Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid MARTES 4 4 2006 ABC REACCIONES Alberto Ruiz- Gallardón Alcalde de Madrid Las puertas del Ayuntamiento siguen absolutamente abiertas; estoy dispuesto a tratarlo todo Juan Fernández AA. VV. de Carabanchel Alto Nos reuniremos con el alcalde si son invitados los once colectivos implicados en las reivindicaciones, y si el primer punto del orden de día incluye la discusión de la retirada de parquímetros Antonio Delicado Carnicero del barrio del Pilar La gente se va a comprar a La Vaguada porque tienen dos horas gratis de parking. Además, los propietarios de negocios no tenemos plazas José Manuel Lozano Dueño de un bar en la c Sangenjo Hubiese preferido que me subieran los impuestos; eso no me quita clientes que vienen en coche Numerosos parquímetros continuaban inutilizados ayer, día en que terminaba la moratoria en las nuevas zonas VICTOR INCHAUSTI Más de 300 parquímetros inutilizados y 20 rotos desde el inicio de la protesta Problemas en algunas zonas para aplicar el SER por falta de máquinas en uso barrios, las líneas azules y verdes amanecieron pintadas de rosa, y los controladores dejaban en los parabrisas notas informativas y no denuncias F. NAVARRO S. MEDIALDEA MADRID. Más de 300 parquímetros han resultado inutilizados- -algunos, en varias ocasiones- -desde que el pasado 1 de marzo se inició la protesta popular contra la extensión de este sistema de control del estacionamiento a algunos distritos periféricos, según cálculos municipales. Además, aproximadamente 20 de estas máquinas expendedoras de billetes de aparcamiento han sido destrozadas por actuaciones vandálicas. En el caso de los parquímetros inutilizados, las mismas fuentes explicaron que en más de una ocasión, los daños se han producido en un mismo elemento: primero se le ha roto la placa solar, y cuando ésta se ha reparado, se destrozó la botonera, y una vez arreglada, se sellaron con silicona los orificios de entrada del dinero o de salida de los tickets. b En algunos controladores no pudieron trabajar con normalidad en todas las nuevas zonas reguladas. Carabanchel, Fuencarral y Barrio del Pilar, los barrios que más han mostrado su rechazo a la implantación del servicio de estacionamiento regulado (SER) amanecieron con los parquímetros rotos y las líneas azules de delimitación repintadas de otros colores. La primera jornada con el sistema del SER funcionando en los nuevos barrios de Madrid se encontró con muchos parquímetros destrozados. La rebelión vecinal contra el SER ha plasmado sus quejas de tal manera que los parquímetros han quedado inservibles en el día de su inauguración oficial. Nadie puede sacar ticket aunque quiera hacerlo cuenta una vigilante que pasea las calles de Fuencarral. Los expendedores de billetes presen- taban los contadores electrónicos arrancados o las hendiduras para meter el dinero precintadas con goma. En mi zona no hay ninguno que valga asegura un controlador del Barrio del Pilar. Notas informativas Ante la situación, muchos vigilantes del estacionamiento regulado continuaron dejando en los parabrisas la nota informativa en vez del aviso de tramitación de denuncia. Otros se dedicaron a atender a todas aquellas personas que se preguntaban qué hacer si no podían sacar el ticket. La mayoría de los conductores colaboran y nosotros tan sólo hacemos una labor informativa- -explica un controlador- por lo que no vamos a poner multas La lucha contra los parquímetros no sólo se ha centrado en los aparatos. Al- gunos más imaginativos y menos violentos han preferido repintar las líneas de los aparcamientos. Varios vecinos del barrio de Carabanchel han puesto pintura blanca sobre las líneas azules, mientras que en Fuencarral los colores elegidos para algunas calles han sido el rojo y el naranja. Quejas en la calle Los residentes de los barrios más opuestos al SER seguían ayer protestando contra un servicio que nadie quiere Las quejas estaban en la calle y los comercios por la implantación de un sistema que desde ayer es una realidad con la que tienen que convivir. Los vecinos de este barrio estamos al cien por cien en contra de los parquímetros porque es un robo total asegura Javier, residente de Fuencarral. Hace falta controlar la doble fila que se crea en la calle y no perjudicar el aparcamiento de los trabajadores de la zona apunta otra vecina del Barrio del Pilar. Precisamente, los tenderos y comerciantes mostraban ayer su preocupación por cómo les afectaría la medida. La caña vale ahora dos euros; uno por aparcar y otro por tomártela. Seguro que nos reduce las ventas asegura Luis. El dueño de otro restaurante indicaba que el problema está en creer que Fuencarral o Carabanchel son también el Madrid de los Austrias y los Borbones Los comerciantes se quejan además porque no tienen autorizaciones para dejar sus coches en la calle sin pagar. Las tarjetas de aparcamiento siguen sin llegar a los residentes Pese a que hace ya un mes que los parquímetros comenzaron oficialmente a funcionar en las nuevas zonas de la ciudad, todavía son muchos los residentes que no han recibido su tarjeta de estacionamiento, pese a haberla solicitado y pagado en tiempo y forma. Esto les deja, protestan, en situación de indefensión a la hora de estacionar su vehículo, que podría ser multado por no contar con la correspondiente autorización. Desde el área de Movilidad se asegura que ninguna persona será multada mientras espera este documento. Es más, aseguran que cuando el controlador teclea en su terminal el número de matrícula del vehículo a denunciar, la base de datos identifica los que están esperando la tarjeta, y estas sanciones no serían tramitadas. Fin de la moratoria Después de la moratoria concedida por el Ayuntamiento de Madrid, ayer comenzó a ser efectivo el cobro del aparcamiento regulado en los distritos madrileños a los que se les ha ampliado este servicio, en total 17 barrios y cuatro cascos periféricos. Pero los