Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 4 4 2006 Internacional 33 El PRI pierde en sólo dos meses a 3.000 militantes, 23 diputados y 65 dirigentes El partido hegemónico en México durante siete décadas se desangra b El aspirante priísta, Roberto Ma- drazo, sigue detrás de López Obrador (PRD) y de Calderón (PAN) en las encuestas, que vaticinan un empate entre éstos últimos MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. A un ritmo de dos militantes por hora, más de 3.000 afiliados del Partido Revolucionario Institucional (PRI) han abandonado sus filas en los últimos dos meses. Entre los desertores del partido que monopolizó el poder en México desde 1929 hasta el año 2000, figuran 65 de sus dirigentes y 23 diputados federales, según el diario Reforma. Incluso cuatro aspirantes a un asiento en el Senado no llegaron a registrarse ante el Instituto Federal Electoral (IFE) La disconformidad con la candidatura de Roberto Madrazo a la Presidencia y la configuración de las listas al Congreso han detonado la estampida. Aunque en México el transfuguismo político es moneda corriente, no ha dejado de sorprender esta desbandada en el seno del PRI. No extraña a nadie, sin embargo, que los excluidos de las listas al Parlamento busquen su canonjía en otra parte, ya que un diputado disfruta de un sueldo mensual de 9.300 euros, viáticos y regalías aparte. Para poder remontar la cuesta de enero, sus señorías incluso se concedieron a final de 2004 un aguinaldo de 36.000 euros por escaño. En Querétaro, 1.500 priístas quemaron sus credenciales y anunciaron su salida del partido el pasado 6 de marzo. En una semana, otros 400 asociados de Jalisco se daban de baja y mil renuncias más eran presentadas en Monterrey. Entre los casos más llamativos está el del anterior portavoz del Comité Ejecutivo Nacional del partido, Eduardo Andrade, quien hizo el hatillo, tras cuarenta años de militancia, cuando supo que su nombre no figuraba en la lista de los candidatos al Senado. Otro espectacular cambio de chaqueta lo protagonizó el presidente del Congreso del Estado de Puebla, Rafael Moreno Valle, quien horas después de presentar su dimisión ya aspiraba a la Cámara Alta por el gobernante Partido Acción Nacional (PAN) Mientras tanto, el PRI tiene difícil recuperar el poder perdido. Sin excepción, las encuestas colocan a Madrazo por debajo de sus dos principales oponentes: Felipe Calderón, del PAN, y Andrés Manuel López Obrador, del Partido de la Revolución Democrática (PRD) El ex secretario de Energía y el anterior jefe de Gobierno del Distrito Federal mantienen una pugna cada día más cerrada, y los diferentes sondeos pronostican un posible empate, a 3 meses de las elecciones presidenciales del 2 de julio próximo. López Obrador y Calderón Según los estudios más recientes, López Obrador ha perdido entre el 10 y el 15 por ciento de apoyo popular y ahora se sitúa entre 2 y 4 puntos por encima de Calderón. GEA- ISA llega a dar al panista 2 puntos más que al perredista. Según tres empresas demoscópicas consultadas por Televisa, a el Peje le han dañado la acusación de Madrazo de ser un mentiroso, y la de Calderón de ser intolerante y de propiciar una crisis económica en el país. La agresividad de sus últimos mítines- -conminando con insistencia al Roberto Madrazo presidente Vicente Fox a callarse, después de llamarle chachalaca (una gallinácea vocinglera) -también habría hecho mella en el político tabasqueño. Sus rivales contraatacaron instándole a participar en debates televisivos y vinculándolo con el polémico presidente venezolano, Hugo Chávez. Así las cosas, el voto de los indecisos parece llamado a decidir quién gobernará México en el próximo sexenio. Uno de cada tres priístas podría cambiar su sufragio si percibe que el PRI no ganará.