Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión LUNES 3 4 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. DISOLVER EL AYUNTAMIENTO DE MARBELLA N APOLEÓN nos advirtió de que lo imposible es el refugio de los cobardes Y Henri Barbusse nos enseñó que es intentando lo imposible como se realiza lo posible Conviene recordarlo a la hora de tomar postura sobre lo que habría que hacer con el Ayuntamiento de Marbella. El argumento de la imposibilidad material no es más que una prueba de cobardía de los espíritus para LUIS IGNACIO enfrentarse PARADA contra los intereses creados por el statu quo En política, la posibilidad o imposibilidad de una cosa no se debe juzgar desde el exclusivo punto de vista técnico porque el político tiene en sus manos la posibilidad de cambiar esa técnica. La Junta de Andalucía tiene previsto pedir mañana al Gobierno central que disuelva el Ayuntamiento de Marbella. Y éste podría estudiarlo en su reunión del viernes. El artículo 61.1 de la ley de bases de Régimen Local se lo permite, pues dice que el Consejo de Ministros, a iniciativa propia y con conocimiento del Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma correspondiente o a solicitud de éste y, en todo caso, previo acuerdo favorable del Senado, podrá proceder, mediante Real Decreto, a la disolución de los órganos de las corporaciones locales en el supuesto de gestión gravemente dañosa para los intereses generales que suponga incumplimiento de sus intereses constitucionales Entonces ¿por qué teme el PP dejar el gobierno municipal de Marbella en manos de una comisión gestora nombrada por la Diputación de Málaga? ¿Y por qué cree el PSOE andaluz que es imposible celebrar elecciones allí antes de mayo cuando el artículo 183 de la ley para la Garantía de la Democracia en los ayuntamientos establece que, tras la disolución de una corporación, hay que convocar elecciones en el plazo de tres meses y que el mandato del nuevo gobierno local debe durar al menos un año? Lo que hay que hacer es olvidar el viejo principio de que la política es el arte de lo posible y empezar a pensar que es el arte de hacer posible lo necesario. Quitar protagonismo Al leer el artículo de Leopoldo Calvo- Sotelo Ibañez Martín, publicado el día 1 de abril en el diario ABC, presiento y discurro efectivas similitudes en los papeles que la Iglesia y el Estado pretenden ocupar en la educación de los ciudadanos. Efectivamente, durante siempre- -quizás hasta ahora- -la enseñanza católica proporcionó a sus educandos herramientas para que distinguieran el bien del mal al proporcionarles una sólida formación, intentando conseguir de ellos y para ellos la ansiada educación del civitas ¿Perfecto? Por eso ahora no se comprende que ese bien hacer sea sustituido por una enseñanza estatal impartida en los colegios que la han dado en llamar educación para la ciudadanía en la que se carecede toda experiencia tanto positiva como negativa. ¿Imperfecto? La única explicación para este giro es el quitar protagonismo a la eclesia, encauzando aquello de cada uno a lo suyo: al cuerpo la ciudadanía, y a las religiones lo del espíritu. ¿Éxito o fracaso? Está por ver, pero utopía parece el pretender modificar lo que hemos mamado siempre por los siglos de los siglos, amén. José Luis Prieto Carrasco Madrid Juan Pablo II, gracias En el primer aniversario de la muerte de Juan Pablo II, el Grande, quiero agradecerle la confianza y el cariño que depositó en los jóvenes, entre los cuales él también se incluía: Soy un joven de 83 años (Madrid 2003) Para ello quiero traer a la memoria de todos los jóvenes el deseo que Juan Pablo II tenía para todos nosotros y que nos dejó escrito en una carta: Deseo que la juventud os dé una base robusta de sanos principios; que vuestra conciencia consiga en estos años de la juventud aquella transparencia madura que en vuestra vida os permitirá a cada uno de vosotros ser siempre personas de conciencia personas de principios personas que inspiran confianza Que la juventud sea un crecimiento que lleve consigo la acumulación gradual de todo lo que es verdadero, bueno y bello. Que vuestro crecimiento tenga lugar mediante el contacto con la naturaleza. Aceptad también la fatiga y el esfuerzo en los que no sólo se templa el cuerpo, sino que el hombre entero prueba el gozo de dominarse y de superar los obstáculos y resistencias, uno de los elementos del crecimiento que caracteriza a la juventud. Que este crecimiento tenga lugar a través del contacto con los hombres, mediante la capacidad de darse de ser hombre para los demás Os deseo este crecimiento mediante el contacto con Dios. ¡Orad y aprended a orar! Abrid vuestros corazones y vuestras conciencias ante Aquél que os conoce mejor que vosotros mismos. ¡Hablad con Él! Deseo confiar a todos vosotros, jóvenes, este trabajo maravilloso que se une al descubrimiento, ante Dios, de la respectiva vocación de vida. Éste es un trabajo apasionante. Es un compromiso interior entusiasmante. No tengáis miedo del amor, que presenta exigencias precisas al hombre. No ceso de pedir a Cristo y a la Madre del Amor Hermoso por el amor que nace en los corazones jóvenes Gracias. Jorge Segarra. Madrid lla desde hace algunos meses, el Estatuto catalán, se ha unido, por casualidad, el anuncio de la tregua de ETA y, seguidamente, también por casualidad, el escándalo en el Ayuntamiento de Marbella. Comenzando por este último, hace muchos años que se conocían estas irregularidades en su ayuntamiento. Sin embargo, es ahora cuando salta a la opinión pública. El anuncio de la tregua de ETA se venía gestando desde hace algún tiempo, pero es ahora cuando hacen acto de presencia los encapuchados con su pliego de condiciones encima de la mesa. Las casualidades, en la vida, ocurren; pero aquí están demasiado bien orquestadas como para que haya sonado la flauta por casualidad. Mientras la opinión pública se entretiene en comentar las detenciones de Marbella por tanto escándalo, en Madrid el señor Otegui cambia su situación, y en vez de prisión incondicional, se le aplica prisión bajo fianza, una vez más. Y en el Congreso de los Diputados se cuela el término Nación en elEstatuto de Cataluña. Son demasiadas casualidades en un periodo de tiempo tan corto. Jesús O. Santos Madrid Eran otros tiempos Rocío Dúrcal destacó en momentos poco luminosos de la cultura en nuestro país según la Ministra de Cultura. Es cierto que no teníamos a ¡Pedrooo! ni nos daban Oscar, pero es que eran otros tiempos. Por aquel entonces si ibas al cine o al teatro te podías encontrar con Fernando Rey, Fernán- Gomez, Rabal, Aurora Bautista, una o dos Gutiérrez Caba, Rodero o Merlo, hablo de memoria. Es cierto que no había empezado Resines y que Pe era una niña, pero es que eran otros tiempos. En aquel desierto de estulticia escribían Cela, Torrente, Buero Vallejo, Delibes y Cunqueiro, por ejemplo. Vale, admito que no contaban con gente de la talla de... bueno, no se me ocurre nada, pero es que eran otros tiempos. En fin, que no hay que dejar que a uno le cuenten su propia historia. En este país siempre ha habido gente que valió la pena. Entre ella Rocío Dúrcal. Por cierto, descanse en paz. Manuel Caridad Villaverde Marruecos Poder y ayuntamientos Es mucho el poder de los ediles al frente de ayuntamientos de grandes presupuestos, y muy sencillas y de muy difícil prueba las tramas para apropiarse de fondos públicos con total impunidad, mediante la malversación. El caso de Marbella es la punta del iceberg de lo que debe de estar ocurriendo en muchos ayuntamientos. A nadie se le ocultan los intereses que hay detrás de cada recalificación de terrenos, la adjudicación de obras y contratas, donde los medios para alterar las plicas son fáciles de manipular, las comisiones, la alteración del importe de facturas, la cantidad de operaciones sencillas que pueden producir malversación con absoluta impunidad, ya que el delito implica casi siempre como mínimo a dos partes, quien facilita el fraude y el que lo consiente o autoriza, tareas que como ninguna parte lo hace gratis, son difícil de demostrar, y aunque en la mayoría de ocasiones deben concertarse varias personas, también se consigue, mediante la implicación de los intervinientes en la trama y en sus beneficios. Se precisa una reforma de ley, que si no consigue hacer imposible esta clase de delitos, al menos lo haga extremadamente difícil. Estos delitos son abominables en superlati- vo, ya que son cometidos por personas a las que se les ha dado toda la confianza, que deberían ser ejemplo paradigmático y referentes morales para toda la ciudadanía. Tomás Escribano Campos Alicante Escándalos... varios Laopinión pública está desbordada con tantos acontecimientos políticos. Al tema estre-