Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 6 4 2006 Madrid ACCIDENTE EN LA A- 1 NUEVO CAOS DE TRÁFICO EN LA CAPITAL 37 campaña que Samur Protección Civil montó en mitad de la autovía, a la altura de la Iglesia de los Dominicos. El dispositivo funcionó como un centro de día, según un portavoz de Emergencias Madrid, en las labores de valoración y atención a los afectados. Sin embargo, no faltó quien cuestionara la necesidad de desplegar el hospital, ya que la circulación se vio condicionada en este tramo al ocuparse los cuatro carriles de la autovía. Desde primera hora de la mañana, los coches circularon a cuentagotas por dos carriles de la vía de servicio en el nudo de Manoteras. CAOS CIRCULATORIO EVITABLE MARIO ARNALDO Automovilistas Europeos asociados E Crisis de ansiedad Los heridos leves presentaron contusiones, cortes o crisis de ansiedad tras el impacto. La encargada de guardia del Samur en el operativo de asistencia, Isabel Casado, destacó que las víctimas se han comportado de manera excelente y nos han permitido hacer nuestro trabajo muy bien Con objeto de descartar lesiones internas, 25 de los atendidos fueron trasladados a cinco centros hospitalarios de Madrid en ambulancias colectivas, un recurso de los servicios de emergencias que permite llevar a varios pacientes en un viaje. Durante toda la jornada, personal de la empresa farmacéutica Lilly estuvieron apoyando en los hospitales a los heridos, así como a la familia de la fallecida. Cinco de los seis heridos hoy por la mañana ya estarán dados de alta. El único que continúa ingresado será sometido a una intervención quirúrgica. l accidente de tráfico ocurrido ayer en el kilómetro 12 de la carretera de Burgos, por el vuelco de un autobús y en el que resultó muerta una mujer y heridas otras 37 personas, además de provocar un colapso circulatorio severo -según la calificación del Alcalde- ha vuelto ha poner en evidencia la vulnerabilidad de nuestra ciudad para garantizar la movilidad de sus ciudadanos. En una capital europea como Madrid, esto, hoy, no es admisible porque las Administraciones Publicas tiene la responsabilidad de garantizar a los ciudadanos su derecho a la libre circulación, y además, el derecho a una libre circulación en condiciones de absoluta seguridad. Con independencia de las causas que hayan podido provocar el accidente, lo que realmente preocupa al ciudadano es saber si el episodio de caos circulatorio como el vivido ayer por miles de automovilistas se va a volver a repetir en el futuro, y si verdaderamente es posible minimizar las consecuencias de una situación como la vivida ayer. Desde AEA tenemos la convicción de que sí es posible. Pero para ello es necesario mejorar la coordinación entre los distintos sistemas de alerta y rescate; hay que crear carriles de escape en las vías de acceso principales a Madrid a fin de que los servicios de emergencias puedan acceder lo antes posible al lugar del accidente y evacuar también, lo antes posible, a las posibles víctimas, dejando expedita la carretera en el menor tiempo posible. Y por último, los protocolos de actuación deben tener previstos los itinerarios alternativos más favorables hacia donde, con una adecuada información, los agentes encargados de la vigilancia del tráfico deben dirigir el flujo circulatorio con el fin de evitar las actuales situaciones de colapso. Los bomberos tuvieron que emplearse a fondo durante algo más de dos horas para retirar de la calzada el autobús de más de 20 toneladas. Grandes grúas levantaron el vehículo después de la evacuación de la zona para no co- rrer riesgos. El accidente causó un tremendo atasco en las vías de salida de la capital por el norte, repercutiendo incluso en el casco urbano. Según la Dirección General de Tráfico, el nudo norte, uno de los enlaces que más automóviles aguanta en hora punta, quedó colapsado La A- 1 fue cortada durante horas, mientras que las principales arterias de circulación de Madrid, como la M- 30 y la M- 40, sufrieron también atascos. Las retenciones en la M- 30 llegaron hasta el nudo sur, en el entorno de Méndez Álvaro. El paseo de la Castellana y la M- 607, ambas vías de enlace con la A- 1, también presentaron atascos kilométricos dentro del efecto que produjo el incidente del autobús. Existieron retenciones en puntos de la ciudad tan diversos como la plaza de Castilla, la plaza de Emilio Castelar, la avenida de América o las rondas de Atocha y Valencia. La red viaria de la capital quedó enmarañada como pocas veces. El alcalde de Madrid, Alberto RuizGallardón, se desplazó hasta el lugar del suceso para expresar su solidaridad con las víctimas. Gallardón pidió a los ciudadanos que no usasen el coche si no era estrictamente necesario ante el colapso severo de la circulación, que se alargó durante horas. El regidor madrileño, que estuvo acompañado por el concejal de Seguridad del Ayuntamiento, Pedro Calvo, señaló que el accidente afectó más a la circulación porque se produjo en un punto neurálgico. Al mediodía quedó restablecido el tráfico en toda la A- 1, cuando los bomberos retiraron el autobús siniestrado de la parte central de la calzada. Abiertos los cuatro carriles cortados hasta entonces, la normalidad fue llegando poco a poco a las carreteras madrileñas.