Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional EL DEBATE SOBRE LA NEGOCIACIÓN CON ETA LUNES 3 4 2006 ABC PELIGROSO ENTUSIASMO M antener la esperanza tras el alto el fuego permanente de ETA es algo que exige voluntad y esfuerzo y yo, no sin sentirlo, empiezo a mosquearme. Quizá sea algo pasajero, porque lo que haya de venir no será fácil, pero ahora, al parecer, estamos en esa peligrosa fase en la que se desliza el más absurdo de los entusiasmos: el que se expresa, con mayor o menor acento, por la banda y sus conmilitones. El presidente del Gobierno, entrevistado en Tele 5, dice que Arnaldo Otegi ha hecho un discurso por la paz y por abrir una etapa política distinta en el País Vasco. Como resumen de lo GERMÁN que ha sido Batasuna YANKE en los últimos tiempos no tiene desperdicio este entusiasmo retórico del Gobierno. Se comprende que se quiera restar importancia mediática a la aprobación en el Congreso del Estatuto- -que se produjo el mismo día de la entrevista- pero las declaraciones reiteradas de los dirigentes socialistas sobre las maravillas del proceso el logro de un sueño (que Rodríguez Zapatero ha repetido este fin de semana en Cornellá) la acertada actitud del entorno de ETA, etc. pertenecen más a la fogosidad del ánimo que al realismo de la política, que, salvo dogmatismos, suele ser más escéptico. Pero el presidente y sus próximos forman parte de una estela en la que, en primer lugar, y sin que sea una metáfora, se pide la oposición y a los ciudadanos en general que sonrían. Gerry Adams, entrevistado ayer en El País afirma, sin que aparentemente se le revuelva el estómago, que el anuncio de ETA es una decisión muy valiente Y aquí, los entusiastas siguen asintiendo o aplaudiendo. Pero Adams, además, cuenta que lleva mucho tiempo asesorando a Batasuna y diciendo a Clinton, al Gobierno irlandés, a Blair y al sursum corda que la banda quería el proceso de paz Mucho tiempo, dice. Y luego los curas, que aparecen en legión como en las viejas misiones. El irlandés Alec Reid, esperado y celebrado ya en Madrid, que entiende la democracia, y no sé si la religión, como el procedimiento para que ceda el adversario y que pretende colarnos la especie de que lo que ha ocurrido ahora es que los atacados se han dado cuenta de que los atacantes no querían hacer daño. Así que, según todos ellos (y los entusiastas) los muertos, los chantajes y las amenazas de estos últimos diez años, las bombas de hace unos días, las extorsiones económicas no canceladas aún y el totalitarismo de cada pronunciamiento han sido, sencillamente, un largo proceso de maduración Uno espera, valga la palabra para sostener la esperanza, que Clinton, Blair, el Gobierno irlandés y hasta una parte de los entusiastas que nos rodean sepan que ese militar alto el fuego es fruto de la persecución del terrorismo por el Estado de Derecho y la cooperación internacional. Ahora se trata de aprovechar la circunstancia, claro, pero el verdadero entusiasmo, el que debe presidir lo que siga, es el del éxito de una larga batalla de la democracia contra el terrorismo. El consejero Balza y el ministro Alonso han agilizado sus contactos. Para verificar la voluntad de ETA bastaría hablar con el jefe de los comandos que no estaba en la foto de alto el fuego. El PNV vive una situación interna que puede convertirse en delicada. En el País Vasco la única certeza que se tiene es que Batasuna irá a las municipales El subidón TEXTO: CHARO ZARZALEJOS Nunca imaginó ETA que con un comunicado tan corto fuera a provocar el subidón mediático y especulativo que ha provocado. Parecía como si la pesadilla hubiera desaparecido. Como si de verdad y para siempre fuéramos libres. El comunicado en cuestión era en sí mismo una buena noticia. No es lo mismo salir de casa con la seguridad de que vuelves que hacerlo sin tener la certeza de que vas a regresar sobre tus propios pasos. Una buena noticia. Tan buena noticia como cuando a un enfermo difícil y grave se le aplica un tratamiento que parece que funciona, después de haber aplicado todas las terapias imaginables. El subidón fue espectacular y ocurre como en las comidas de Navidad, que es cuando los ausentes se hacen más presentes. Parece que los ves, pero no están. Es una extraña mezcla de sosiego y de nostalgia, de experiencias acumuladas, la que impiden a muchos militar en el correcto optimismo, que para que sea absolutamente compartido se tendrá que llevar a cabo la denominada verificación. En ello trabajan ya las FSE y el CNI. Además, el consejero Balza y el ministro Alonso han agilizado sus contactos y la Ertzaintza no es, al parecer, un Cuerpo extraño a estas tareas. Buena prueba de que ETA parece haber pasado a segundo lugar ha sido la enorme manifestación convocada por todas las fuerzas nacionalistas en Bilbao. Todas menos el PNV, que de manera discreta vive una situación interna que puede convertirse en delicada. Sus juventudes se han desmandado y acudieron a la manifestación del sábado, y veinticuatro horas antes dimitía como portavoz en el Ayuntamiento de San Sebastián Román Sudupe, siempre distante de la línea marcada por Joseba Eguibar. El que Josu Jon Imaz priorice la paz y abogue incluso por establecer distancia temporal entre el fin definitivo de la violencia y el inicio del debate político le ha generado algún problema interno. Todos los demás quieren la mesa política para ya mismo. Lo prioritario es eso, no que ETA deje de una vez las armas, que es, si algunos no nos equivocamos, de lo que se trata. Entrevista con Zapatero Mañana el lendakari entra en La Moncloa. Es muy probable que salga contento, porque no hay uno que salga en plan remolón. Pero Ibarretxe lo tiene complicado. Su partido, el PNV, no estuvo en la manifestación a la que fueron miembros de su Gobierno y además quiere presidir una mesa que otros no quieren que presida. Imaz trata de encontrar el equilibrio. ETA y Zapatero, que hablen de cuestiones técnicas- -presos, indultos, etc... -y los partidos vascos lleguemos a un acuerdo para que sea refrendado por la sociedad vasca Es decir, cada cual a lo suyo. En el País Vasco, nacionalistas y no nacionalistas lo único que dan por seguro es que Batasuna con nombre propio o ajeno va a comparecer en las elecciones municipales, incluso aun cuando ETA de manera pública y oficial no haya dicho que se acabó y haya hecho saber dónde están sus arsenales. El que Batasuna comparezca a las elecciones no es cuestión menor para los demás. Los nacionalistas reunidos en el Foro Nacional de Debate quieren llegar a ellas con los mimbres del acuerdo político ya perfilados. No habrá precio político, ha dicho José Luis Rodríguez Zapatero, pero de lo único de lo que el presidente no puede dudar es de que hay muchos, muchísimos, que sí, que lo quieren. Son los mismos que haga lo que haga pensarán que siempre será poco o llegará tarde. El contacto para verificar Resulta difícil saber por qué tienen que ser tareas extenuantes. Después de cuatro años de contactos desmentidos mientras se producían, pero ahora asumidos por todos con extraordinaria normalidad, resulta difícil creer que ahora haga falta mucho tiempo para verificar la auténtica voluntad de ETA. Bastaría- -al Gobierno no le faltan medios, como ha dicho el presidente- -buscarse el contacto necesario para hablar con el responsable de los comandos que no es ninguna de las tres personas que leyeron el comunicado de alto el fuego. Bastaría que el jefe de los comandos -el mando militar, para entendernos- -dijera que sí, que hasta aquí han llegado y que no sólo se disuelven sino que entregan el mapa que indique dónde están las armas, explosivos, matrículas y uniformes de agentes franceses. ¿Por qué tiene que ser tan difícil? Asumido que la tarea lleva tiempo, los partidos políticos van tomando posiciones. Todos se almidonan mucho diciendo que lo importante es la paz- ¿quién está en guerra? pero ni uno se salva del cálculo político y ni uno reF. GOMEZ Begoña Lasagabaster, de EA, susurra al sacerdote Alec Reid nuncia a mirar al otro de reojo, cuando todos sin excepción deberían estar mirando a la banda ETA- -dicen que absolutamente derrotada- -para no romper la cuerda de la exigencia. Mañana el lendakari entra en La Moncloa. Es muy probable que salga contento, pero Ibarretxe lo tiene complicado Los nacionalistas del Foro de Debate quieren llegar a las elecciones de 2007 con el acuerdo político ya perfilado