Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MARTES 4 4 2006 ABC Nacional Los socialistas rehúsan votar una propuesta que deja a Navarra fuera de la negociación La iniciativa de UPN trata de impedir que la Comunidad sea utilizada por ETA como moneda de cambio b La aprobación de la exigencia de que la Comunidad Foral quede a salvo de las ansias anexionistas salió adelante sólo con los votos de UPN y CDN BEGOÑA LÓPEZ PAMPLONA. El Partido Socialista de Navarra no participó ayer en una votación del Parlamento Foral en la que se aprobó la exigencia de que esta Comunidad no pueda ser utilizada como moneda de cambio en el proceso que se abre tras la declaración de alto el fuego permanente de ETA. De esta forma, la Cámara navarra pretende blindarse de las ansias de anexión que sobre este territorio tienen tanto el Partido Nacionalista Vasco como ETA. Y los socialistas no votaron la propuesta que rechaza cualquier negociación que implique precios políticos porque, en opinión del secretario general del PSE, Carlos Chivite, es inoportuna, una injerencia que más que ayudar puede entorpecer Un punto indigno Además, los socialistas consideran que uno de los puntos aprobados es indigno porque niega el derecho de los ciudadanos a pronunciarse sobre cualquier opción que se presente siempre que cumpla las reglas No deja de ser significativo que esta posición de brazos cruzados de los socialista navarros se produzca en la víspera de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reciba en el Palacio de La Moncloa al lendakari Juan José Ibarretxe. La declaración institucional que aprobó la Junta de Portavoces del Parlamento Foral afirma que nunca permitirá que la voluntad de los navarros sea suplantada por ningún tipo de negociación que implique precios políticos y exige que Navarra no pueda ser utilizada como moneda de cambio En repetidas ocasiones, el Ejecutivo navarro ha mostrado su preocupación por la posibilidad de que el precio para la paz sea poner sobre la mesa una hipotética integración de Navarra en la Comunidad vasca. Ayer, los socialistas navarros prefirieron no asistir a la votación del texto presentado por UPN y su socio de Gobierno, CDN. La declaración salió adelante sólo con los votos de sus impulsores y en contra se pronunciaron IU, Aralar, EA y Mixto. El portavoz regionalista, Carlos García Adanero, lamentó que algunos puntos no fueran apoyados por todos los grupos y se preguntó con cuál de ellos no está de acuerdo el El presidente del Parlamento navarro, Rafael Gurrea (derecha) y el portavoz socialista, Fernando Puras, entran en la Cámara PSN- PSOE para no votarlo. Nos ha llamado extraordinariamente la atención que el PSN no participara en la votación explicó. De acuerdo con el texto aprobado, el Parlamento de Navarra manifiesta su esperanza de que lo que hoy es una tregua se convierta inmediatamente en una auténtica renuncia a todo tipo de violencia y extorsión En cualquier caso, exige la disolución de la organización terrorista y el abandono definitivo de las armas, cuestiones éstas tanto tiempo reclamadas por el conjunto de la sociedad Consideramos necesario- -concluye la declaración- -que el proyecto político e institucional de Navarra como Comunidad Foral diferenciada recogido en el Amejoramiento del Fuero esté plenamente ga- EFE Coqueteo del PSN con el nacionalismo B. L. PAMPLONA. Los socialistas navarros luchan por recuperar el nivel de confianza que tuvieron hace varias legislaturas cuando tenían al frente a Jesús Malón y Gabriel Urralburu. Pero los casos de corrupción que pesaron sobre el ex presidente y presuntamente sobre su sucesor, Javier Otano, sumieron a la formación en una etapa de silencio y profunda crisis. Tras el paso de una gestora, tomó las riendas del PSN José Luis Lizarbe, que encabezó 7 años el partido y no tuvo problemas para pactar de modo puntual con los regionalistas de UPN. Pero en el seno de los socialistas navarros comenzaron a manifestarse dos sensibilidades diferentes: la del propio Lizarbe y la encabezada por el actual secretario general, Carlos Chivite, que conside- raba blanda la oposición socialista al Ejecutivo de Miguel Sanz. La dirección salida del congreso celebrado hace casi dos años dejó escaso espacio a los seguidores de Lizarbe, efectuó cambios parlamentarios y comenzó a sobrevolar sobre ella la duda de si aceptaría o no el apoyo nacionalista para auparse al Gobierno navarro, como ocurrió en cinco municipios de la región. rantizado por el Gobierno de Navarra, por lo que rechazamos que esté formado por fuerzas políticas que no asumen este proyecto y pretenden cambiarlo haciendo desaparecer la Comunidad Foral y la personalidad propia del pueblo navarro Según declaró ayer a ABC el secretario general del PSN, Carlos Chivite, la parte de la propuesta que afecta al proceso de paz es inoportuna desde el compromiso compartido de que está pilotado por el presidente Rodríguez Zapatero Por otro lado, considera que esas injerencias, más que ayudar puede entorpecer, demorar o perjudicar Pero lo que más ha indignado a los socialistas es el punto quinto, que califican de indigno al estimar que los dos grupos que sustentan al Gobierno niegan el derecho a la democracia y el derecho de los ciudadanos a pronunciarse sobre cualquier opción que se presente, si cumple las reglas El caso de Cizur Mayor En todo caso, ya ha habido recientemente otros síntomas de acercamiento de facto de los socialistas navarros a los postulados nacionalistas. En el municipio de Cizur Mayor, limítrofe con Pamplona y por tanto ciudad- dormitorio de la capital, se produjo la semana pasada un episodio que dejó en eviden-