Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 5 4 2006 Internacional 31 Nuevos cargos contra Sadam por el genocidio kurdo en los 80 b El juez dijo que las localidades fueron destruidas e incendiadas, las casas, los lugares de culto y edificios civiles, arrasados sin ninguna razón u orden militar AFP BAGDAD. El Tribunal Especial Iraquí que juzga al ex presidente Sadam Husein, presentó ayer nuevos cargos contra el ex dictador y otros seis altos responsables de su régimen por presunto genocidio y crímenes contra la Humanidad en relación con la represión contra los kurdos en los años 80, la llamada Campaña de Anfal en la que, según grupos de Derechos Humanos, murieron 180.000 personas. Hasta ahora el ex dictador sólo ha sido juzgado por el asesinato de 143 chiíes en la localidad de Dujail en 1982, en represalia contra un intento de asesinato del propio Sadam. Los ocho acusados en este caso podrían ser condenados a muerte en la horca. El juicio comenzó en octubre y el ex dictador se ha negado a reconocer al tribunal y ha aprovechado las sesiones para lanzar soflamas políticas. Un palestino herido en el ataque contra el helipuerto del presidente Mahmud Abbas en Gaza es llevado en camilla AP Olmert negocia con Peretz con una mano y bombardea Gaza con la otra Los laboristas, como estaba cantado, se sumarán al Gobierno del Kadima b Cazas israelíes atacan el heli- puerto del Mahmud Abbas en la Franja mediterránea, mientras la artillería del Tsahal castiga Beit Lahia por lanzar cohetes Qassam JUAN CIERCO. ENVIADO ESPECIAL AMMÁN. Obviedad, divino tesoro. Pese a los coqueteos nada disimulados con la extrema derecha y sí estratégicos para hacer más rentable su incorporación al Gobierno de coalición de Ehud Olmert, Amir Peretz, como confirmó ayer en rueda de Prensa con el primer ministro interino, sumará sus fuerzas laboristas al próximo Ejecutivo de Israel, en el que también podrían estar presentes el sorprendente partido de los Pensionistas y las dos forma- ciones ultraortodoxas judías con representación en la Kneset (Parlamento) Las negociaciones formales entre los dos grandes partidos del nuevo Israel, (29 escaños para Kadima; 19 para los laboristas) comenzarán de inmediato y versarán en prosa hebrea sobre el intercambio al peso de los Ministerios más importantes del Gabinete. Más represión Una negociación que, sin embargo, no ocupa todo el tiempo de Olmert, secundado por sus servicios de seguridad y por sus oficiales del Tsahal El líder del Kadima y próximo jefe de Gobierno ordenó ayer una nueva vuelta de tuerca en la represión israelí a los constantes lanzamientos de cohetes Qassam sobre el sur de Israel con el bombardeo de sus cazas del helipuerto de Mahmud Abbas en Gaza, a sólo un centenar de metros de su oficina. Abbas se encontraba en Ramala pero ello no le quita simbolismo al ataque, el primero en los dos últimos años contra una institución de la ANP. También la artillería israelí entró en juego contra los Qassam, al atacar la ciudad norteña de Gaza de Beit Lahia. Fuentes palestinas hablaron en un momento de cuatro civiles muertos aunque a la postre la cifra se rebajó a dos. Sea como fuere, la jornada, muy política por un lado, muy revuelta en lo militar por otro, volvió a mostrar bien a las claras el deterioro de la situación entre israelíes y palestinos que, sumado a la guerra de guerrillas interna en Gaza y Cisjordania, devuelve poco a poco a la región al caos del que, en realidad, nunca ha logrado salir. Más de 5.000 muertos Los nuevos cargos se refieren al papel que desempeñó el ex presidente Sadam Husein en la llamada Operación Anfal (daños de guerra, en árabe) una operación en tres fases contra los kurdos en el norte de Irak a finales de los años 80 que incluyó el ataque con gas del 16 de marzo de 1988 contra Halabja en el que murieron 5.000 personas, entre ellas mujeres y niños. Los grupos pro Derechos Humanos consideran este ataque como una de las más graves atrocidades cometidas por el régimen de Sadam Husein. Sin embargo, el juez Ruhi declaró que el ataque de Halabja será objeto de un juicio independiente, y no está incluido en las acusaciones presentadas.