Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Sociedad EN EL PRIMER ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE KAROL WOJTYLA ACTOS EN ESPAÑA LUNES 3 4 2006 ABC Calles, plazas y parques con su nombre Más de 70 ayuntamientos de nuestro país han puesto el nombre de Juan Pablo II a calles, plazas, parques o paseos de sus localidades a lo largo de este año. Casi la mitad de las capitales de provincia homenajearon de este modo al Pontífice fallecido, quien siempre mantuvo una especial relación con España. De este modo, Vitoria y Toledo tienen un paseo con el nombre del Papa, mientras que en Almería, Oviedo, Huelva, Valencia y Valladolid se le ha dedicado una plaza. Ávila, Burgos, Cáceres, Pamplona, Murcia, Salamanca, Sevilla y Zaragoza cuentan con avenidas de Juan Pablo II, mientras Las Palmas o Madrid han optado por recordar a Karol Wojtyla con un parque. La más curiosa, Málaga, que ha puesto el nombre del Santo Padre a un puente. En contrapartida, los consistorios de otras capitales de provincia, como Albacete o Barcelona, se opusieron a sendas mociones para homenajear de este modo a Juan Pablo II. Juan Pablo II, en la plaza de Colón de Madrid en su última visita a España, en mayo de 2003 JAIME GARCIA Todas las parroquias de España recordaron el fallecimiento del Pontífice Un millar de jóvenes se congregó en Madrid para homenajear a Juan Pablo II del Episcopado destaca que Karol Wojtyla fue una semilla que se sembró abundantísimamente en los surcos de la Iglesia y de la Humanidad JESÚS BASTANTE MADRID. La práctica totalidad de las parroquias de nuestro país recordaron ayer durante las misas el primer aniversario del fallecimiento de Juan Pablo II. En todas las plegarias eucarísticas se evocaron los emotivos momentos vividos hace ahora un año y se rogó por el alma del Papa polaco y su pronta beatificación. En casi todas las catedrales de España, los obispos residenciales presidieron distintas celebraciones, que precedieron al acto principal, que tuvo lugar en la plaza de San Pedro ayer por la noche. Así, el presidente del Episcopado y obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, destacó en su homilía pronunciada en la catedral de Santiago de Bilbao la figura de Juan Pablo II como una semilla que se sembró abundantísimamente en los surcos de la Iglesia y de la Humanidad Blázquez hizo referencia a los últimos días de vida del Pontífice polaco, recordando cómo, durante esas horas, se vio su dolor en el rostro y la progresiva acentuación de b El presidente su dependencia También recordó las filas interminables de personas que acudieron hace un año a visitar el cuerpo sin vida del Pontífice y reconocer lo que había hecho e insistió en que el papado de Juan Pablo II fue un pontificado largo y muy eficaz Del mismo modo, el prelado reconoció la experiencia vital riquísima y a veces muy dolorosa del Papa, quien desde pequeño se quedó sin familia A su vez, destacó su comprensión de lo que era estar a disposición de lo que unos hagan con él y agradeció su entrega a la voluntad del Señor No se ruborizó a presentarse con la dependencia que tenía, y se sembró en las manos del Señor para que lo convirtiera en una cosecha abundante dijo Blázquez. Por su parte, el cardenal de Madrid, Antonio María Rouco, quien presidió una misa en memoria de Juan Pablo II en la catedral de La Almudena, destacó que el Pontífice ha sido el Papa de la nueva evangelización, del Concilio Vaticano II y de la civilización del amor Rouco destacó que su vida al servicio del Pueblo de Dios y de la humanidad fue una constante proclamación de Cristo, Salvador del hombre y aseguró que Juan Pablo II permanece en el recuerdo vivo y agradecido de la Iglesia en España Precisamente, la catedral madrileña fue uno de los rincones elegidos por la mayoría de los fieles para recordar a Juan Pablo II. Junto a la entrada de la calle Bailén, decenas de flores se depositaron a los pies de la estatua del Pontífice. Algo similar sucedía en la efigie de Karol Wojtyla recientemente colocada en el paseo de la Castellana. El Papa de los jóvenes Por otro lado, alrededor de un millar de jóvenes y familias se congregaron al mediodía de ayer en la madrileña plaza de Colón para homenajear a Juan Pablo II. El acto, convocado por la coordinadora Corazonada se celebró junto a los Jardines del Descubrimiento en un gesto simbólico: Colón fue el último lugar de España donde Karol Wojtyla mantuvo un encuentro con los fieles españoles, en mayo de 2003. Allí se despidió de nuestro país. Hasta siempre España. Hasta siempre, tierra de María fueron sus últimas palabras en nuestro territorio. El homenaje comenzó con la intervención de tres jóvenes, de entre 23 y 29 años, que relataron los testimonios de sus encuentros con el Pontífice y de lo que supuso en sus vidas. El acto concluyó con el rezo de la Salve y vivas a Juan Pablo II. En el mismo se vieron pancartas con inscripciones como No tenemos miedo o No olvidamos al Papa de los jóvenes El cardenal Rouco Varela destacó que Wojtyla ha sido el Papa de la nueva evangelización y de la civilización del amor EFE Unos mil jóvenes rindieron ayer homenaje al Papa en la plaza de Colón