Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 4 4 2006 Sociedad 53 Salud Ciencia Medio Ambiente CC. OO. dice que la gripe aviar ha afectado ya a más de 2.000 empleos El sindicato Comisiones Obreras (CC. OO. denunció ayer que, sin haber llegado a España, la gripe aviar ha afectado ya a más de 2.000 empleos del sector avícola de nuestro país, debido a la falta de actividad en granjas y mataderos y al descenso del consumo de carne. Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud confirmó cuatro casos más de la enfermedad en humanos en Egipto. Una terapia génica corrige una rara afección sanguínea congénita Investigadores suizos y alemanes han conseguido, por primera vez en el mundo, curar a dos pacientes una afección sanguínea congénita mediante una terapia génica. El experimento científico, según publica Nature Medicine se realizó hace año y medio en dos enfermos de 25 y 26 años afectados de granulomatosis séptica, una deficiencia del sistema inmunitario capaz de provocar la muerte. Los almacenes de residuos nucleares, al 65 de su capacidad Las piscinas que albergan en las centrales nucleares españolas los residuos radiactivos que producen sus reactores están ya en una media del 64,8 de su capacidad, y algunas, como Trillo (Guadalajara) al 83 En España todavía no existe un Almacén Temporal Centralizado (ATC) que albergue estos residuos, aunque Industria ha iniciado los estudios para la puesta en marcha del ATC. Vejigas de laboratorio Biopsia 3 Las muestras de tejido, con células musculares y de la mucosa de la vejiga, se cultivaron, crecieron y se expandieron en el laboratorio. Malla 5 Entre 7 y 8 semanas después de la biopsia, se pudo ampliar en el quirófano las vejigas dañadas con el nuevo tejido fabricado a partir de las células de cada paciente. El Gobierno aprueba el nuevo currículum científico unificado ABC MADRID. El Ministerio de Educación y Ciencia (MEC) presentó ayer el futuro currículum vitae normalizado y unificado (CVN) para todo tipo de científicos e investigadores, que permitirá en 2007 la conexión de las bases de datos de universidades, Organismos Públicos de Investigación (OPI) y administraciones. La ministra María Jesús San Segundo anunció también el proyecto de un consorcio para la compra de revistas electrónicas y bases de datos científicas para el conjunto del sistema nacional de ciencia y tecnología, con un coste aproximado de 80 millones de euros, de los que el Gobierno aportará entre la cuarta y la tercera parte. El CVN, desarrollado en coordinación con entidades y administraciones, es un formulario estándar de información mínima unificada, que se actualizará cada vez que un candidato se presente a una convocatoria de ayudas a proyectos de investigación, respetando sus deseos de cesión de datos entre entidades. Según el MEC, la base de datos global resultante de la interacción de todas las preexistentes, el denominado Sistema de Información Curricular de I+ D +i (SIC) permitirá saber quién es quién en Ciencia y Tecnología. Las diferentes entidades del Sistema Español de Ciencia- Tecnología- Empresa podrán formar parte de este entramado tanto de forma activa (conectando su propia base de datos) como pasiva (si carecen de un sistema de información curricular propio) Además, se establecerá la Biblioteca Electrónica de Ciencia y Tecnología (BECyT) operativa plenamente en 2007. El número de usuarios potenciales sería de 150.000 científicos y tecnólogos y más de 50.000 estudiantes universitarios de tercer ciclo, que, se estima, realizarán unos 20.000 millones de consultas y otras tantas descargas de artículos. Supondría, según dijo San Segundo, un incremento de cerca del 15 por ciento del gasto nacional actual conjunto en estos servicios y un aumento del cien por cien en su uso. Vejiga urinaria 1 cm. 1 A siete pacientes que necesitaban una ampliación de su vejiga se les realizó una biopsia para fabricar en el laboratorio nuevo tejido con el que reconstruir el órgano. 2 Bastó con extraer un pequeño parche de entre 1 y 2 centímetros cuadrados Cultivo 4 El nuevo tejido se colocó en una malla específicamente diseñada para conseguir la forma deseada. Infografía ABC Reconstruyen las vejigas de siete pacientes con tejido creado a partir de sus células El trasplante mejoró los problemas de incontinencia y evitó daños renales b Con una pequeña biopsia de las vejigas dañadas, se fabricó en el laboratorio tejido vesical a la medida de cada enfermo y apto para proceder a su trasplante N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Científicos estadounidenses han dado un paso significativo para crear en el laboratorio órganos a la medida, listos para su trasplante. Médicos de la Universidad Wake Forest detallan en la edición on line de la revista médica The Lancet la evolución de los primeros casos de pacientes a los que se les ha trasplantado parte de una vejiga creada en el laboratorio, a partir de una pequeña biopsia. Los pacientes tratados eran niños y adolescentes con una malformación congénita que impedía el correcto funcionamiento de la vejiga. Pero el avance también podría revolucionar el tratamiento de enfermos a los que el cáncer obliga a seccionar parte de la vejiga. El coordinador de este estudio, Anthony Atala, trabaja en la generación en laboratorio de hasta veinte tejidos y órganos diferentes, incluidos vasos sanguíneos y corazones. Los urólogos llevaban decenas de años buscando el material más idóneo para reparar vejigas dañadas. Vejigas incontinentes e incapaces de vaciarse bien que podían provocar daños renales irreparables. Hasta la fecha, los trasplantes de intestino para ampliar la ve- jiga y mejorar su función se consideraban la opción menos mala, pese a la aparición de cálculos renales y un mayor riesgo de que el injerto se malignizara. Cinco años de evolución El tejido cultivado en el laboratorio a partir de las células de los pacientes resuelve esos problemas. Los resultados que se publican hoy se refieren a siete pacientes, de entre 4 y 19 años de edad, a los que se les trasplantó ese tejido y se vigiló su evolución durante cinco años. Los jóvenes intervenidos padecían una forma grave de espina bífida, una malformación congénita frecuente, que en los casos más severos impide el funcionamiento correcto de la vejiga. Las vejigas de estos pacientes habían perdido su capacidad para expandirse al almacenar la orina. La pérdida de elasticidad provocaba problemas de incontinencia y una presión interna que ponía en riesgo sus riñones. A todos ellos, se les realizó una biopsia para obtener un pequeño parche de entre 1 y 2 centímetros cuadrados de su vejiga. Las muestras contenían células musculares y uroteliales, específicas de la vejiga, que se cultivaron en el laboratorio durante 7- 8 semanas. En ese tiempo, las células crecieron, se expandieron y se colocaron en una malla especialmente diseñada para dar la forma de la vejiga deseada. El siguiente paso se dio en el quirófano. Allí los médicos de la Universidad Wake Forest adhirieron el nuevo tejido a la vejiga del paciente. No hubo ninguna compli- cación tras la intervención y cinco años después del trasplante el funcionamiento de la vejiga había mejorado sin ninguno de los efectos secundarios típicos de los injertos de intestino. El objetivo principal de la cirugía era acabar con la presión interna de la vejiga para preservar los riñones. Y se consiguió en todos los pacientes, pero además mejoraron los problemas de incontinencia. Las fugas de orina fueron menos frecuentes- -los chicos trasplantados pasaron de tener escapes cada treinta minutos a estar hasta siete horas secos- Tampoco se desarrollaron cálculos renales. Anthony Atala reconoce que el número de pacientes incluidos en el estudio es todavía muy pequeño, aunque suficiente para considerar que la ingeniería de tejidos es una opción real Un paso revolucionario Pedro López- Pereira, adjunto de Urología Infantil del hospital La Paz, considera un paso revolucionario este tipo de injertos si se confirman los resultados La experiencia con siete pacientes es muy limitada y habrá que esperar los resultados en un mayor número de pacientes comentó. Entonces se sabrá si el tejido que se ha generado a partir de una vejiga patológica puede funcionar a largo plazo o si con los años vuelve a reproducir la enfermedad inicial. Al menos, no ha ocurrido en los más de cinco años que ha durado el seguimiento de los enfermos tratados.