Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Sociedad MIÉRCOLES 5 4 2006 ABC stable pareja e hijo sin ner un Divorciojer que decide te nas s lesbia estable mu Una sexuale n nasia hijos por homo ulto sin relació Euta n ad n de Adopció n de hijos por u dopció A Aborto Compo rtam ceptab ientos a les Tiempo libre Escuchar música Ver TV Ir a bares, cafeterías Escuchar la radio Ir al cine Salir de compras Ir a discotecas Estar en pareja Practicar el sexo (en 97 92 89 86 86 80 76 72 67 lítica (en Extrema Izquierd izquierda a Centro 13 Derecha Extrema 7 NS NC derecha 2 24 Po 26 28 Valores (en Evolución política Comportamientos inaceptables Que alguien acepte un soborno en cumplimiento de sus obligaciones Causar destrozos en la calle La violencia de género Terrorismo Puntos 4,8 1 izquierda, 10 derecha 4,74 4,7 4,61 4,24 1983 1988 1993 4,6 4,5 4,4 4,3 4,56 4,28 1998 2004 Fuente: Fundación Santa María 4,2 Salud Familia Amigos y conocidos Trabajo Ganar dinero Llevar una vida normal Tiempo libre de ocio Una vida sexual satisfactoria Estudios, formación Política Religión 82 80 63 60 55 52 49 49 44 7 6 La familia se mantiene como la institución más valorada por la juventud española Uno de cada cuatro jóvenes se siente más identificado con su comunidad que con su país mayoría de los españoles de 15 a 24 años, casarse y tener hijos es un proyecto vital para el futuro, según un informe de la Fundación Santa María M. J. PÉREZ- BARCO MADRID. Para los jóvenes la familia no sólo procura un techo, alimento y vestido, supone un refugio vital que aporta seguridad ante las situaciones difíciles o a la hora de tomar decisiones, y sobre todo inyecta una gran carga de afectividad. No en vano, sigue manteniéndose como la institución más valorada por la gran mayoría de los españoles de 15 a 24 años. Pero las pautas están cambiando. Ahora la juventud acepta y asume otros tipos de familia que, a su juicio, resultan igual de válidos que la tradicional, aunque sigue siendo el matrimonio civil o eclesiástico, con o sin hijos, el mejor visto. En segundo lugar, consideran familias auténticas a una madre o un padre solos con algún hijo y, en tercero, a las parejas homosexuales con hijos. Pero en ese gran saco también entran las uniones de hecho ya sean o no heterosexuales. b Para la Si bien se declaran más tolerantes y abiertos ante las diversas formas de familia, también los jóvenes conservan los valores tradicionales. Para la mayoría (57 casarse, por la Iglesia o por el juzgado, y tener hijos es un proyecto vital de futuro- -ante la primera opción se decantan un 46 y ante la segunda un 22 De hecho, vivir en pareja apenas convence (sólo a un 14 Aunque sí se consolida como una forma transitoria y previa de llegar al matrimonio. Y la idea de vivir solo no atrae a casi nadie (1 El matrimonio para todo la vida El matrimonio se entiende basado en la fidelidad y para toda la vida. Y de acuerdo con ello, disculpan menos que hace unos años que un hombre o una mujer casados tengan una aventura fuera de esa unión. Sin embargo, han asumido que pueden producirse circunstancias que rompen los lazos matrimoniales. Así, no es de extrañar que entiendan el divorcio como uno de los comportamientos que más y mejor se justifican. Una decisión que, en su opinión, deberán adaptar en común ambos cónyuges o uno solo, de forma unilateral. A pesar de ello, los jóvenes en este sentido más bien parecen optimistas, ya que sólo el 3 piensa que el matrimonio se trata de una unión temporal. Estas son las principales conclusiones que se obtienen del informe Jóvenes españoles 2005 que ayer presentó la Fundación Santa María y que analiza- -a través de 4.000 entrevistas realizadas en toda España a jóvenes de 14 a 25 años- -otros muchos aspectos de este colectivo, como sus relaciones, preocupaciones, ideologías o en qué ocupan el tiempo libre. Entre los datos más reveladores, el estudio confirma que se ha producido un cambio entre nuestros jóvenes: se han convertido en personas más localistas, cosmopolitas y algo más europeístas. Ahora se identifican mayoritariamente con su ámbito geográfico más próximo. Es decir, se sienten pertenecientes, primero, a su localidad, ciudad o pueblo; después a su comunidad autónoma o región y, en tercer lugar, a España. Por tanto, el sentimiento de pertenencia al Estado, al país en su conjunto ha sufrido un gran descenso: hoy día, uno de cada cuatro jóvenes cree más en su autonomía que en España. Y esa tendencia resulta más acusada entre vascos, catalanes, gallegos y andaluces. Y menos entre castellanos, madrileños y valencia- nos. No obstante, existe un 38 que declara compartir su identidad: se siente tanto español como de su comunidad autónoma. También se sienten más europeos que ciudadanos del mundo. Del Viejo Continente tienen una visión pragmática porque les permite la posibilidad de viajar sin dificultades ni trámites y el 67 piensa que el hecho de pertenecer a la Unión Europea ha favorecido a España. Escala de valores Existen valores morales que van mostrando cómo evoluciona la juventud. Por ejemplo, ahora ven con mejores ojos ayudar a morir a una persona con una enfermedad incurable, la adopción por parte de parejas homosexuales, el aborto y las relaciones sexuales entre menores. Lo que tienen muy claro es que rechazan de lleno el terrorismo, la violencia de género, causar destrozos en la calle (rayar un coche, romper papeleras y farolas) los sobornos en el trabajo, la pena de muerte, la clonación de personas y engañar en los impuestos. A la luz de estos datos, el informe concluye que los jóvenes españoles se caracterizan por ser más permisivos que sus coetáneos europeos, FERNANDO RUBIO