Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 5 4 2006 33 Madrid La joven hallada muerta en la depuradora Sur tenía 18 años y estaba embarazada de siete meses La Comisión Europea abre un procedimiento de infracción contra España por el caso de la M- 30 Una sentencia reconoce que la legislación española no se ha alineado con la comunitaria b Según fuentes europeas, se pre- tende que el Ayuntamiento haga informes de impacto en los segmentos de las obras aún no empezados o en sus primeros pasos ENRIQUE SERBETO, CORRESPONSAL BRUSELAS. La Comisión Europea anunció ayer que ha abierto un procedimiento de infracción contra España, a causa de las obras de la M- 30, porque considera que no se ha aplicado correctamente la directiva comunitaria que obliga a hacer informes previos de impacto ambiental. El anuncio se basa en una sentencia del Tribunal Europeo de Justicia de Luxemburgo del pasado 16 de marzo en la que se dice que España no ha adaptado su legislación a las directivas europeas, al juzgar un caso similar referido a la construcción de un parque de atracciones en Paterna. La Comisión ha tomado esta decisión siguiendo las denuncias que ha recibido por parte de particulares y organizaciones ecologistas. Aunque normalmente nunca se hacen públicas las identidades de los que inician estas quejas para que no puedan ser represaliados, en este caso el eurodiputado socialista Carlos Carnero se ha identificado como uno de los promotores de la imputación, y ayer mismo dijo en un comunicado que si fuera el alcalde de Madrid pararía las obras El fotomontaje muestra el estado de la M- 30 una vez soterrada junto al río Manzanares ABC Impactos por segmentos No es esto lo que sugiere por ahora la Comisión Europea, sino que, según fuentes del departamento de Medio Ambiente, lo que se pretende es que el Ayuntamiento de Madrid haga los informes de impacto ambiental en los segmentos de las obras que aún no han empezado o que están en sus primeros pasos La decisión anunciada ayer no incluye ninguna medida cautelar que requiera poner en duda el destino de las obras ya ejecutadas. La Comisión no pone en duda la necesidad, el trazado o la importancia de este proyecto para Madrid En todo caso, la carta de emplazamiento, el primer paso en un procedimiento de infracción, se lo enviará la Comisión al Gobierno español, que es su único interlocutor y es por tanto al que denuncia. El Ejecutivo tiene dos meses para responder a la versión de la Comisión o para anunciarle las decisiones que haya podido tomar en el caso para complacer las exigencias co- munitarias. Si la Comisión se considera satisfecha con las explicaciones del Gobierno, sencillamente anulará el procedimiento. En caso contrario seguiría adelante con el procedimiento de infracción, hasta llegar al Tribunal de las Comunidades Europeas con sede en Luxemburgo. Prefieren un acuerdo Normalmente preferimos llegar antes a un acuerdo con el Gobierno afectado, para evitar llegar a la vía judicial que casi siempre termina en vía muerta. Y de hecho, la comunicación oficial del ejecutivo comunitario anunciando el inicio del procedimiento de infracción decía ayer claramente que debe subrayarse que la Comisión no pone en duda la necesidad, el trazado o la importancia de este proyecto para la ciudad de Madrid La primera consecuencia de esta decisión es que mientras no se haya resuelto este conflicto, el Ayuntamiento no podrá acudir al Banco Europeo de Inversiones (BEI) para financiar las obras. El Ayuntamiento tenía pensado pedir 1.500 millones de euros al BEI, pero la apertura de este procedimiento bloquea legalmente cualquier decisión sobre esta obra. Sin embargo, tampoco se prevé que España sea multada por la Comisión si (Pasa a la página siguiente)