Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 6 4 2006 25 Silvio Berlusconi se sirve de sus medios de comunicación para acaparar la atención en el final de campaña Ollanta Humala se mantiene como favorito de las elecciones de Perú, pese a los excesos de sus familiares ba diversas heridas de bala, en la cabeza y el brazo, y que una mano estaba prácticamente cortada. No respondió a las especulaciones sobre si había sido torturado. Si Denis, ¿quién más entonces? Esta pregunta ha carcomido en los últimos meses al movimiento republicano irlandés. Si Donaldson, de quien sus compañeros nunca habían sospechado, había logrado simular su fidelidad en una posición tan alta- -había sido mano derecha de Gerry Adams- ¿es posible que exista otro topo, incluso aún más arriba, por cuya seguridad Londres habría forzado la confesión de Donaldson? Treinta espías El caso sugiere la información de primera mano que llegaron a tener Londres y Dublín sobre las reales intenciones que tenía el IRA y los pasos que iba a dar en las negociaciones que condujeron al Acuerdo de Viernes Santo, así como en su desarrollo posterior. Aunque también cabe pensar que, si Donaldson actuó como doble agente, igualmente el IRA habría conocido las cartas que jugaban los dos gobiernos. En cualquier caso, la infiltración sufrida por el movimiento republicano, con cerca de treinta topos reclutados entre su filas desde los años ochenta, contribuyó a un marcaje policial y militar que convenció al IRA de la necesidad del abandono de la violencia. Estudiantes y comerciantes discutían ayer junto al Ayuntamiento de Rennes (oeste) con manifestantes contrarios al CPE AFP Ultimátum al Gobierno francés para que derogue la ley de empleo antes del día 17 Villepin lanza una sibilina amenaza de dimisión por si se agrava la crisis b La primera ronda de negociacio- nes entre los sindicatos y una delegación de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) fue ayer un diálogo de sordos JUAN PEDRO QUIÑONERO C 0 RRESPONSAL PARÍS. Ausente la autoridad a la cabeza del Estado, Francia continúa hundiéndose en la crisis. Sindicatos y asociaciones de estudiantes han lanzado un ultimátum al Gobierno en el que le exigen que derogue la ley que promulgó el difunto Contrato de Primer Empleo (CPE) antes del próximo día 17. El primer ministro francés, Dominique de Villepin, hizo ayer una sibilina declaración que pudiera entenderse como una amenaza de dimisión. Tras la jornada de manifestaciones del martes, la primera ronda de negociaciones entre los sindicatos y una delegación de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) fue ayer un penoso diálogo de sordos. Los sindicatos habían advertido: No hay nada que negociar si no se retira el CPE antes Tras una hora de conversación con el ministro de Asuntos Sociales, Jean- Louis Borlo, y dos dirigentes de la UMP, François Chérèque, secretario general de la CFDT, declaraba: No nos han dicho nada. No hemos tenido ninguna respuesta a nuestras posiciones. Ni si- quiera conocemos el calendario del posible diálogo. Por nuestra parte, hemos vuelto a pedir la retirada del CPE lo antes posible. Si el Gobierno no cede antes del día 17, la crisis se agravará Bernard Thibault, secretario general de la CGT, añadía: No había nada que negociar. Todo está abierto. Nadie nos ha dicho nada que pudiera dar a entender que el Gobierno se propone derogar o no el CPE. La situación es de una ambigüedad inmensa. Por nuestra parte, sin embargo, todo está muy claro: no hay nada que negociar mientras el Gobierno no ceda. Y rápido El resto de las organizaciones sindicales y estudiantiles se expresan en el mismo tono e insisten en el ultimátum del día 17. El diálogo constructivo de Chirac Mientras el ministro de Asuntos Sociales y dos representantes de la UMP dialogaban con los sindicalistas, Dominique de Villepin, interpelado en la Asamblea Nacional, dejaba caer esta frase sibilina: Llegado el momento, sabré tomar las decisiones que se impongan A juicio de sus exegetas, Villepin desearía restaurar su autoridad Una gran mayoría de politólogos estiman exactamente lo contrario: Villepin quizá haya anunciado su posible dimisión, si la crisis tuviera que agravarse. La primera jornada de negociaciones o contactos entre la UMP y los sin- AFP dicalistas confirmó el más absoluto diálogo de sordos aparente. En las universidades e institutos de enseñanza media la crisis ha precipitado enfrentamientos de todo tipo entre partidarios y adversarios del CPE. Ayer por la tarde se publicó un llamamiento de numerosos presidentes de universidades en el que piden al Gobierno que derogue definitivamente el CPE para evitar daños peores, si no se retira pronto un contrato que nadie quiere En el Elíseo, el presidente Jacques Chirac reitera los llamamientos al diálogo constructivo sin escuchar el ruido de los hierros que enfrenta a su primer ministro (Villepin) y su ministro del Interior (Sarkozy) en los pasillos del palacio presidencial. En el Gobierno y la UMP la crisis enfrenta a los partidarios de Villepin (minoritarios) y Sarkozy (mayoritarios) y se echan a la cara el origen de una crisis que da una imagen penosa del país. En la calle, tras las manifestaciones multitudiarias, los sondeos caen con la brutalidad de una tormenta de granizo: el 72 por ciento de los franceses dice tener mala o muy mala opinión del Gobierno. Desde el martes pasado se multiplican las peticiones de dimisión contra el primer ministro. En vísperas de las vacaciones escolares y de Semana Santa, que en Francia duran 15 días, el ultimátum de estudiantes y sindicalistas no parece dar ningún margen de maniobra.