Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional JUEVES 6 4 2006 ABC EL CORDERO DE TROYA aminamos hacia precipicio. Y lo hacemos con cara de tontos y moralmente gratificados. No es algo inédito. Les pasó a los romanos, que vivían orgullosos de su Vía Apia, de su Pretor Peregrino, de su Circo y sus legiones y amanecieron un día en manos de los bárbaros, que no sabían leer ni les importaba. Me comentaba el otro día Enrique Serbeto, con quien he compartido infinidad de antros en el Tercer Mundo, que en todos los sitios cuecen habas. Dice que en Bélgica, hasta han retirado de la dieta escolar una famosa salchicha local. Y no lo han hecho para combatir el colesterol o por ALFONSO cuestiones de paladar. ROJO El motivo es que cada vez hay más niños musulmanes en la enseñanza pública y sus estrictos imanes se podrían enfadar. Es casi lo mismo que ha empujado a una alcaldesa francesa a aceptar que la piscina municipal incluya en su programa horas en las que sólo pueden bañarse mujeres. Y eso pasa en la laica Francia, donde hace un año la Asamblea Nacional prohibió con 494 votos a favor, 36 en contra y 31 abstenciones, la ostentación del velo islámico y otros símbolos religiosos en las escuelas. Según cifras oficiales, los inmigrantes residentes en España son ya 3,5 millones y representan el 8 por ciento de la población. El 2000 representaban el 2,3 por ciento, pero no dejemos que los números nos obnubilen. Lo esencial son las actitudes y es ahí donde erramos de plano. Aquí, en aras del mestizaje se carga en masa contra la directora de un colegio si tiene la peregrina idea de sugerir que las niñas de origen magrebí no asistan a clase cubiertas con el hiyab. Si hay que cambiar la dieta y adaptarla al Corán, se cambia, y lo mismo con la piscina. Nuestro país parece estar pidiendo permanentemente perdón por supuestos pecados del pasado, recibe al inmigrante mirando al suelo, claudica en aras de la tolerancia y termina estimulando- -como Francia, Bélgica, Holanda y otros- que muchos de los que llegan no se integren jamás. En este terreno, quizá deberíamos echar un vistazo a lo que ocurre en EE. UU, donde con todos sus fallos funciona The Melting Pot La tesis es que todo inmigrante puede y debe transformarse en un ciudadano americano. Ponen terribles trabas a la entrada, pero al que las sortea le enseñan la bandera, le dicen que es la más bonita del mundo, le mandan besarla, le muestran la Constitución, le recuerdan que hay que respetarla, le repiten que hay unos valores supremos como la libertad individual y le mandan que se busque honradamente la vida. Y así sale gente, que no llega a perder su acento original, pero termine ejerciendo secretario de Estado, como Henry Kissinger. C Silvio Berlusconi ejerce de gran hermano y hombre- orquesta Renuncia a un debate cara a cara en televisión con un Prodi ausente ministro italiano, conocedor del mundo de la publicidad y la televisión ha desalojado de todos los espacios mediáticos a Romano Prodi JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. El mayor espectáculo del mundo tiene en Italia un único protagonista. En la fase final de la campaña, Silvio Berlusconi se ha convertido simultáneamente en el hombre orquesta que toca todos los instrumentos- -y en todas partes a la vez- -y en el gran hermano de la novela de Orwell 1984 que lo vigila todo y promueve un culto del odio al enemigo. A menos que uno salga del territorio italiano, no hay posibilidad de escapar a los gigantescos retratos del Cavaliere en las valla e incluso en las fachadas enteras de muchas casas, lo que sus compatriotas llaman il Faccione (la Carota ni a sus continuas apariciones televisivas, ni al ritual del minuto de odio -en televisión, radios y periódicos- -contra los comunistas que quieren subir los impuestos de los italianos comer a los niños o hervirlos para convertirlos en abono como en China durante los desastres del Gran Salto Adelante. Es una batalla singular y épica: un hombre solo y desarmado frente a las hordas comunistas que amenazan destruirlo todo. b El primer Silvio Berlusconi, ayer en un mitin en Bari ante las próximas elecciones REUTERS Centro de atención Gracias a su experiencia de gran empresario de la publicidad y la televisión comercial, Berlusconi logra ocupar casi todo el espacio de los medios de comunicación. Lo llena de afirmaciones descabelladas y de polémicas sobre sí mismo, sin importarle el precio: igual se compara a Napoleón que a Jesucristo, lo mismo llama cura de pueblo a Romano Prodi que gilipollas a todos los italianos que no le voten en las elecciones generales del 9 y 10 de abril. De ese modo, además de impedir que se analicen los desastrosos resultados económicos de los cinco años de mandato del presidente empresario -que había prometido poner en marcha Italia- o la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores bajo el presidente obrero Berlusconi consigue respirar todo el oxígeno informativo, negándoselo a Romano Prodi. El candidato del centro izquierda apenas consigue hablar de su programa ante los bruscos cambios de temática impuestos por el presidente cantautor que ha grabado dos discos de canciones napolitanas con Mariano Apicella o el pre- No hay posibilidad de escapar a los gigantescos retratos del Cavaliere en las vallas y fachadas Lo mismo llama cura de pueblo a Prodi que gilipollas a todos los italianos que no le voten sidente pianista que se sienta a las teclas para deleitar al amigo George o al amigo Boris como llama a otros personajes de la política a los que afirma asesorar en las decisiones importantes para sus respectivos países o para la humanidad. El hombre orquesta es a la vez el gran hermano y no sólo por los millones que ha ganado Mediaset con ese programa sino porque se asoma a casi todas las pantallas en casi todo momento. Ayer, insistía en acudir a un debate televisivo en Canale 5 con Romano Prodi al que el jefe de la oposición ya dijo desde hace mucho tiempo que no iría. A pesar de todo, Berlusconi pasó la mayor parte del día asegurando que acudiría al debate y, a falta de Prodi, debatiría con los periodistas de izquierdas que infestan la Prensa italiana incluidas sus propias cadenas de televisión privada, sin que el sufrido propietario pueda hacer nada para evitarlo. Manipulación Cuando la Autoridad de Garantía de las Comunicaciones le advirtió no podía acudir a programas de publicidad electoral en solitario pues lo prohíbe la ley italiana, todos los corifeos berlusconianos se lanzaron a denunciar que una vez más, le han amordazado Su colaborador más cercano a lo largo de toda una vida y presidente de Mediaset, Fedele Confalonieri, afirmó escandalizado que esto ha sido un atentado a la libertad de expresión Según Confalonieri, se ha escrito una página horrible en la historia de la información y lo que es peor, estamos ante el ensayo general de una dictadura Solo falta un llamamiento a las armas.