Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Cultura MIÉRCOLES 5 4 2006 ABC Corrado Giaquinto regresa, 250 años después, al Palacio Real que decoró Una completa monográfica restituye al pintor napolitano como uno de los grandes del XVIII b Entre las 75 obras de que cons- ta la muestra, que ayer inauguraron los Duques de Lugo, figuran 13 óleos de los oratorios del Rey y la Reina en el Palacio del Buen Retiro NATIVIDAD PULIDO MADRID. En 1753 recala en España un pintor napolitano, llamado por Fernando VI a la Corte. Llegó a ser primer pintor de Cámara y dirigió la Academia de Bellas Artes y la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara. Corrado Giaquinto, discípulo de Lucas Jordán, estuvo diez años en nuestro país: hasta 1763. Tiempo suficiente para dejar un impresionante legado, a pesar del cual no goza del reconocimiento que merece, según algunos expertos. Como Alfonso E. Pérez Sánchez, comisario de una completa y exhaustiva monográfica, Corrado Giaquinto y España organizada por Patrimonio Nacional y la Fundación Santander Central Hispano, que ayer inauguraron en las salas temporales del Palacio Real de Madrid los Duques de Lugo y que abre sus puertas hasta el 25 de junio. Resulta emocionante el regreso del maestro a esta residencia real, parte de la cual decoró. Es el caso de la Capilla Real, el Salón de Columnas y la escalera principal. El visitante podrá admirar in situ sus maravillosos frescos y, ya en la exposición, detenerse en los detalles de los bocetos que empleó para su realización. La muestra reúne 75 obras del artista: destacar los préstamos del Prado e importantes museos italianos: los Uffizi, la Galería Borghese, el Quirinale, el Palazzo Pitti, los Museos Vaticanos, el Capodimonte... Pero, además del Palacio Real de Madrid, son otras muchas las creaciones de Giaquinto en las colecciones reales. En el Palacio del Buen Retiro decoró los oratorios del Rey y la Reina y el cuarto de la Infanta: de todos hay excelentes muestras en la exposición. Del primero, ocho lienzos del Prado; del segundo, cuatro de la Casita del Príncipe y uno del Palacio de Aranjuez. En esta residencia pintó la Sala de Conversación (actual comedor de gala) del que sólo se exhibe uno de los ocho bocetos, y la Sacristía (dos obras presentes) También de las colecciones reales se muestra la espléndida Silla de Manos (de un rococó estridente) hecha para Carlos III, aunque es posible que fuera anterior y se realizara para Bárbara de Braganza. Completan esta antológica cuadros religiosos y mitológicos, así como retratos San Isidro Farinelli La Cosmografía Y, aunque no hay ejemplos en la exposición, a Giaquinto debemos parte de la decoración de las Salesas Reales. Tanto Yago Pico de Coaña, presidente de Patrimonio Nacional, como Javier Aguado, director de la Fundación SCH, coincidieron en situar a Corrado Giaquinto como uno de los mejores y más interesantes pintores de la primera mitad del XVIII. Una figura máxima de la Historia del Arte, un maravilloso y esplendoroso artista de muchos quilates, a pesar de haber sido relegado al olvido por parte de la crítica según Pérez Sánchez, que se ha planteado la muestra como un homenaje, al tiempo que una restitución de su figura y su obra. Una revelación. Aunque la exposición se centra en sus años en España, no pasa por alto su etapa de formación en Nápoles, Roma y Turín. Su influencia, dice, llega hasta Castillo, González Velázquez, Vicente López, Bayeu y el mismísimo Goya. Entre las virtudes de su pintura resalta la técnica, el colorido, la sutileza y refinamiento de su obra, decorativa, pero en un sentido no peyorativo Alegoría (Circe o La Maga) de Giaquinto (Pinacoteca Fortunato Duranti) Calvo dice que no se comprarán las vigas de la Mezquita si la procedencia es ilegal ABC PARÍS CÓRDOBA. La ministra de Cultura, Carmen Calvo, dijo ayer que no está dispuesta a comprar con dinero público las vigas procedentes de la Mezquita de Córdoba si se demuestra que han salido de España ilegalmente, informa Efe. En París, donde firmó con su colega francés un acuerdo para compartir archivos sobre la Guerra Civil y el exilio españoles, Calvo fue preguntada por el caso de las cinco vigas de la Mezquita de Córdoba, cuya subasta, prevista para ayer en Londres, se suspendió sin fecha por la sala Christie s. Recordó que existe un mercado ilegal de obras de arte y que la venta ilícita en el extranjero es un expolio El presidente del Cabildo Catedralicio de Córdoba, Juan Moreno, se mostró ayer satisfecho con la suspensión de la subasta, lo que permitirá poner en claro el origen de este patrimonio. La suspensión es, dice, un gesto de gran trascendencia y calado para el Cabildo La alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, calificó lo ocurrido de una primera victoria muy importante puesto que supone la apertura de un espacio para el acuerdo en el ámbito privado