Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 5 4 2006 Madrid 39 Las caras del delito Julio Martín Cordobés Madrileño de 32 años. Le consta una detención anterior por robo con violencia e intimidación, cometido en el año 1999. La avenida de la Albufera, ayer, tomada por la Policía durante el transcurso del atraco a la sede del BBVA DANIEL G. LÓPEZ Pidieron 1 gramo de coca y otro de heroína, un coche pequeño pero potente y agua. Eran dos, pero también cayeron otros tantos presuntos delincuentes, sospechosos de haber participado en cinco atracos más junto al cabecilla de la pareja que ayer puso en jaque a Vallecas Vicente Carrera Huélamo Tiene 41 años, y se sospecha de su participación en otros cinco atracos con Miguel Ángel. Tiene antecedentes por robo con fuerza y robo con violencia. Cazados con un botín de 50.000 euros TEXTO: CARLOS HIDALGO M. J. ÁLVAREZ MADRID. ¿Sabían lo que hacían o todo respondía a los devastadores efectos del mono Ésa es la pregunta que más se repetían ayer en la zona de la avenida de la Albufera, en el distrito de Puente de Vallecas, los vecinos de la populosa barriada. Apenas habían pasado 24 horas del atraco que mantuvo en vilo a toda la ciudad durante más de tres horas en la sucursal del BBVA situada en el número 81 y casi todo volvía a la normalidad. Casi todo. Mientras, las pesquisas policiales sobre el caso seguían dando sus frutos. Los presuntos delincuentes, ya en dependencias policiales, fueron llamados a tomar declaración. Durante los largos y tensos 200 minutos que duró el secuestro y atraco frustrado, los malhechores exigieron a la Policía un gramo de cocaína, otro de heroína, agua y un vehículo pequeño pero potente y con el depósito lleno de gasolina con el que poder escapar de una avenida, la de la Albufera, con difícil tráfico pero con múltiples opciones, ya que desemboca en la M- 30 y en la M- 40 por cada uno de sus extremos. sísimos efectivos desplegados por la Policía Nacional. Quizá fue una concesión del negociador a los asaltantes, cuya actuación siguió fiel a la máxima de una de cal y otra de arena No en vano había que ganarse su confianza. Y lo logró. Una vez detenida la banda, la Policía les requisó un revólver, una pistola del calibre 9 milímetros corto, una navaja y lo más sorprendente: 50.000 euros en efectivo, informaron las fuentes consultadas. Lo que aún no ha trascendido es si el dinero procedía de los cinco atracos anteriores que, según se sospecha, cometió Miguel Ángel Sanguino, uno de los dos asaltantes de ayer, con los otros dos presuntos delincuentes que horas más tarde fueron detenidos en Leganés. Los dos primeros en caer fueron los que se encontraban en el interior de la Una de cal y otra de arena Uno de sus deseos lo lograron. Fue el automóvil, negro y de gran cilindrada, aunque, como es obvio, no llegaron a conducirlo. Estuvo aparcado a las puertas de la sucursal un buen rato, en dirección al Puente de Vallecas. Fue el único coche en la vía, salvo los numero- La Policía sospecha que Miguel Ángel, el presunto cabecilla, ha participado en otros cinco atracos ¿Sabían lo que estaban haciendo o actuaban bajo los efectos del mono sucursal, Miguel Ángel Sanguino Arriero, madrileño nacido en 1963 y con siete antecedentes: cinco por robo con violencia entre los años 1985 y 1989; uno con fuerza en 1996, y un delito de lesiones en 1988. Además, el Grupo de Atracos de la Brigada Judicial le investiga como presunto autor de, al menos, otros cinco atracos cometidos en las últimas semanas. Era el hombre violento y agresivo que se iba poniendo cada vez más nervioso a medida que transcurrían los minutos. Entró a la oficina provisto de una peluca de color negro y unas gafas de sol, y, al final, se acabó desprendiendo de ambas. Su desesperación por el giro imprevisto que habían tomado los acontecimientos hizo que le diera igual que le reconocieran. Eso sí: no quería complicar las cosas y estropear su ya de por sí abundante historial delictivo con un delito más grave. También se detuvo allí a Julio Martín Cordobés, madrileño de 1974, a quien le consta una detención por robo con violencia e intimidación en 1999. Era el educado y sosegado, según los testigos. Los dos estaban en la sucursal, guardando cola. Este chico dejaba pasar a la gente, en un intento de que no quedara apenas nadie en la entidad, salvo los empleados indicó Paqui, una vecina que vivió la pesadilla dentro y fuera del BBVA; fue de las primeras en salir liberada, pero su marido y su hijo se quedaron dentro. La tarde Bonifacio Ortiz Jiménez De 40 años. Sospechoso también de haber atracado con Miguel Ángel otros cinco bancos, tenía una reclamación judicial y detención por desobediencia. Miguel Ángel Sanguino Arriero Nacido en 1963 y presunto cabecilla del grupo. Tiene siete antecedentes por robos con violencia, con fuerza y un delito de lesiones. Se sospecha su pertenencia en otros cinco atracos. del suceso, la diligencia policial permitía otras dos detenciones. Fue en un pub de la calle de Yugoslavia de Leganés. Allí fue donde se localizó e interceptó a otros dos secuaces, viejos conocidos y colegas de fechorías de Miguel Ángel Sanguino. Son Bonifacio Ortiz Jiménez, de 40 años, y Vicente Carrera Huélamo, de 41. El primero de ellos tiene pendiente una reclamación judicial y le consta otro antecedente por desobediencia. Vicente ya había sido detenido anteriormente por robo con fuerza y robo con violencia. Las fuentes consultadas por este periódico consideran que la base de la investigación está cerrada, por lo que, en principio, no se van a producir más detenciones en torno a este caso.