Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 3 4 2006 Deportes 103 ÁLVARO BAUTISTA Vencedor en el Gran Premio de España de motociclismo de 125 c. c. y líder del Mundial Es campeón el más constante, no el que gana Es un piloto caracterizado por la valentía, por la agresividad, con el cuerpo Aprilia cargado en la rueda delantera, pero en unos meses se nota la mano de Aspar. El Mundial prima los puntos, no los triunfos. Es mejor no arriesgar y sumar que jugársela por vencer destaca siempre Jorge Martínez. El toledano cumple esa premisa como el alumno sigue al maestro: No me voy a obsesionar por ganar carreras. En 125 hay tanta igualdad que no es campeón el que se apunta más victorias, sino el que es constante. Aspar, que ha sido varias veces campeón del mundo y conoce las cabezas de los pilotos, lo sabe muy bien. Te dice que si es demasiado arriesgado vencer, te conformes con el podio o con lograr bastantes puntos. Yo mismo sé cuándo puedo meter la moto para ganar y cuándo no, por lo que no es difícil tomar la decisión Llegué a dudar de mí y busqué a Aspar para volver a ser el de antes En 2004 vivió su explosión. Séptimo en el Mundial, sus cuatro podios le convirtieron en favorito para 2005. Pero su cambio de moto fue una Honda decepción. Jorge Martínez le recuperó para Aprilia y ha demostrado, con un año de retraso, que es candidato al título TEXTO TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. Le faltaba llegar a un equipo potente, con técnicos experimentados, para dar el golpe definitivo. Aspar, por fin, le ha dado esa oportunidad y Álvaro Bautista (21- 11- 84, Talavera de la Reina) ha respondido a la primera con una victoria y el liderato del Campeonato del Mundo de 125. -Del infierno al cielo en un gran premio. ¿Esperaba conseguir su primer triunfo en el debut con Aspar? -La verdad es que no. Venía de una situación difícil- -en el equipo Honda Seedorf- con bastantes problemas, y he vivido muchos cambios en unos meses. Nuevo equipo, nueva gente y otra moto (Aprilia) Me he entrenado tres meses con ella y no pensaba llegar y besar el santo. Pero hemos hecho un buen trabajo y este es el premio. ¡Menuda transformación! Porque el año pasado era favorito y fue un desastre. ¿No se adaptó a la Honda o no era competitiva? -Las dos cosas. Tenía una Honda oficial, pero el equipo Seedorf no poseía los datos de la moto en cada circuito, no contábamos con información, con puntos de referencia. El equipo estaba perdido. Y era una máquina muy diferente a las Honda que Dovizioso y Pedrosa montaron en su día, que estaban creadas especialmente para ellos. Yo probé la de Dovi y rodaba magníficamente... Además, la forma de pilotar las Aprilia y las Honda es diferente. La Aprilia se dirige en las curvas con la rueda delantera, con el cuerpo cargado hacia adelante, un estilo que yo conozco. Y la moto es más estable, sólo tiembla cuando va verdaderamente al límite. Sin embargo, la Honda se controla en las curvas con la rueda trasera, con el peso del cuerpo atrás, y la moto que yo montaba se movía demasiado, vibraba sin ir al límite. -Después de un año 2004 excelente, ¿llegó a dudar de sí mismo, de sus cualidades, en 2005? -Fue un palo muy grande, porque era uno de los candidatos al título. Sufrí una temporada muy dura, lo pasé muy mal. No disfruté y yo sólo corro bien si disfruto en la pista. Sí, llegué a estar preocupado, a dudar de mí mismo, pero rápidamente se acabó esa duda porque yo sabía que era el de siempre, el mismo de 2004. A un piloto no se le olvida el motociclismo. Es imposible pasar de ser de los primeros a ser de los últimos clasificados. ABC En el Seedorf Racing lo pasé muy mal, con un equipo Honda perdido; no me han pagado y estamos en pleito -Aspar le fichó y su calidad ha vuelto a quedar patente. ¿Jorge le ha salvado de la quema? -Aspar llevaba tres años detrás de mí, pero las circunstancias impidieron que estuviéramos juntos. Tenía la opción de continuar en el Seedorf Racing y alguna otra oferta, pero el equipo de Seedorf no me ha pagado, por lo que lo tenía claro. Busqué a Jorge Martínez Aspar para decirle si podía correr por fin con él y llegamos a un Jorge dirige a varios aspirantes al título y no debemos luchar contra nosotros, porque se beneficiarán otros acuerdo. A Jorge siempre le pareció bien la idea de tenerme en su grupo y para mí es un buen planteamiento deportivo, porque he venido al mejor equipo, con solera y experiencia. Aquí tengo un problema con la moto y los técnicos lo abordan al momento. Estoy en un team que lleva muchos años en el Mundial y que posee los datos necesarios de todos los circuitos. ¿Cobrará del Seedorf Racing lo que le deben? -Mi representante es quien se encarga de este pleito, de este asunto. Ahora, únicamente quiero centrarme en mi trayectoria deportiva. -Aspar le ha devuelto la oportunidad de montar la máquina que usted domina, la de su proyección... -Me acoplé al estilo de esta máquina hace tres años y en Aprilia sabían que yo era el mismo piloto de siempre, el de antes. Con Aspar lo he demostrado... Además, acostumbrarse a lo bueno es fácil. Es una moto que se adapta a mí y tenemos el apoyo de la fábrica. -Hoy es favorito al número uno ¿Se siente el objetivo a seguir? ¿Se impone esa presión positiva? -Ahora intentarán buscarme la rueda en cada circuito, pero no me siento el favorito. No siento la presión de ser el líder del Mundial. Sólo quiero disfrutar de la moto, porque cuando disfruto sobre ella es cuando voy rápido. -Tiene rivales por el cetro en su propio equipo: Pasini, Faubel y Gadea. ¿Cómo se convive con algunos de los máximos adversarios? -La premisa es que somos compañeros y no debemos entrar en una lucha entre nosotros, contra nosotros mismos. No debemos perjudicarnos, no tenemos que putearnos ni hacernos la cama porque hay otros adversarios, como las KTM (Mika Kallio, Julián Simón) y la Derbi de Pesek que se beneficiarían. Debemos respetarnos en nuestro equipo. Y tener a rivales rápidos a tu lado te motiva más. Además, posees las referencias de tiempos en tu propia casa y es más fácil trabajar. -Si vence en Qatar acabará con un récord de 57 carreras sin que se repita un ganador en 125. -Ojalá. Es una demostración más de que vencer no da el título. Intentaré conseguirlo, pero ya sabe, si es demasiado arriesgado será mejor ser segundo. Aspar nos lo dice a todos...