Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 Economía MIÉRCOLES 5 4 2006 ABC Cataluña adapta la ley de cajas a la norma estatal para alargar el mandato de Fornesa El consejero Antoni Castells anunció ayer al gobierno tripartito los retoques JOAN CARLES VALERO ECONOMÍA. La Generalitat emprendió ayer el proceso de modificación de la Ley de Cajas catalana que alargará los mandatos de los presidentes de las entidades de los cuatro años que establece la norma autonómica a los seis que fija la Ley Financiera española. La medida permitirá al presidente de La Caixa, Ricardo Fornesa, permanecer en el cargo dos años más a partir de la primavera de 2007, fecha en que expiraría su mandato si se aplicara la adaptación catalana que hace tres años negoció CiU con el entonces vicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, y que for- Ricardo Fornesa ABC zó la salida de Josep Vilarasau al frente de la primera caja española. La Generalitat prevé culminar la tramitación legislativa en el Parlament en noviembre próximo, mes en el que Ricardo Fornesa cumplirá 75 años de edad. La ley catalana de cajas permite a las entidades fijar la edad límite de sus presidentes. Los estatutos de La Caixa fijan en 75 años esa limitación. Fuentes financieras han adelantado que la asamblea general que La Caixa celebrará el próximo 27 de abril tiene previsto modificar sus estatutos para elevar a los 77 años la edad máxima de sus presidentes. La pasada semana, el director general de la entidad, Isidro Fainé, se manifestó públicamente en Madrid a favor de que Fornesa se mantenga en el cargo más allá de cumplir 75 años de edad. Presidentes remunerados El consejero de Economía y Finanzas, Antoni Castells, informó ayer a la comisión delegada de asuntos económicos de la Generalitat sobre el alcance de la reforma, que no será en profundidad según fuentes de su departamento. El tripartito persigue adaptar la ley a la nueva realidad tras 20 años de su promulgación, con el objetivo de preservar el modelo catalán Fuentes de Economía informaron que entre las medidas que incluirá la modificación de la ley destaca la inclusión de las normas de buen gobierno, y que las fundaciones de las cajas tengan claro que su objetivo no es otro que gestionar la obra social En esa misma línea, las cantidades destinadas a obra social deberán ser dotaciones equilibradas y significativas respecto de los resultados de la entidad La reforma también mejorará las funciones del presidente en tanto que máximo representante de la institución, y refuerza el papel del consejo de administración, aunque sin cambios sustanciales El máximo representante ejecutivo de las cajas continuará siendo el director general, porque es el modelo que funciona y las entidades podrán decidir la retribución de sus presidentes a través de los estatutos. Hasta ahora, los presidentes de las cajas catalanas no recibían remuneración, al no ser ejecutivos. En cuanto a la composición de los órganos de gobierno, la nueva norma señala que las entidades y organizaciones que proponen vocales deberán estar enraizadas en el territorio y tener representatividad económica y social La reforma también abrirá la puerta a que las cajas puedan decidir el monto de las dietas que recibirán los miembros de los órganos de gobierno, de acuerdo con las reglas que determine el protectorado, así como la extensión del registro de altos cargos a todos los miembros de la asamblea para detectar errores o incumplimiento del régimen de incompatibilidades.