Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 4 4 2006 Internacional 29 Moussaoui, el único procesado por el 11- S, podrá ser condenado a muerte Las irregularidades del caso no han impedido un veredicto de culpabilidad PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Zacarias Moussaoui, el único procesado en Estados Unidos por la ofensiva terrorista del 11- S, ha sido declarado culpable y elegible para la pena de muerte por un jurado federal tras un tumultuoso proceso con una llamativa dosis de irregularidades. Tras deliberar desde el miércoles, los miembros del jurado han respaldado por unanimidad los cargos por omisión presentados por los fiscales: que Moussaoui puedo haber evitado la ofensiva terrorista si hubiera cooperado con el FBI al ser detenido 25 días antes del 11 de septiembre del 2001. Con la decisión anunciada ayer, a las diez de la noche de la noche de España, el proceso contra Moussaoui presidido por la magistrada Leonie M. Brinkema se adentra en una fase decisiva para determinar si realmente merece la pena de muerte. Dos semanas en las que podrán testificar los familiares de las victimas del 11- S y donde el Ministerio Público tiene previsto utilizar algunas de las dramáticas grabaciones realizadas en los aviones comerciales utilizados como armas de destrucción masiva hace cinco años. Precisamente durante las deliberaciones del jurado, estos doce ciudadanos- -nueve hombres y tres mujeres- -han solicitado ayuda solamente para definir el concepto de arma de destrucción masiva, fundamental en una de las múltiples acusaciones formuladas contra Moussaoui. De acuerdo a las instrucciones facilitadas al jurado, el uso de un avión como un misil encajaría dentro de la definición de arma de destrucción masiva. El juicio celebrado en la localidad virginiana de Alexandria, a las afueras de Washington, se ha centrado exclusivamente en la determinación de una sentencia para Zacarias Moussaoui, ya que este marroquí con pasaporte francés de 37 años se declaró el pasado mes de abril culpable de conspirar con Al Qaida para perpetrar el 11- S y otros delitos. Llegando a testificar que su misión consistía en secuestrar otro quinto avión comercial y estrellarlo contra la Casa Blanca en colaboración con Richard Reid, el británico procesado y condenado por intentar hacer estallar una bomba disimulada en uno de sus zapatos durante un vuelo transatlántico Vivas a Bin Laden Los abogados de Moussaoui, quien no ha dudado en lanzar vivas a Osama Bin Laden durante su juicio, han insistido en que su cliente estaba considerado por Al Qaida como una persona de muy poco fiar y que desconocía los detalles de la conspiración terrorista del 11- S. Los letrados también han argumentado que la incompetencia y falta de coordinación de las fuerzas de seguridad de Estados Unidos era tan grave hace cinco años que hubiera sido imposible desbaratar el 11- S incluso si Moussaoui hubiera cooperado plenamente cuando fue arrestado en agosto en Minnesota por irregularidades en su visado mientras tomaba lecciones de vuelo con un simulador del Boeing 747. Zacarias Moussaoui AP Los miembros del jurado han respaldado por unanimidad los cargos de complicidad en los atentados Entre las irregularidades de ese complejo caso destaca la actuación de la letrada del gobierno, Carla Martin, acusada de manipular indebidamente a testigos clave en este proceso. De hecho, la juez Brinkema estuvo a punto de descartar la posibilidad de la pena de muerte para Moussaoui, limitando finalmente a prohibir el uso de los testigos manipulados y dejar abierta la posibilidad de procesar a la letrada en cuestión. Cuestión que sin duda será utilizada por los abogados del condenado para solicitar un nuevo juicio.