Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 5 4 2006 Madrid 41 ¿Cómo era el urbanismo de Madrid en 1929? ¿Y su tráfico, sus comercios, sus necesidades de vivienda social, su salubridad... El Museo Municipal invita a un viaje en el tiempo con la reedición de una memoria que supuso un hito en su tiempo Madrid, año 1929 TEXTO: MABEL AMADO MADRID. Corría el año 1929. El Instituto Geográfico Nacional preparaba el Plano de Madrid 1: 2.000 y la Compañía Española de Trabajos Fotogramétricos Aéreos realizaba una de las primeras vistas fotográficas de la ciudad. En este contexto, el Ayuntamiento de Madrid impulsaba un concurso internacional para la urbanización y extensión de la Villa. Su objetivo, solucionar la falta de equipamientos, planificar la intervención en el degradado casco histórico y, sobre todo, fomentar la vivienda social en un entorno preocupado por el incremento demográfico. Y es que, con más de 800.000 habitantes, la ciudad crecía sin sentido. Vigente el Plan del Ensanche (obra de Castro) la división administrativa distinguía entre el Interior (el casco antiguo) el Ensanche (cuadriculado) y el Extrarradio (área caótica entre el límite del Ensanche y el término municipal) Como recuerda el director general de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento, Juan José Echeverría, aunque todavía existían manzanas vacías en aquella época, algunos propietarios comenzaron a retener suelo. Por ello, las carencias fuera del anillo que había dibujado Castro se suplían de forma desordenada Plaza de Castelar vista desde el Banco del Río de la Plata (sobre estas líneas) Fotoplano de Madrid de 1929 (imagen inferior) Crecimiento anárquico Este crecimiento anárquico y sin planificación, con zonas degradadas y sin equipamientos, obligó al Ayuntamiento a promover un concurso internacional de anteproyectos para la urbanización y extensión de Madrid. A su vez, esta iniciativa promovió la preparación de un fondo informativo para los concursantes de excepcional interés. Por primera vez en la historia de la ciudad, se reunía tal cantidad de datos de forma sistemática y de multitud de fuentes. No en vano, el Instituto Geográfico Nacional preparaba el Plano de Madrid 1: 2.000 y su versión en 1: 20.000- -con el añadido de los términos municipales contiguos y próximos a Madrid- y la Compañía Española de Trabajos Fotogramétricos Aéreos realizaba por primera vez una vista fotográfica de Madrid basada en el plano a escala 1: 5.000 del Instituto. Junto a numerosos planos, gráficos de densidades circulatorias, censos escolares, padrones sanitarios de la vivienda e incluso la variación de precios de alquileres, en esta memoria se recogían también los proyectos que deberían llevarse a cabo. Por ejemplo, la prolongación del paseo de la Castellana- -ya iniciado en 1915- el enlace de la calle de Pi y Margall con la plaza de Isabel II- -su objetivo era unir la plaza de Callao con las de Isabel II y Oriente a través de la reforma de la plaza de Santo Domingo- el ferrocarril de circunvalación de Madrid y la construcción de un aeropuerto. ró desierto, en la Imprenta Municipal veía la luz el libro Memoria: Información sobre la ciudad Semana de la Arquitectura Hoy, casi ochenta años después, el Museo Municipal reedita esta memoria en el conjunto de una publicación que, además, recoge las conferencias impartidas el pasado mes de octubre con motivo de la Semana de la Arquitectura (de Fernando Terán, Carmen Priego, Dolores Brandis, Ana Olivera, Carlos Sambricio y Lilia Maure) Como reconoce la propia directora del Museo, Carmen Priego, se trata de un libro muy significativo para Madrid y que, a la vez, rinde homenaje a la creación del propio Museo Municipal, inaugurado en junio de ese mismo año La publicación incluye un cd- rom con la memoria original completa que ofrece datos singulares, como la anchura de calles, el número de edificios y albergues de la provincia o su composición: A 31 de diciembre de 1920, la provincia de Madrid cuenta con una ciudad (Alcalá de Henares) 166 Villas (entre las que figura Madrid) 42 lugares, 8 aldeas y 82 caseríos... De la importante labor de recopilación se encargaron los arquitectos municipales Eugenio Fernández Quintanilla (director de la obra) y Bernardo Giner de los Ríos, mientras que los gráficos fueron realizados por Otto Czeke- lius y Francisco García Mercadal. Como resultado de esta iniciativa, se crea la Oficina de Información sobre la Ciudad y, posteriormente, se reúne en una publicación el conjunto de actuaciones. Así, aunque el concurso se decla- Qué: Reedición de Memoria. Información sobre la ciudad. Año 1929 Dónde: Se puede adquirir en el Museo Municipal (Fuencarral, 78) y, próximamente, en varias librerías. También se puede consultar en la web del Museo. Cuánto: 20 euros.