se encargará de buscar un perdedor que le deba mucho dinero al Jefe, lo cual le obligará a liquidar al hijo del Rabino. El elegido es el amigo de Slevin: Nick Fisher. Mientras tanto suena el timbre en el apartamento de Slevin: es Lucy Liu (Lindsay) con la típica excusa de la vecinita que no tiene azúcar en casa. Luego, un par de matones confunden y toman a Slevin por Fisher y lo conducen ante el Jefe, que le liquidará su deuda si él liquida al hijo del Rabino, pero los hombres de éste toman a Slevin y lo conducen ante Kingsley. ¿Qué pergeñarán Hartnett- -el guapo- -y su chica- -Liu- -para salir de tamaño laberinto?