Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Espectáculos VIERNES 7 4 2006 ABC VIERNES DE ESTRENO 17 de mayo Encuesta Vincent Cassel será el maestro de ceremonias del Festival de Cannes Vincent Cassel será el maestro de ceremonias de la gala de apertura del Festival de Cine de Cannes, el próximo 17 de mayo, según la dirección del certamen. Cassel, quien ejerció estas mismas tareas hace tres años, será el encargado en 2006 de recibir al presidente del jurado, el director Wong Kar Wai, y a los miembros de su equipo; igualmente, animará la ceremonia de clausura. Ricardo Darín es el actor más popular del cine argentino Ricardo Darín es el actor más popular del cine argentino, según una encuesta realizada entre unas 15.000 personas en aquel país. Darín conquistó el 78,3 por ciento de los votos y una de sus películas, Nueve reinas resultó la más recordada, a pesar de que fue estrenada hace unos cinco años. Tras Darín aparecen Diego Peretti, Norma Aleandro y Héctor Alterio. Tirante el Blanco reúne en Bizancio a Vicente Aranda con su musa, Victoria Abril Leonor Watling, Ingrid Rubio y Esther Nubiola mueven, desde sus alcobas, los hilos del imperio b La coproducción angloespañola, A TENER EN CUENTA Tirante ingresa en el top ten de las películas más caras del cine patrio con sus catorce millones de euros de presupuesto. Sólo la supera Alatriste aún por estrenar, con veinte millones. Las protagonistas lucen estoicamente vestidos de hasta doscientos kilos de peso. Yvonne Blake, hiperrealista directora de Vestuario, ponía cubertería de plata en los cajones para crear ambiente. Es como Visconti dice Abril. Todas las féminas de la cinta son españolas, a excepción de Jane Asher (Emperatriz) Ellos, salvo Amargo, son ingleses. menos) feroces mercenarios catalanoaragoneses almogáraves Éstos, con Tirante a la cabeza (trasunto del estratega Roger de Flor) y cuchillo carnicero en mano, son contratados por el emperador para zumbarles la badana a los turcos que asedian Constantinopla. Claro que Aranda prefiere no embarrarse en el campo de batalla y vira su escuadrón de cámaras hacia la retaguardia; esto es: hacia las alcobas de la corte de Bizancio, baluarte de la cristiandad... y del virgo de una princesa. ¿Es o no es importante la virginidad? Ése es el interrogante que lanzo. Busco un público que se rebele, que dialogue con el mensaje de la película expone el realizador. Y es que Tirante es tan invencible como indiscutible su condición de plebeyo; que la heredera Carmesina (Esther Nubiola) le entregue la corona- -entiéndase su virginidad- -resulta a ratos tan temerario como hacer lo propio con Mohamed III (Rafael Amargo) Gran Soldán de los turcos, que ofrece una solución pacífica por la vía marital. Es en estos andurriales político- amorosos en los que entra en juego la cua- basada en la novela de caballerías de Martorell, ha costado catorce millones de euros y se estrena con un lote de 263 copias P. G. MAHAMUD MADRID. Cuenta Vicente Aranda con un aval en esta vigésimo tercera cabalgadura que no es el de su productor, Enrique Viciano, ni el desorbitado presupuesto que le arropa (unos 14 millones de euros) ni la probada solvencia de su póquer de actrices: Tirante el Blanco es la única novela de caballerías que Don Quijote, y por ende Miguel de Cervantes, salva de la quema. Dígoos verdad, señor compadre, que, por su estilo, es éste el mejor libro del mundo sentencia el ingenioso hidalgo) Con la personal adaptación de la novela del valenciano Joanot Martorell (1490) el director catalán saborea, de un lado, la guinda a una (inesperada) trilogía histórica- El éxito de Juana la Loca me llevó a hacer Carmen y el de ésta hasta aquí cuando yo pensaba hacer sólo un díptico. Ahora voy a tentar otras cosas. Padezco el síndrome de Ray Charles si algo tiene éxito lo abandono confiesa- Del otro, paladea un anhelo largamente acariciado: Descubrí con sorpresa Tirante en los sesenta, siendo yo un lector impenitente. Desde entonces fue un proyecto constante, que se desvanecía para resucitar siempre. Ahora, el verdadero descubridor de la novela es Vargas Llosa, que la definió como total Tirante el Blanco que no el Blando hui de la dimensión épica del personaje, de la máquina de matar. Quería al hombre cercano, enamorado defiende Aranda a su criatura, encarnada en el británico Casper Zafer- narra las hazañas de los (cuanto Nubiola y Zafer, Carmesina y Tirante, en una de las numerosas escenas de cama drilla de cortesanas que comanda Victoria Abril (Viuda Reposada) Han pasado siete años desde la última vez que Vicente y yo trabajamos juntos, pero para mí es como si sólo hubiesen sido siete meses. Le he encontrado más aragonés y todavía más inasequible al desaliento que cuando le conocí hace treinta años comenta la actriz. Es que hacer películas es una cosa desmesurada y hay que tomárselo así replicó el aludido este miércoles en Madrid durante la presentación de la cinta, que se estrena con 263 copias. Leonor Watling (Placerdemivida) e Ingrid Rubio (Estefanía) mueven los sedosos hilos del imperio enredando por las alcobas; le aporreamos los oídos a la princesa Carmesina traducen a versión coloquial. Para Watling, que ha rodado con Bigas Luna Son de mar y Almodóvar Hable con ella Aranda supone un gratificante revés: Siempre ha trabajado con directores que se metían mucho en la interpretación de los personajes. Él en eso no interfiere; asume que como profesional vas a hacer bien tu labor Diana de la fijación carnal de Aranda ha sido esta vez Carmesina, álter ego de Esther Nubiola. Para los desnudos no soy pudorosa subraya la principiante. El director niega chistoso la mayor: Nunca he sido demasiado explícito, pero lo parece. Ocurre que el erotismo vinculado a la emoción es una bomba. En Amantes todo el mundo vio a Victoria desnuda por delante, pero la fotografiamos por detrás Con un presupuesto al que sólo hace