Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 4 4 2006 Madrid 39 Incidentes en la línea 5 por la huelga del Metro MADRID. La cuarta jornada de huelga convocada por los conductores del Metro para reclamar mejoras laborales concluyó ayer con incidentes en la línea 5, que suspendió su servicio durante más de treinta minutos. Según fuentes sindicales, pasadas las siete de la mañana se produjo una importante aglomeración de público en los andenes de la estación de Oporto, por lo que, dentro de los servicios mínimos pactados, se intentó aliviar el colapso cambiando el sentido de circulación de uno de los trenes. En el momento en el que se indicó a los pasajeros que debían desalojar los vagones para realizar el cambio, éstos se negaron, por lo que el servicio quedó suspendido durante más de media hora entre las estaciones de Oporto y Opera. Por lo demás, los paros se desarrollaron sin incidentes, con más servicios mínimos de los previstos- -15 trenes más- pero con muchas aglomeraciones. El plan de desvíos de tráfico previsto por las obras perjudica a varios colectivos, como los repartidores el sentido cambiado desde ahora- -para dirigirse a las vías con el paso permitido en la plaza de Canalejas. La gente tiene que coger la Gran Vía por otro sitio para evitarse todo esto, en unos días se acostumbrarán, está todo bien organizado opinaba un agente de movilidad en pleno cruce con Sevilla. No terminó de hablar: al instante fue asaltado por otro conductor apurado por cómo salir de allí. del Área de Preferencia Peatonal llevado a cabo por el Ayuntamiento hace un año limitaba mucho el uso del vehículo privado, y ahora ha llegado la puntilla además de los vehículos ya autorizados (ambulancias, Policía... sólo los taxis con viajeros pueden transitar por la puerta del Sol y salir por la calle Carretas o Alcalá. al menos en teoría. Vaya solución, ¿y qué pasa con todos los clientes que esperan en Sol cargados de maletas? se quejaban Ignacio y Jesús, dos taxistas. El Ayuntamiento habilitará paradas adicionales en las calles Mayor y Arbalán, que se unen a las ya existentes en la zona. Para Ignacio y Jesús, todo lo que sean cortes u obras les perjudica. FOTOS: CHEMA BARROSO, M. DÍAZ La gente tiene que coger la Gran Vía por otro sitio para evitarse todo esto, en unos días se acostumbrarán obras, y esperan que éstas concluyan lo antes posible, y bien. Tenemos mucho ruido, mucho polvo... pero qué le vamos a hacer se resigna Julia, del 14 de la Puerta del Sol, reconociendo su confusión de ayer cuando se encontró sin parada de autobús frente a su casa. Los usuarios se extrañan un poco cuando los dejas aquí, y hay quejas de los de algunas líneas que han de andar ahora más, pero aquí se maniobra mejor comentan varios conductores de autobuses en la nueva parada de Alcalá, entre ellos el del número 150 (C. V. Cortijo- Puerta del Sol) el mismo que llevaba esperando una estudiante de Turismo desde hacía 40 minutos. Pocos problemas en la Puerta del Sol Lo que no provocó apenas problemas a lo largo de gran parte del día fue el corte del tráfico en la Puerta del Sol. Después de peatonalizarse Montera y restringirse la circulación privada en Sol, apenas ha variado el tráfico afirmaba un chaqueta verde de la EMT que informaba de los cambios en los buses. No le faltaba razón: la ampliación bién se puede cargar y descargar con entrada por Mayor o Esparteros y salida por Arenal o Carretas. Los repartidores no son los únicos que ayer se quejaban por el plan de desvíos de tráfico motivado por la construcción de la estación de Cercanías. Varios comerciantes de la zona, sobre todo los ubicados en la acera de la Puerta del Sol, se lamentan, cargados de resignación: Aún es pronto para hacer balance, pero seguro que no nos perjudica más que la otra fase de las obras, cuando nos colocaron una valla enfrente resumía un comerciante. Los vecinos también están más que acostumbrados a las molestias de las Repartidores, comerciantes y vecinos Los que se quejaban también eran los muchos repartidores de la zona, que ahora debían desplazarse más con su carga. El nuestro ha tenido que venir con una carretilla cargada desde la calle Sevilla comentaba Juan Martos, responsable de una zapatería en el 4 de Sol. Lo peor es para ellos, sí, ha venido uno que había aparcado en una parada de bus de Carretas, ¡lo van a tener muy crudo! asentía María Paz, dependienta de una zapatería vecina, en el 5. La calle Sevilla se encontraba ayer por la mañana repleta de furgonetas de reparto, lo mismo que Virgen de los Peligros, restando un tercer carril al paso desde Alcalá hasta la Gran Vía, y hasta restringiéndolo a uno solo en ocasiones. En el entorno de Sol, tam- Arturo Llerandi Comerciante Salvo por el ruido y el polvo veo los cortes bien: quedará muy bien después, pasa mucha gente y, además, el centro de las capitales europeas ya es peatonal