Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL DEBATE SOBRE LA NEGOCIACIÓN CON ETA MIÉRCOLES 5 4 2006 ABC Ibarretxe asume la hoja de ruta de Zapatero y acepta demorar su mesa de partidos Ambos acordaron ayer recorrer juntos el camino que haga irreversible la paz b El lendakari aprovecha su visita a La Moncloa para intentar recuperar protagonismo político y reivindica su condición de agente activo del proceso GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. La voluntad compartida de hacer irreversible la paz y el compromiso recíproco de recorrer juntos el camino fueron el denominador común de la entrevista celebrada ayer en el Palacio de la Moncloa por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el lendakari Juan José Ibarretxe. Siendo esto lo sustancial, que esto- -el fin del terrorismo- -salga bien las posteriores comparecencias del propio Ibarretxe y de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, también pusieron de manifiesto que las diferencias siguen siendo significativas al abordar el escenario político posterior a la verificación del fin de ETA. El lendakari aprovechó la entrevista para intentar recuperar protagonismo, reivindicando explícitamente al Gobierno que preside y a sí mismo como agentes activos para avanzar en el proceso de paz lo que no sirvió sino para acentuar la imagen de que atraviesa por su momento de mayor debilidad, tanto porque- -por primera vez- -no ocupa por sí mismo una posición determinante como porque el escenario posterior más previsible, según se admite en su entorno, es de un fuerte crecimiento electoral de la izquierda abertzale del que el PNV seguramente no saldrá totalmente indemne. Zapatero e Ibarretxe, ayer, segundos antes de empezar su entrevista en el Palacio de la Moncloa IGNACIO GIL La coincidencia en el objetivo de acabar con el terrorismo no oculta sus diferencias sobre los escenarios políticos Ibarretxe insiste en su consulta popular y La Moncloa puntualiza que no es el momento de hablar de eso Zapatero marca los tiempos Ibarretxe abrió y cerró su comparecencia ante los medios de comunicación reiterando su habitual proclama de que el protagonismo para definir su futuro político corresponde al pueblo vasco en consulta popular, y sus decisiones, sean las que sean, habrán de respetarse Pero, por encima de la traducción práctica de esta declaración- -en Ibarretxe se ha venido asociando a la pretensión de autodeterminación, mientras que para el Gobierno consulta popular son las elecciones periódicas o un referéndum como el que habrá en Cataluña sobre su nuevo Estatuto- de lo manifestado por el lendakari se desprende que ha asumido que los tiempos los marca Zapatero. Esto resultó evidente en sus comentarios sobre la mesa extraparlamentaria que, según declaraciones anteriores, quería poner en marcha después del verano, con Batasuna incluida- -legalizada o no- Ayer, tras afirmar que no estamos en una carrera de liderazgos y aunque sin renunciar a su planteamiento de fondo, admitió que sería una irresponsabilidad tremenda que nos reuniéramos sólo para tomar un café con leche para terminar asumiendo que mucho más importante que si se hace un mes antes o después, es tener antes garantías para poder caminar antes de dar el primer paso público- -los discretos según confirmó, siguen e incluyen a Batasuna- Diferentes escenarios políticos Zapatero, a tenor de lo dicho después por De la Vega, puso freno a las urgencias de Ibarretxe, con el compromiso de compartir información y objetivos, manteniendo un diálogo y una co- Alonso y Balza compartirán la verificación de la renuncia al terrorismo Aunque José Antonio Alonso y Javier Balza ya habían intensificado su relación, Zapatero e Ibarretxe acordaron ayer que se refuerce el intercambio de información y la colaboración entre los responsables de Interior de los gobiernos de España y del País Vasco. En fuentes de ambas instituciones se concede gran relieve a esta decisión porque es la confirmación de la colaboración entre los dos gobiernos en la verificación de que ETA ha renunciado a todo tipo de terrorismo. Ibarretxe habló, por dos veces, de verificación ética -no técnica o policial- cuyo sentido concreto no aclaró, pero tanto fuentes próximas al lendakari como gubernamentales lo consideraron una alusión a que el final del terrorismo se debe certificar no sólo en términos estrictamente policiales, sino también en el sentido de que se trata de una decisión sincera y sin marcha atrás. laboración leal y con la premisa de que podemos estar ante un momento histórico que trasciende los intereses partidistas, pero que sólo podrá lograrse con el concurso de todos Si Ibarretxe subrayó que tenemos que alcanzar soluciones para hacer irreversible el proceso de paz y para abrir un tiempo político de acuerdos que nos permitan alcanzar un modelo de relación amable entre Euskadi y España la portavoz de Zapatero fue contundente al afirmar que este es el momento de la paz y más adelante vendrá el de la política De la Vega aclaró que para el Gobierno el diálogo se hace siempre en los cauces democráticos- -es decir, en el Parlamento- -y con los partidos democráticos- -y, por tanto, legales- Pero, sobre todo, dejó sentado que no es el momento de hablar de eso y que, si no se quiere arruinar el proceso, lo que corresponde es dar tiempo al tiempo Es decir: primero, la constatación fehaciente del fin de toda manifestación de terrorismo; a continuación, la comparecencia del presidente del Gobierno ante el Parlamento para recabar su autorización para negociar con ETA su disolución. Cautela y unidad A partir de ahí, según el protocolo de Zapatero, habrá que esperar a ver cómo se reconduce la izquierda abert-