Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 5 4 2006 Cultura 59 La escritora brasileña Nélida Piñón abre hoy en Cáceres el I Congreso Nacional de la Lectura Reprocha a los jóvenes de los países ricos que hayan despreciado a los países periféricos b La autora, premio Príncipe de Asturias de las Letras, homenajeará hoy a Karl May y a sus novelas de indios y vaqueros, con personajes capaces de impresionar JUAN D. FERNÁNDEZ T. DEMICHELI CÁCERES. Nélida Piñón debía estar en Nueva York, recibiendo un premio, pero prefirió el honor dijo, de estar en Cáceres, donde recordó que toda su vida se ha considerado escritora y lectora. No distingo una cosa de la otra Tuve la suerte profunda de tener unos padres generosos y liberales. Mi padre era gallego, emigrante, pero tenía un gran amor a los libros. Estaba siempre con uno en las manos. Fue el primer símbolo Y esa generosidad se tradujo en la libertad absoluta de poder leer todo lo que quiso, sin cortapisas. Cuando me doy cuenta de esa actitud de mi padre me parece algo extraordinario En esa evocación, Nélida Piñón citó la figura mítica en su infancia y juventud de un librero, Simón Oliveira. Yo tocaba los libros y hablaba con ellos, y me decían: Tómame, llévame y te daré una gran satisfacción La autora de Tebas de mi corazón recreó el particular universo literario de su infancia, donde los almanaques y las novelas de aventuras constituyeron una referencia llena de sugerencias. He leído muchos libros infantiles, pero sobre todo me encantaban los libros de aventuras. Mi ideal no era un ideal platónico, sino sencillo: quería ser alguien que estuviera todo el tiempo viajando Incluso albergaba la esperanza, dijo, de no dormir nunca una segunda noche bajo el mismo techo. La literatura, para mí, encarnaba en la aventura aunque se tratase de un libro de filosofía. Voces reunidas en torno al libro y la palabra ¿Hacemos lo necesario para promocionar la lectura? ¿Cómo debe afrontarse? A ello espera contestar el I Congreso Nacional de la Lectura que, bajo la Presidencia de Honor de la Princesa de Asturias, organizan Cultura, Junta de Extremadura, Diputación de Cáceres y Fundación Sánchez Ruipérez. El primer panel está dedicado a Lectura y creación (con Alberto Manguel, Luis Landero, Luis Mateo Díez, Gustavo Martín Garzo y Ángeles Caso, moderados por el columnista de ABC Manuel Rodríguez Rivero) José Antonio Marina encauzará Lectura y Educación (con José A. Camacho, Alejandro Tiana, Marta Mata y Eva María Pérez y Fabricio Caivano) Mañana, Emiliano Martínez propondrá Lectura e industrias culturales (con Álvaro Valverde, Alejandro Sierra, Pep Durán, Jesús Badenes y Fernando Valverde) Después, Francisco Jarauta orquestará Nuevas lecturas, nuevos lectores (con Javier Echeverría, Antonio Rodríguez de las Heras, José A. Millán y Francisco Serrano Martínez) Por la tarde, César Antonio Molina introducirá la mesa Lectura y medios de comunicación (con Javier Rioyo, Blanca Berasátegui, Sergio Vilasanjuán y Victoria Fernández, moderados por el subdirector de ABC Santiago Castelo) El viernes, Fernando Savater enmarcará Lectura y sociedad (con Francisco Muñoz Ramírez, Manuel Pérez Castell, Rogelio Blanco y Antonio Basanta) Tras ello, el director de la RAE, Víctor García de la Concha, clausurará el Foro. Estas manos de 89 años han escrito esta novela: La senda del drago EFE Sampedro: Vivimos en una tecnobarbarie en donde la democracia ya no funciona ANTONIO ASTORGA MADRID. A sus 89 años, José Luis Sampedro ha escrito una novela de soledad solidaria Es un libro río, que avanza y progresa. La senda del drago (Areté) es la historia de un cabrero, Martín Vega. En su tráfago, el muchacho será conducido por una senda de maestros: el primero es uno de los señores de la finca donde él guardaba cabras, que le mostrará la desintegración de Occidente. El sistema de vida está en declive. Mientras que en el siglo XV los europeos tenían un afán de aventura, de humanismo y razón- -señala el académico- actualmente se tiene miedo y se quiere la seguridad El segundo maestro le explicará que el mundo es ya un nave de los locos. Tenemos que pensar en la ciencia cuántica, en la riqueza de la filosofía oriental. El estallido de salvajismo que produce la invasión de Irak, la decadencia de Occidente es una exasperación que conduce a la tecnobarbarie. Comparo la destrucción de Bagdad en el siglo XIII por los mongoles con la agresión y destrucción de Irak por parte del Gobierno americano. El poderío técnico y la mentira del ataque es tecnobarbarie Martín Vega es destinado a Tenerife como miembro de un organismo internacional. Y la novela río de Sampedro se convierte en una carta de amor a la isla chicharrera: Tenerife me salvó la vida después de una gripe. Allí mi personaje revive. Su ritmo es distinto a la caótica desintegración del siste- Respeto a las lenguas Respecto a los índices de lectura entre los jóvenes, se lamentó por lo que considera un abandono de la lectura, un empobrecimiento que se percibe en la utilización por parte de los jóvenes de palabras- paraguas, es decir, que se aplican para todo aunque no quiso caer en un derrotismo pesimista porque, la verdad es que se tiende a idealizar el pasado, y en mi generación tampoco se leía tanto. En el colegio sólo éramos dos niñas las que leíamos aunque sí había una buena instrucción, una buena educación. En ese sentido, Nélida Piñón centró sus reproches en los jóvenes de los países ricos, que siempre han despreciado a los países periféri- cos o se han creído que ellos han inventado el amor, la vida... Y el mundo es antiguo. Lo que hay que mantener viva es la tradición. Porque sólo se puede ser moderno mediante la vigencia de la tradición Sin olvidar los libros clásicos, que frecuentó también a temprana edad. Recuerdo que leí Romeo y Julieta con once años ¿Para qué escribe Nélida Piñón? Todos queremos ser amados concluye. ma Y allí conoce su última maestra, una bióloga que le hace ver lo que es la vida y dónde se encuentra: en los más antiguos seres, en las bacterias más pequeñas, en los seres unicelulares, que simplemente existen y se reproducen. Los mutantes son los creadores de un futuro y de ahí viene nuestra experiencia y existencia. Es el poderío, la fuerza de lo pequeño Recuerda Sampedro que Spengler ya predijo en 1917 el declive de la civilización occidental. Está acabándose un sistema y los pequeños pueden hacer muchísimo. Los señores que creen que dirigen el mundo siguen viviendo en el pasado. La barbaridad del ataque a Irak es un neocolonialismo de Bush y secuaces. Europa creó a la civilización occidental y tiene una culpa monstruosa, por su silencio, por su negligencia, en esa destrucción. Para mí, el gesto de Zapatero de traerse las tropas es admirable Empero, ausculta Sampedro que aquí, en España, o en cualquier sitio, la democracia ya no funciona. El pueblo no cuenta Y desde la invitación al aislamiento del sistema y la solidaridad con los pobres de ese sistema Sampedro abraza el drago (un árbol con 20 metros de altura y 700 años de vida) como símbolo de vida: Es una hierba que ha ido creciendo y creciendo. Esa hierba simboliza la esperanza de luchar contra los que la pisotean para que no brote Eso es lo que ha querido contar antes de morir en esta senda testamentaria