Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 7 4 2006 Internacional 27 Villepin no cede a las protestas callejeras y se niega a dimitir b Tras el diálogo de sordos entre El Senado estadounidense llega a un acuerdo sobre la reforma migratoria Permitirá regular la situación de buena parte de los 11 millones de ilegales b Este compromiso ha supuesto las principales centrales sindicales y los diputados, la sesión de trabajo con las organizaciones estudiantiles ha fracasado en Francia JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Dominique de Villepin, primer ministro, no dimite. El movimiento sindical y estudiantil contra el Contrato Primer Empleo (CPE) prosigue su contestación e insiste en su ultimátum. Los diputados de la Unión por un Movimiento Popular (UMP, gubernamental) continúan entrevistándose con sindicalistas, patronos y estudiantes. A la espera del proyecto de ley que debiera enterrar la promulgada aunque difunta ley del CPE, las espadas siguen en alto. Tras el diálogo de sordos entre las principales centrales sindicales y los diputados de la UMP, la sesión de trabajo con las organizaciones estudiantiles también ha sido un fracaso. Bruno Julliard, líder de la Unión Nacional de Estudiantes de Francia (UNEF) declara: El Gobierno está jugando una carrera contra reloj y está intentado que la movilización se pudra. Se equivoca. En su día, lanzaremos un llamamiento a la escalada de protesta un cambio de perspectiva sobre lo que se dio a conocer el pasado miércoles cuando todas las negociaciones parecían agotadas JOSÉ LUIS DE HARO SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Las diferencias parecían irreconciliables, pero en el último momento un grupo de senadores republicanos y demócratas alcanzaron un acuerdo sobre la polémica reforma de la ley de Inmigración, que podría otorgar la ciudadanía y el permiso de residencia a gran parte de los 11 millones de inmigrantes ilegales que residen en Estados Unidos. Según anunció el senador republicano por Arizona John McCain, el presidente de EE. UU. apoya plenamente este compromiso y se mostró satisfecho de que los demócratas y republicanos hubieran trabajado juntos. De todas formas, Bush dio a entender que aún quedan algunos detalles por matizar y animó al Congreso para que trabaje duro y consiga que la ley salga adelante Este acuerdo ha supuesto un cambio de perspectiva sobre lo que se dio a conocer el pasado miércoles, cuando todas las vías de negociación parecían agotadas. El principal punto de conflicto residía en el deseo de poder dar una oportunidad a gran parte de los 11 millones de ilegales sin que eso supusiera una amnistía para la delincuencia migratoria. Los republicanos más extremistas veían esta decisión como una puerta abierta para el vandalismo y un temor para la seguridad del país. Aunque los detalles finales no se dieron a conocer ayer, el pacto incluirá un programa para trabajadores temporales, como quiere el presidente Bush. Esta propuesta requerirá que los ilegales que hayan estado trabajando entre Lewis Libby acudía a declarar al tribunal el pasado mes de noviembre AFP El inculpado en el espiagate afirma que recibió el visto bueno de Bush J. L. H. NUEVA YORK. Lewis Libby, el que fue máximo ayudante del vicepresidente de EE. UU. Dick Chenney, dijo a los fiscales que estudian el caso sobre la filtración a la prensa de la identidad de una agente secreta de la CIA, que el presidente Bush autorizó la filtración a los medios de información desde los servicios de Inteligencia en torno a Irak. Prudente optimismo Laurence Parisot, presidenta del Movimiento de las Empresas de Francia (patronal) que nunca defendió abiertamente el CPE, se declara tímida y prudentemente optimista: Estamos entrando en una fase de moderación. Quizá esté llegando el momento que el país vuelva a la normalidad Por su parte, Dominique de Villepin salió ayer al paso de la marea negra de las especulaciones, que lo daban por dimitido sin remedio en la noche del martes. Rodeado de varios ministros fieles, Villepin intentó ayer retomar el liderazgo de la acción gubernamental, presentándose como el primer responsable de la lucha nacional contra el paro Durante el primer mes y medio de la crisis, Villepin repitió en todos los foros su disposición a mejorar su CPE, para mejor defenderlo. Promulgada la ley, pero automáticamente anulada por orden presidencial, Villepin adopta ahora un nuevo tono: Negociemos. Escuchemos todos los puntos de vista. Llegado el momento, tomaré la decisión que se imponga Esa retórica altiva deja en suspenso la eventual salida de la crisis. Durante todo el día de ayer, diversos movimiento anti CPE protagonizaron acciones de protesta, perturbando el funcionamiento de algunas líneas de ferrocarril. Según se podía leer en un informe en poder de la Fiscalía, antes de ser inculpado en el caso, Libby declaró ante el gran jurado que Cheney le dio permiso para pasar dicha información a la prensa, bajo previa autorización del presidente George Bush. En el escrito afirma que esta orden dio lugar a la conversación entre el propio Libby y la por entonces periodista del New York Times Judith Miller. En ningún momento se da a entender en el informe fiscal que Bush o Cheney dieran permiso para revelar la identidad de la agente de la CIA, Valerie Plame. Tanto Bush como Chenney habrían animado a Libby a ser la fuente secreta para los medios. dos y cinco años en Estados Unidos regresen a sus países de origen por un corto periodo de tiempo, para regresar a EE. UU. como trabajadores temporales. Más tarde, podrán optar a la ciudadanía. Aquellos inmigrantes que hayan permanecido de forma ilegal por un periodo superior a cinco años no tendrán que regresar a sus países de origen, pero deberán pagar una multa para poder acceder a la ciudadanía. Sin embargo, los que hayan permanecido menos de 24 meses ilegales en el país deberán regresar sin asegurarse la vuelta a Estados Unidos. Más seguridad Se tiene previsto que la reforma final otorgue mayor seguridad a los puestos fronterizos del país, regule la afluencia de inmigrantes que deseen entrar en Estados Unidos y legalice la situación de millones de hombres, mujeres y niños que residen ilegalmente en el país. Conseguimos alcanzar un acuerdo a medianoche del miércoles aseguró Bill First, el líder de la mayoría en la cámara. Por su parte, el senador Harry Reid, líder demócrata en el Senado, asintió pero quiso dejar claro que el acuerdo todavía no ha sido refrendado. Aun así, el republicano Arlen Specter, presidente del Comité Judicial del Senado, afirmó que este compromiso representa una opción preferible a quedarse sin ley