Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 LUNES 3 4 2006 ABC Deportes Fernando Alonso gobierna en el caos Consigue la segunda victoria del año en el Gran Premio de Australia, un carrera detenida en cuatro ocasiones y en la que hubo siete accidentes y otros tantos abandonos JOSÉ CARLOS CARABIAS ENVIADO ESPECIAL MELBOURNE (AUSTRALIA) Albert Pak quedó hecho cisco. El pulmón verde de Melbourne, que alberga un lago y un campo de golf público, obligará a un trabajo extra de los operarios de limpieza durante días. Así lo decretó una carrera caótica, la tercera del Mundial de Fórmula 1, abonada desde el semáforo verde al pasto de hierros candentes sobre la pista, alerones triturados, ruedas por los aires, hierba quemada y fibra de carbono esparcida por cada recodo del circuito australiano. Un amasijo de emociones y accidentes que se saldó con una postal conocida. Ganó Fernando Alonso. Segunda pieza de tres posibles. Saludos desde las antípodas. Consciente de que la salida transporta en vía directa hacia la felicidad, Fernando Alonso sometió a su cerebro y a sus músculos a una concienzuda educación antes de la carrera. Entre el almuerzo y el comienzo de la prueba, el asturiano tomó asiento en su R 26 y durante cuarenta minutos ensayó la maniobra de arrancada. Ahí estaba el español, en el impecable taller de la escudería Renault, que como todos los de la Fórmula 1 no tiene una mancha de aceite en el suelo. Alonso, sentado en su monoplaza frente a un simulador informático en su pantalla de ordenador que repite sistemáticamente el tránsito en parpadeo de las luces rojas a las verdes. Una y otra vez, probó los dos embragues del volante, derecha e izquierda, los que estimulan en la práctica el tiempo de reacción, intentando rebañar tiempo al tiempo. Alonso, como siempre, quería empezar a vencer por ahí, en la estampida que equivale a una ganancia de siete metros por cada cinco milésimas en la reacción. Marcaje de Button en la salida La síntesis de la carrera no se definió, sin embargo, por ahí. Lejos de arrasar monoplazas en la desbandada, como sucedió en Malasia, el asturiano se encontró con la réplica férrea de Jenson Button. Tiene mala fama en esa especialidad el inglés protegido por todos los aromas anglófilos, pero ayer sabía donde anidaba el problema. Tapó a Alonso como si fuera un defensa de Marcello Lippi y evitó el adelantamiento que se cantaba por el gentío. Una marabunta, por cierto, en el corazón de la ciudad de Melbourne. Resultó que la carrera había provisto otros designios. Un trazo muy grueso, repleto de incidentes, calentones, humos de todo pelaje y chatarra por los suelos. Y todo empezó en la desgracia de Fisichella, parado en la salida, arruinado en la zona de boxes por un problema nuevo. El sistema anti- calado, según dijo él. Un botón más que deja con cara de pena al italiano melancólico. Y comenzó el ferial de las vallas con uno de los misterios indescifrables de esta temporada. Felipe Massa, al mando del segundo coche Ferrari. El brasileño, especialista en recorrer el pasto, conoció los muros de Albert Park en la primera vuelta. Se llevó por delante a Nico Rosberg, el alerón de su Williams y los sueños del cachorro alemán. Ya dice el refrán que nada es como empieza, sino como acaba, y el chaval de 20 años está a cala de hiel después de su exuberante estreno en Bahrein. ¿Qué hace Massa en una institución como Ferrari? Todo aquello que no se resolvió en la salida quedó pendiente de un Mercedes plateado de serie que comenzó a ingresar en la pista con tanta frecuencia que ya parecía un monoplaza más. El primer alto fue una señal. Se paró la carrera y en la salida lanzada, Alonso cogió impulso y rebasó a Button. De ahí, hasta la bandera a cuadros. El resto fue como una carrera de obstáculos, a salto de rías, vallas y fosos. El estacazo de Klien, la salida de pista de Michael Schumacher, crucificado todo el fin de semana por un ritmo muy lento, y el arreón de Liuzzi contra el muro devolvieron al Mercedes plata al mando del pelotón hasta en tres ocasiones más. Y por ahí estableció las diferencias Alonso. Ante Button en primer lugar y con Raikkonen en segunda instancia, siempre adquirió ventaja en las salidas lanzadas, señal de que el R 26 y sus manos funcionaron de primera. El único que no se equivoca A salvo de las desgracias de los demás, del trompo de Montoya, el k. o de Michael Schumacher, el fallo en las tripas del coche de Fisichella y la increíble fatalidad de Button- -su motor se paró a 50 metros de la raya- Fernando Alonso expuso con su victoria que hay poca casualidad en sus éxitos. La vista atrás descubre a Raikkonen con el coche por los aires en los ensayos de Bahrein y en la carrera de Malasia, a Michael Schumacher con una de cal y otra de arena, a Button con el techo de las limitaciones sobre su espalda, y a Fisichella tendente a la calamidad. De momento, el asturiano es el único que no falla. LO MEJOR LO PEOR La habilidad de Alonso para aprovechar cada resquicio propicio que se le presenta en el transcurso de la carrera El elevado número de incidentes provocó que la carrera tuviera un desarrollo menos brillante de lo esperado CLASIFICACIONES Gran Premio de Australia 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 1 h. 34: 27.870 Fernando Alonso (Renault) Kimi Raikkonen (Fin. McLaren) a 1.829 Ralf Schumacher (Ale. Toyota) a 24.824 a 31.032 Nick Heidfeld (Ale. BMW Sauber) a 38.421 Giancarlo Fisichella (Ita. Renault) a 49.554 Jacques Villeneuve (Can. BMW Sauber) a 51.904 Rubens Barrichello (Bra. Honda) a 53.983 David Coulthard (GB Red Bull) 1- F. Alonso 2- G. Fisichella 3- K. Raikkonen 5- J. Button 10 6 5 4 3 2 1 in (12- 3) Malas ia (193) Austra lia (2- 4) Europ a (234) S. Ma rino (7- 5) Españ a (145) Móna co (28- 5) G. Bre taña (11- 6) Canad á (256) EE. UU (2- 7) Francia (16- 7) Alema nia (30- 7) Hungr ía (6- 8) Turqu ía (278) Italia (10- 9) China (1- 10) Japón (8- 10) Brasil (22- 10) Total Bahre Así va el Mundial de pilotos Los jueces cortan la alegría de Speed El piloto estadounidense de la escudería Toro Rosso perdió la octava plaza de la clasificación en favor del escocés David Coulthard (Red Bull) al ser penalizado por la organización. El norteamericano fue castigado con 25 segundos por adelantar a su adversario cuando los comisarios exhibían las banderas amarillas. Speed, desplazado al noveno puesto, superó al británico cuando éste frenó para evitar chocar con el monoplaza accidentado del italiano Vitantonio Liuzzi. Speed, que se mostró muy desilusionado al conocer su penalización y la pérdida del primer punto de su carrera en la Fórmula 1, pagará, además, una multa de 5.000 dólares por conducción inaceptable 8 10 4 8 6 5 3 2 1 3 6 5 1 2 4- 28 14 14 11 11 9 7 5 5 4 3 2 2 1 1 Infografía ABC -10 4- M. Schumacher 8 6- J. P. Montoya 7- R. Schumacher 8- N. Heidfeld 9- J. Villeneuve 10- F. Massa Mundial de marcas 1. Renault 2. McLaren Mercedes 3. Ferrari 4. Honda 5. BMW Sauber 42 puntos 23 15 13 10 Los retirados Massa (Ferrari) Trulli (Toyota) y Rosberg (Williams) en la vuelta uno; Klien (Red Bull) en la cinco; Webber (Williams) en la 24; M. Schumacher (Ferrari) en la 34; Liuzzi (Toro Rosso) en la 38; Monteiro (Midland) en la 43; Montoya (McLaren) en la 47. 11- M. Webber 12- R. Barrichello 13- N. Rosberg 14- D. Coulthard 15- C. Klien