Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 4 4 2006 Nacional El DEBATE SOBRE LA NEGOCIACIÓN CON ETA 13 to el fuego, Balza, consejero de Interior del Gobierno vasco, advertía de que ETA se estaba rearmando y de que disponía de varios comandos Las palabras del entorno de La Moncloa fueron entonces fulminantes: No se entera El tiempo le ha dado la razón. Está por ver el futuro porque el PNV y el Gobierno vasco podrían plantear al Gobierno serias dificultades en el proceso que se inicia. Las detenciones de dos colaboradores de ETA en plena tregua por agentes de la Policía Autónoma, después de casi tres años de no haber capturado a ninguno, hicieron sonar algunas alarmas. Cambio de tiempos En la entrevista de hoy, Zapatero tratará con máxima deferencia al lendakari, le pedirá que la Policía Autónoma colabore en la verificación del alto el fuego pero le advertirá de varios aspectos. El primero es que no se precipite con la convocatoria de mesa alguna paralela al Parlamento Le dirá que primero será el proceso de verificación, y entre las conversaciones políticas que puedan plantearse y la gestión de la tregua permanente de ETA deben mediar tiempos distintos a los que él ha planteado. El presidente no quiere que se forme, de momento, ninguna mesa política Y menos, bajo la dirección del lendakari y al margen del Parlamento. Desea que, además de la verificación del alto el fuego, se produzca una reunión de la Comisión de Seguimiento del Pacto Antiterrorista para satisfacer la petición de Rajoy en este sentido. Y después, en junio, si la verificación es positiva, se dirigirá al Congreso. Zapatero quiere hacerlo de acuerdo con el PP y este propósito está apoyado por Imaz, presidente del PNV, que también prefiere el apoyo general de los populares en este proceso, por si en el futuro se pudiera producir un entendimiento entre el PSE y la marca de Batasuna (que incorporaría a EA) lo que le obligaría a recurrir a una interlocución con el PP de Mariano Rajoy en algún modo similar a la de Aznar y Arzalluz en 1996. No es intención del Gobierno, por otra parte, hacer el traspaso de competencias penitenciarias al Gobierno vasco, ya que los acercamientos los quiere gestionar por entero la Administración central, así como los regímenes penitenciarios de los presos etarras. Tampoco se producirán unas relaciones cualificadas en lo informativo con el Gobierno vasco. La Moncloa ha informado al Ejecutivo de Vitoria más a través de Imaz que de cualquier otro canal; otra cosa es cómo Imaz haya ad- ministrado esa información en su partido y con Ajuria Enea Todas estas razones, internas y externas, están provocando en el PNV y en el Gobierno una fuerte conmoción (Txema Montero hablaba ayer en un periódico nacional de que es previsible un proceso de minorización del Gobierno vasco y de desinstalación del PNV Comienza a emerger en el partido, según fuentes consultadas por ABC, el cúmulo de consecuencias negativas del pacto de Estella (que fue no sólo contra el PP sino también contra el PSOE y el PSE) y de la presentación fracasada del plan Ibarretxe en el Congreso de los Diputados. Pero lo más importante para el PNV es que la propia ETA y la misma Bata- Ni el Gobierno vasco ni el PNV han intervenido en las conversaciones que han llevado al alto el fuego de ETA suna desean que el proceso de interlocución sea directamente con el Gobierno sin mediación ni presencia de los nacionalistas. Unos y otros saben que, de prosperar este proceso, el escenario político del País Vasco cambiará casi radicalmente, y para lograrlo los actuales dirigentes de ETA- Batasuna necesitan su reincorporación en mayo de 2007 al campo electoral mediante una nueva marca política. Los adversarios de las municipales y forales de 2007 no serán los socialistas. Para ETA- Batasuna, será el PNV. Ni siquiera EA, que puede tomar la decisión estratégica de incorporarse a una nueva fuerza radical. Pues bien- -como reconocen en el Gobierno central y en Ajuria Enea- quien puede dar por verificada la ausencia de violencia, pedir la autorización al Congreso para tantear a ETA y, por fin, no poner trabas, ni administrativas ni judiciales, a una nueva fuerza política radical abertzale es Zapatero, y no precisamente Ibarretxe Y es que Ibarretxe y el PNV se han metido en una ratonera. Zapatero advertirá hoy a Ibarretxe de que no se precipite en la convocatoria de una mesa paralela Imaz plantea una política de buena relación con el Gobierno y, a la vez, con el PP