Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional MIÉRCOLES 5 4 2006 ABC ESTA POBRE ITALIA a penosa imagen dada por los dos candidatos principales de las legislativas italianas del próximo domingo en el debate televisivo del pasado lunes es un buen augurio del futuro que espera a la República Italiana. Que un ex jefe del Gobierno italiano y ex jefe también de la Comisión Europea descalifique a su rival comparándolo con un borracho agarrado a una farola sólo puede justificar el lamentable paralelismo trazado en respusta por Berlusconi al hablar de Romano Prodi como el tonto útil del que nos habló Lenin. Y en ese nivel estamos. Cualquier observador convendrá que Italia requiere un GobierRAMÓN no que reforme instituPÉREZ- MAURA ciones empezando por el crónicamente lento sistema legal y siguiendo con los generosísimos beneficios con los que se están arruinando a sí mismos los ciudadanos en pensiones, subsidio de desempleo y otros. Y es precisamente por eso por lo que estas elecciones son muy relevantes a diferencia de tantas otras a lo largo de décadas, cuando los italianos votaban mucho sabiendo que valía para poco. Todo lo más podía ser importante para tener bien colocado algún amigo al que poder pedir un favor. Se trataba no de que mandaran de verdad, sino de tener los resortes para ayudarte cuando lo necesitaras. En un mandato de cinco años, el más largo desde el final de la Segunda Guerra Mundial, Silvio Berlusconi parece haber hecho bastante poco por modernizar el país todo lo que Italia lo necesita, mientras que se ha aplicado el viejo criterio de colocar a alguien que defienda sus intereses encargándoselo a la persona de la que más se fiaba: él mismo. Es como si hubiera empleado estos años en que ha cobrado del Estado para asegurarse de que no tendrá que seguir viviendo hospedado por el Estado. Cómo no habrá sido de catastrófica la gestión de Berlusconi que hoy parece probable su derrota por una coalición de 11 partidos- ¿puede haber once puntos de vista sustancialmente diferentes sobre algo? -con un manifiesto electoral de 300 páginas en comparación con las cuales las partes tercera y cuarta del Tratado por el que se establece una Constitución para Europa parecen más fáciles de entender que el catón de la doctrina cristiana. Este Prodi en horas altas fue el mirlo blanco llamado a sustituir a la defenestrada comisión de Jacques Santer. La gran esperanza blanca que a los cuatro meses de tomar posesión había caído ya en un descrédito del que nunca más salió. El hombre que en un Consejo Europeo en el año 2000 intentó opinar sobre política exterior y fue callado por Jacques Chirac negándole competencia para opinar sobre esa materia. Y él, ni chistó. Es Prodi, el profesor ininteligible y más bien poco trabajador que durante los consejos europeos leía el diario. Así está Italia. ¿Puede sorprender el auge del movimiento neocristiano de Marcello Pera? L Silvio Berlusconi llama gilipollas a todos los italianos que no le voten Los insultos entusiasman a su electorado pero no ganan indecisos el ridículo ante el mundo, el insulto de ayer sirvió para hacer olvidar el debate electoral que había ganado Romano Prodi JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. En un lenguaje poco caballeresco para un Cavaliere Silvio Berlusconi llamó ayer gilipollas a quienes no le voten en las elecciones generales del 9 y 10 de abril. Aunque Berlusconi hace el ridículo ante el mundo, como ya sucedió en el Parlamento Europeo, sus ataques están perfectamente calculados. El insulto de ayer sirvió para hacer olvidar el debate electoral que había ganado Prodi pero, sobre todo, para conseguir que no se hable del balance desastroso de la legislatura. Durante un mitin político con la patronal del sector servicios, Berlusconi reiteró la promesa de abolir por completo el impuesto sobre la primera casa, lo cual ahorraría unos 500 o 600 euros anuales a unos 20 millones de italianos. La demagógica promesa, lanzada en el último minuto del debate electoral, dejaría sin las tres cuartas partes de sus recursos a los ayuntamientos, y la Asociación Nacional de Ayuntamientos Italianos presentó ayer una seria protesta. Aun así, como elemento populista, la promesa de abolir el impuesto sobre las casas tiene un buen tirón en un país en que muy poca gente, y muchísimo menos el Gobierno actual, se preocupa por las finanzas públicas. El año 2005 se cerró con un crecimiento económico nulo, un déb Aunque Berlusconi hace ficit publico del 4,1 por ciento respecto al PIB y una deuda pública equivalente al 120 por ciento del PIB según la OCDE. Berlusconi podrá ser un maleducado pero, como gran empresario de publicidad, sabe vender su producto- -en este caso el recorte de impuestos- y ayer aprovechó su encuentro con la patronal para lanzar un nuevo spot capaz de conquistar las primeras planas de todos los diarios de Italia. Apelando al bolsillo de los 20 millones de propietarios de casas, Berlusconi afirmó que tengo demasiada confianza en la inteligencia de los italianos para pensar que haya tantos gilipollas que voten contra su propio interés El primer ministro utilizó la palabra coglioni que, aparte de su vulgaridad, es un insulto fortísimo en Italia. Era una frase perfectamente calculada a la que añadió otra llamada a reforzar el mensaje: Perdonad mi lenguaje basto pero eficaz Pocas horas más tarde, el jefe del Gobierno utilizaba las protestas del centro izquierda para subir de nuevo a la red afirmando que yo recurrí a aquella expresión con ironía, mientras que ellos dicen que soy un delincuente político, un mafioso y un asesino Quejarse de que le insultan forma parte de su show ha- bitual, igual que ir continuamente por las televisiones- -controla todas las cadenas nacionales, las públicas y las privadas- -quejándose de que le tienen amordazado en la pequeña pantalla. Un caso aparte Probablemente ningún primer ministro normal en Europa se rebajaría a insultos testiculares, pero Berlusconi es un caso aparte como bien recuerda el Parlamento Europeo desde el día en que compareció para presentar el programa de la presidencia italiana de la UE y terminó llamando kapó -un insulto tremendo por tratarse de los judíos que colaboraban a los nazis en los campos de exterminio- -al eurodiputado alemán Martin Shultz, jefe del grupo socialista. A todos los demas eurodiputados les dijo sólo que eran turistas de la democracia Cuando Berlusconi ganó las elecciones en el 2001, muchos italianos pensaban que l un empresario brillante podría reducir burocracia inútil y sacar al país del marasmo, pero ha sucedido todo lo contrario y el quinquenio termina en estancamiento económico absoluto después de que Italia haya bajado muchos puestos en todos los ranking internacionales. Esto es lo que más le duele al Cavaliere y su estrategia consiste en evitar que se haga balance de la legislatura. Con su habilidad mediática, lo está consiguiendo. No consigue, en cambio, mejorar su intención de voto. La agresividad entusiasma al electorado de Forza Italia, pero no permite ganar terreno entre los indecisos. La propuesta para reducir el impuesto de la vivienda dejaría a los ayuntamientos sin las tres cuartas partes de sus ingresos Un simpatizante de Prodi protesta por los insultos de Berlusconi y muestra un cartel que dice yo soy un gilipollas AFP