Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional VIERNES 7 4 2006 ABC CASTRO SE MUERE os servicios de Inteligencia afirman que Castro está muy grave y que le queda poco tiempo de vida. Aunque uno no debe creerse todo lo que dicen los servicios secretos, la inusual ausencia pública del comandante en los últimos tiempos apoyaría la idea de que está en fase terminal. Sea como fuere, la realidad es que las cancillerías de medio mundo se han puesto, frenéticas, a elaborar planes de contingencia para el día siguiente. También la nuestra. El entorno del ministro Moratinos querría encabezar la reflexión sobre la transición cubana. Uno de los cerebros de la diplomacia española sobre este teRAFAEL ma parece ser- -o queBARDAJÍ rer ser- -nuestro embajador en La Habana, quien ha hecho llegar al ministro español un larguísimo telegrama con sus ideas de lo que debe ser la política española hacia la Cuba de los últimos días de Castro. Los casi ciento cincuenta puntos de Carlos Alonso Zaldívar se pueden resumir fácilmente en dos: uno, el principal adversario de los intereses españoles en la isla es Estados Unidos, no la dictadura de Castro; y dos, convendría que España pusiera en práctica una política antiamericana, alimentando incluso las fuerzas antiimperialistas del interior de la isla para, llegado el momento, hacer más difícil la penetración americana en Cuba. Es malo que el embajador español en Cuba- -alguien que en plena Guerra Fría defendía guardar la equidistancia estratégica entre Occidente y la Unión Soviética- -no entienda el peso de la geografía y la proximidad de la isla a la potencia más dinámica del mundo actual, los Estados Unidos, frente a la que España como amigo podría hacer mucho, pero como enemigo, la línea de su actual Gobierno, no puede hacer nada. Pero es mucho más grave la deriva moral que le lleva a alinearse con los antidemócratas y totalitarios. La libertad en Cuba es un fenómeno imparable y serán los propios cubanos quienes juzguen a Zaldívar y la línea política que quiere para el Gobierno español y que ya ha llevado, de hecho, a que nuestros principales aliados sean ahora Castro y Chávez. Ahora bien, como la Historia nos enseña, la transición a la democracia en la cuba post Castro difícilmente seguirá los esquemas que se hagan desde despachos oficiales o universitarios. La realidad es siempre mucho más compleja y rica. Hay que evitar ideas rígidas y pensar que los verdaderos actores del cambio son ya hoy caras conocidas. Por eso es muy importante que, en contra de lo que defiende el Gobierno español a través de su embajador ante Castro, las democracias liberales apoyen a quienes están dentro de la isla sufriendo el régimen totalitario cubano. Hay que alimentarles y defenderles porque ellos, quienes viven hoy en Cuba, serán los auténticos protagonistas. Pero hay que apoyar a los buenos, no a los malos. Que no nos confunda Zaldívar. L El primer ministro, durante su comparecencia ayer ante la prensa en el Palazzo Chigi, de Roma AFP Berlusconi convierte Italia en un reality show en torno a su persona El premier solicita a la ONU y a la OSCE que vigilen los comicios b El magnate de la televisión acusó a la prensa, a la izquierda, a los jueces y a la banca de conspirar para instaurar una dictadura en Italia JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. Desde que Silvio Berlusconi firmó en televisión su contrato con los italianos en el año 2001, la mayor parte de sus promesas han sido olvidadas, pero el magnate de la publicidad y la televisión comercial ha logrado convertir Italia en un reality show en el que él interpreta el papel de protagonista. La entrega de ayer era como una vieja película de indios y vaqueros. El polémico primer ministro denunció los ataques de la prensa, la magistratura, la gran banca y los comunistas Aseguró estar rodeado de enemigos peligrosos y, para salvar la democracia en su país, pidió ayuda a los inspectores de la Organización de Naciones Unidas (ONU) El blitz antidemocrático de la izquierda ha tenido éxito, y se está realizando el ensayo general para una dictadura denunció ayer en el programa El Gran Político del canal de noticias Sky TG 24, antes de revelar que el proyecto de la izquierda se integra con la estrategia de los grandes grupos económicos y de los grandes bancos, y por eso todos los periódicos se ponen de acuerdo en los títulos Es posible que el complot sea incluso internacional, pues el martes llamó gilipollas a quienes no le voten y el miércoles coincidían los titulares en casi todos los países. El primer ministro empezó el día denunciando en una conferencia de prensa a los magistrados infames que le persiguen llevándole a los tribunales. El caso del abogado británico David Mills, quien presentó- -quizá falsamente- -a su asesor fiscal un notorio ingreso irregular como procedente de un pago, por falso testimonio, a favor de Berlusconi, es el último ejemplo. Por eso, ante los corresponsales y representantes de la prensa internacional, Berlusconi afirmó: Quiero hacer una denuncia gravísima del enésimo uso político de la justicia para desacreditar, desestabilizar y atacar al Gobierno italiano... Esos funcionarios que traman, traman y traman contra el presidente del Gobierno Los medios, al banquillo Como sus furiosos ataques contra los fiscales y jueces son continuos, apenas suponen noticia. En cambio, resultó novedosa su denuncia contra las televisiones y los diarios, que amenazan la democracia hasta el punto de que es necesario pedir ayuda a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y a las Naciones Unidas, con el fin de evitar irregularidades en las elecciones generales del próximo 9 y 10 de abril, tal como ha solicitado el diputado del oficialista Forza Italia Guido Crosetto. Crosetto afirmó que el clima es preocupante, no en cuanto al posible resultado de las elecciones sino Berlusconi acusó a la prensa italiana e internacional de unirse para sacarlo del poder en cuanto a las garantías de la democracia. Por eso he pedido a Naciones Unidas que los observadores de la OSCE, presentes ya en Italia y que son dirigidos por un búlgaro, asistan a todas las operaciones electorales Según Berlusconi, los observadores tienen que venir para defendernos de estos señores (la izquierda) expertos en chanchullos y que tienen a todos los periódicos y televisoras de su parte. Tenemos necesidad de los observadores frente a los chanchullos Quien le oyese hablar pensaría estar ante un político de la oposición en un país dictatorial. En cambio, se trata del hombre más rico de Italia, propietario de las tres cadenas de televisión privadas. Y además ocupa la Jefatura del Gobierno, con el consiguiente peso sobre las tres cadenas públicas. Aparte de que la derecha tiene también inspectores en todos y cada uno de los colegios electorales, la organización de los comicios la lleva a adelante el Ministerio del Interior del Gobierno Berlusconi. Pero el show para la velada de ayer era el de solo ante el peligro -Berlusconi bajo el ataque de los partidos de izquierda, la prensa, la magistratura y la banca- que los telediarios presenciaron puntual y generosamente en un país donde, según datos del Centro de Investigaciones Sociales, el 93 por ciento de los mayores de 14 años recurren a la televisión como principal fuente de información política. No es casualidad que los políticos anuncien las noticias más importantes en los programas políticos de la noche. En Italia, las cámaras de la televisión cuentan más que las curules del Parlamento.