Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión VIERNES 7 4 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. ITALIA DESPUÉS DE BERLUSCONI LGO tiene que tener un país que ha sobrevivido a cincuenta gobiernos diferentes desde el final de la II Guerra Mundial y, en particular, al de Silvio Berlusconi, que se ha mantenido cinco años en el poder promoviendo leyes en su propio beneficio, paralizando la acción de los jueces en veinte acciones penales contra él, y entre una clase política y empresarial que ocupa el LUIS IGNACIO primer lugar PARADA en Europa en los índices de percepción ciudadana de la corrupción. Los indicadores económicos oficiales de Italia son desastrosos, pese a haber sido maquillados para que el país pudiera asumir los compromisos que llevarían a la implantación del euro. El último informe del Instituto Nacional de Estadística italiano acaba de revelar que el crecimiento del país fue nulo en 2005, tras dos trimestres de recesión, dos años de crecimiento inferior al 0,5 por ciento y con una inflación del 2,1 por ciento. Perdieron su empleo 102.000 trabajadores. La inversión privada cayó el 0,1 por ciento. El consumo creció apenas un 0,1 por ciento. La deuda pública supera el 106 por ciento del PIB. El déficit público está en un 4,1 por ciento del PIB. Como está lejos del 3, como máximo, impuesto por la UE, Italia tendrá que regularizar sus cuentas antes de 2007 para no sufrir sanciones. Los Indicadores Líquidos Avanzados (ILC) un instrumento que utiliza la OCDE para medir las expectativas y las tendencias, basado en 159 datos sobre la actividad económica revela, además, que Italia está en el nivel más bajo de los 23 países de la Organización, con una caída de tres décimas en enero. Ese algo, que explica cómo el país ha podido llegar a esta situación después de haber logrado ser la séptima potencia industrial del mundo, es la habilidad de los italianos para mantener oculto un 27 por ciento de su actividad económica. La esperanza de mantener esa anómala situación de la economía sumergida es la única razón por la que los italianos podrían mantener en el poder a Berlusconi. ¿Hasta cuándo nos durará la LOE? La LOE recién aprobada es una mala ley. No resuelve los inconvenientes de la Logse, puesto que continúa sin estimular el esfuerzo de los alumnos, no potencia la autoridad de los profesores, no garantiza a los padres la libertad de elección del tipo de educación que desean para sus hijos y condena a muerte la Religión, al no permitir su validez académica, ni que tenga alternativa. Y encima permitirá la manipulación ideológica de los alumnos a través de la nueva asignatura de Ciudadanía. Parece que ha primado más el afán de igualdad- -que no tiene por qué identificarse con la equidad- -que la libertad, la autonomía y la búsqueda de la excelencia. Por supuesto que ésta es mi opinión y que puedo estar equivocado. Pero lo que es un hecho ante el que no cabe equivocación es que ha estado aprobada tan sólo por poco más del 50 por ciento de la representación de todos los españoles. Y a pesar de que la ministra de Educación, María Jesús San Segundo, haya afirmado que es una Ley que nos va a llevar tan lejos como queramos durará sólo hasta la próxima legislatura, en la que vuelva a tener mayoría el PP. Se ha perdido una magnífica oportunidad de lograr un consenso real que termine con los vaivenes en la política educativa. Javier Castro Dono Vigo Sobre la II República Al elogiar a la II República, el presidente del Gobierno se desmarca del sentir de la mayoría de los españoles. Los que la conocieron, la sufrieron, y los que no la conocemos, no nos interesa como modelo. Por lo que nos dice la historia, que es la misma referencia que puede tener el señor presidente, aquel periodo estuvo dominado por el radicalismo y por el anticlericalismo más exacerbados, lo que motivó la pérdida del poder a la izquierda en el año 33, con las consiguientes sublevaciones de Asturias y de Cataluña, ya bajo el mando de la derecha. Un tiempo para olvidar. El señor Zapatero tiene los conceptos equivocados, que es su problema, pero el presidente lo es de todos los españoles y no puede errar de forma tan estrepitosa y tan ingenua. Si su modelo de España es el de la II República, que lo diga claramente, para que los que le voten se atengan a las consecuencias, consecuencias que vamos a sufrir todos los españoles. Yo pienso que cualquier político, sobre todo en actos oficiales, tiene la obligación de defender la Constitución, y la II República nada tiene que ver con ella. Considero que la mayoría del electorado está muy lejos de aquella España del año 31 y siguientes, una de las más negras de la Historia nacional, que fue un fracaso democrático, con sublevaciones incluidas. La España franquista, tan denostada, por lo menos tuvo un desarrollo económico que permitió la venida de la ansiada democracia. Es muy posible que si siguiéramos en la II República no existiría la Constitución, ni el señor Zapatero estaría gobernando, porque posiblemente no tendríamos democracia. Yo por lo menos deseo un Estado moderno y fuerte, que desarrolle en el presente un programa para el futuro en clara competencia con las naciones más avanzadas y que no tenga hipotecas con el pasado. Una España fuerte y solidaria, en la que todos los españoles tengan los mismos derechos y las mismas obligaciones. Sr. Zapatero, no nos dé sustos. Ramón G. de la Infanta. Madrid A Todos hemos perdido Con 189 votos a favor del Estatuto catalán y 154 en contra se consumó la reforma de la Constitución aprobada por los españoles en 1978: Cataluña es la primera nación desgajada de la nación española. El discurso de Rajoy ganó con razones y principios en defensa de la Constitución, y perdió un Rodríguez Zapatero ausente, que no abrió la boca para convencer a los españoles de la bondad del Estatuto pactado con sus amigos de conveniencia. Se trataba de una ocasión solemne y única, pero Zapatero sólo fue silencio sonoro. Sin embargo ganó por mayoría de votos a favor, aunque sólo representan el 54 por ciento del Congreso. Por lo mismo, Rajoy perdió y hemos perdido todos, incluidos los catalanes, mal representados por sus nacionalistas. Una vez más el Gobierno de Rodríguez Zapatero representa el abuso de los minorías sobre la mayoría, la sobredosis de estrategia sobre la política y el eclipse de la historia por imposición del oportunismo revisionista. Supongo que muchos votantes a favor del nuevo Estatuto saben que se ha perpetrado el principio del fin del Estado constitucional. Pero ellos tenían que acatar lo mandado y acallar su conciencia. Santiago Loval Córdoba Marbella, cortina de humo Escribe un andaluz que ha pasado largas temporadas en Marbella disfrutando de su clima, sus playas y de la hospitalidad de sus habitantes. Desde la etapa de Gil hasta la de Marisol Yagüe, la corrupción del consistorio en materia urbanística ha sido vox populi, y así lo han venido demostrando numerosas sentencias condenatorias, que han ido recayendo sobre sus ediles a lo largo de las tres últimas legislaturas. Y es que, si bien hay que ser de una candidez e ingenuidad casi extrema para desconocer que la recalificación de terrenos y los Planes Generales de Ordenación Urbanística suponen la fuente de financiación más ágil y golosa para muchos ayuntamientos, lo de Marbella era ya de república bananera. No obstante, lo que más me escama es el doblemente oportuno momento de inter- venir las competencias urbanísticas por parte de la Junta de Andalucía, y el intervalo de tiempo transcurrido desde dicho anuncio y la disolución total del equipo de gobierno municipal. Sin querer ser malpensado, ¿podría ser que a la Junta de Andalucía le conviniera hacer coincidir dicha disolución con el día exacto en que vence el plazo que impide la opción más democrática, unas elecciones municipales anticipadas como marca la ley ante un caso como éste? Así las cosas, será ahora una comisión gestora, designada por la Diputación Provincial de Málaga- -cuya mayoría es casualmente del PSOE- quien gobierne el Ayuntamiento de Marbella, ninguneando la voluntad popular de sus ciudadanos. Ahora bien, lo que acaba por dejarme perplejo es cuando observo cómo es una trama de corrupción- -que por muy escandalosa, morbosa, y presuntamente generalizada que sea no deja de ser de dimensión local- -la que desplaza y eclipsa en las portadas de muchos diarios nacionales (de España digo) de las tertulias radiofónicas y de los titulares de la mayoría de los informativos de televisión a asuntos más trascendentales y de mayor calado y calibre para el futuro del país. Carlos Díaz Romero Sevilla