Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 6 4 2006 Cultura 63 Ve la luz la novela escrita a cuatro manos por Roberto Bolaño y A. G. Porta b Consejos de un discípulo de Morrison a un fanático de Joyce de 1984, reaparece de la mano de Acantilado junto a Diario de bar también a cuatro manos DAVID MORÁN BARCELONA. Del encuentro entre los escritores Roberto Bolaño y A. G. Porta surgió, además de una larga amistad, una atípica relación literaria que cristalizó como pocas en Consejos de un discípulo de Morrison a un fanático de Joyce novela escrita por ambos autores en la que se relatan las peripecias de Ángel Ros, un joven barcelonés que reparte su amor entre la literatura, una delincuente suramericana, la vida al límite y The Doors. Más de dos décadas después de su creación, y transcurridos tres años desde la muerte de Bolaño a causa de una insuficiencia hepática, Porta se ha decidido a sacar a la luz un libro que, según explicó ayer durante la presentación del mismo en Barcelona, debía servir de sostén económico para el novelista chileno. Bolaño se la reservaba por si llegaba un momento en que su enfermedad no le dejaba escribir y ganar dinero, pero creo que ahora es el momento oportuno explicó Porta a propósito de una novela que, si bien no es ni la mejor de Bolaño ni la de Porta sí que aporta pistas suficientes para entender el desarrollo de sus carreras. Se sitúa en la esquina entre nuestros fantasmas y nuestros sueños para dejar entrever todo lo que haríamos Consejos de un discípulo de Morrison a un fanático de Joyce lleva un prólogo en el que Porta expone su visión sobre la escritura a cuatro manos y exhibe el arsenal de respuestas diferentes que era capaz de desplegar Bolaño. Cuando escribes con otro has de asumir que se trata de un trabajo mixto y que no siempre vas a estar de acuerdo en todo, pero creo que la novela refleja muy bien lo que pretendimos hacer. La firmaba en aquel momento y la firmó ahora desveló. Entre anécdotas, recuerdos a la dura vida de Bolaño- -su participación en la novela coincidió con la época en la que dormía en el suelo de la tienda de Blanes en la que trabajaba- -y reflexiones a propósito del título del libro- Joyce era un fantasma que estaba presente constantemente y Morrison funcionaba como mito y daba todo lo que necesita un personaje literario Porta aprovechó también para profundizar en la carga simbólica que el libro tiene desde la perspectiva presente. Nuestra literatura ha acabado siendo lo que prometía: una literatura de derrotados y perdedores que se enfrentan a la vida con la escritura La escritora norteamericana ayer en Madrid AMY TAN Novelista Odio la idea de best seller En Un lugar llamado Nada su nueva novela, Bibi Chen, organizadora de un viaje de doce turistas occidentales a China y Birmania, es asesinada por un sacrificio ritual. Su espíritu guiará al grupo, que sufrirá el secuestro a manos de rebeldes birmanos antes de ser tomados por mesías... TEXTO: ANTONIO ASTORGA FOTO: IGNACIO GIL MADRID. ¿Por qué un título tan nietzschiano, tan nihilista? -En realidad el nombre en inglés de mi novela es diferente al español: Salvar a los peces que se están ahogando No tendría buena sonoridad aquí, ¿no cree? ¿Qué es la nada para Amy Tan? -Algo desconocido de lo que no se puede hablar. Es el asunto del libro. Un lugar llamado Nada (Planeta) indaga en el desconocimiento de Occidente sobre Oriente, por ejemplo, cuando un expedicionario que sufre de próstata miccionará sobre una piedra tallada de significado religioso que confunde en urinario. -Mis libros nunca denuncian nada. Son cuestiones que tienen difícil explicación. Espero que no sean polémicos. Sí hay unos valores comunes en Occidente y en Oriente. ¿Hay incomunicación entre las culturas occidental y oriental? -Nuestra falta de conocimiento e ignorancia plantea problemas. Hay que hacer algo, pero ¿qué? ¿Se identifica con el espíritu de la narradora omnisciente, Bibi Chen? (Risas) Bibi Chen se parece más bien a mi madre, que creía en todo tipo de posibilidades, de caminos y de formas de hacer las cosas. Bibi es muy crítica con respecto a ciertas cosas- -racista incluso- -y yo espero no ser demasiado racista. Bibi es muy sincera y dice cosas inapropiadas. Por ejemplo, que nadie quiere leer nada sobre derechos humanos porque es un rollazo Ella expresa algo que muchos piensan, pero que nadie se atreve a decir. -El planteamiento de su relato (doce turistas norteamericanos de clase alta objetivo Birmania, donde serán secuestrados) recuerda un poco al desarrollo de los Diez negritos de Agatha Christie... ...Pero en mi libro ellos no mueren. Tiene que ver tal vez con los Cuentos de Canterbury unos son románticos, otros de la alta aristocracia. Esos relatos eran humorísticos, cómicos. -Un entrenador de perros, dos amantes, una bióloga y un psicólogo en busca de un vástago, una hipocondríaca, un plantador de bambú, dos adolescentes... ¿Dónde se inspiró para crear sus personajes? -Yo quería que hubiera niños en mi novela, porque no tienen tantos prejuicios como los adultos. Con Rupert, el adoslescente del grupo (que la tribu de los karen adopta como una especie de mesías) trato el tema de la realidad y de lo irreal. Está empezando a perder las ilusiones. Una autora con muy buena estrella Nació en Oakland (California) hace algo más de medio siglo. Sus padres emigraron de China a Estados Unidos. Vive entre San Francisco y Nueva York. Autora de siete libros (entre ellos El club de la buena estrella que le catapultó al éxito o Los cien sentidos secretos ha sido traducida a 36 idiomas. Trabaja en la adaptación de La hija del curandero a la ópera. ¿Qué necesitamos saber de Oriente Medio y del mundo islámico? -Son miles y miles de años de historia. La historia de personas y tribus es muy compleja. ¿Qué sabemos de la religión? En Oriente todas las mujeres están obligadas a llevar el chal y mucha gente piensa que los palestinos odian a todos los israelís y viceversa, pero... ¿La incomprensión ha llevado a América a devastar Irak? -Y miles de cosas. Es algo muy complejo: la creencia de que existían armas de destrucción o tal vez que eso sólo fuera una justificación. Hay gente que pide que les ayudemos, otros no. Siempre podemos concluir que esas razones eran equivocadas. ¿Se siente americana al completo? -Soy americana de sensibilidad, pero en algunas partes se malentiende lo que es ser americano. Somos habitantes de EE. UU. pero no todos tenemos el mismo punto de vista. La mayoría de mis amigos están en contra de la política de Bush. Pero yo no estoy en contra de mi país. ¿Se considera una best sellerista? -Odio esa descripción de best seller. No tiene nada que ver conmigo. Es puro márketing. Yo no soy así. Desde un punto de vista más egoísta me parece que la idea de best seller se asocia a una mala calidad literaria. Si yo escribo un libro que no es un best seller en el futuro, ¿qué quiere decir? ¿que soy una peor escritora? ¿que me he convertido en una escritora más literaria? Es una forma muy superficial de ver las cosas.