Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2- 3 D 7 LOS DOMINGOS DE La experiencia Botticelli Con menos verborrea filosófica que Francia, Italia se resiste a la invasión de marcas y franquicias que son la punta de lanza de la globalización, es decir, de la uniformidad consumista internacional. Los supermercados se han quedado fuera de núcleos urbanos de ciudades como Roma y otros lugares emblemáticos que tratan a toda costa de preservar un estilo que Italia defiende como esencial con la tienda de productos de la huerta nacional como bandera de una pizza republicana donde la estética prima sobre la ética. Pero acaso se trate ya de una ficción que no podrá resistir demasiado tiempo. En Nápoles, por ejemplo, ante el bullicioso puerto o la estación Garibaldi- -antesala del caos que forma parte constitutiva de una ciudad que fue española durante más de tres centurias- ha empezado a proliferar una estirpe de anuncios que quintaesencian lo que viene. Bajo el reclamo Botticelli limited experience se exhibe una zapatilla deportiva que se reproduce hasta la saciedad del horizonte como en un espejo múltiple. El artista señero del Renacimiento italiano adobado con la lengua del imperio americano se pone al servicio de una marca de zapatillas con el señuelo de que los pies que las elijan vivirán una sensación reservada a los privilegiados. Publicidad mentirosa en acción, caballo de Troya de una Italia que ya está siendo conquistada. El Tíber baja manso hacia el castillo de Sant Angelo y el Vaticano, y los turistas, termitas que alimentan la máscara italiana, se asoman al pretil para fotografiar la belleza del fin del día, que en Roma es siempre asombrosa. Tal vez menos para Daniela, dependienta de una de esas tiendas capaces de satisfacer el gusto más envilecido por Falcon Crest y lo que vino después: ropa vaquera enriquecida con pedrería, encajes, escotes, lazos, bordados y celosías. Moda hortera de altos vuelos que Daniela defiende con solvencia en su establecimiento de la Via del Tritone, no muy lejos de la gran columna que algunos confunden con la de Trajano y frente a la que Zara ha abierto uno de sus establecimientos más rutilantes. Cree Daniela que los últimos años han hecho la vida mucho más estresante, menos segura, con el terrorismo y todo eso Adora a Berlusconi: Amo a Berlusconi dice, y a renglón seguido, sin que medie pregunta alguna, rema- cha: El comunismo no resuelve nada En Italia el mundo se divide en dos, como un Tíber político, entre el sur y el norte, entre la izquierda, la derecha y sus intrincados afluentes. Demasiado Berlusconi Desde Milán, a Paolo Flores d Arcais, uno de los intelectuales más reconocidos de Italia, director de la revista Micromega no le parece que hay la menor exageración en considerar a Italia desde el punto de vista democrático, el enfermo de Europa. Una situación monstruosa, en la que el régimen de Berlusconi ha puesto en entredicho la división de poderes y la Mafia ha aprovechado los últimos cinco años para multiplicar su poder Aunque buena parte del poder de Berlusconi se asienta en el norte, gracias a la alianza de la Liga Norte, en Sicilia ganó en todas las circunscripciones, un bingo casi imposible de repetir. (Pasa a la página siguiente) Quizá haya llegado el tiempo de poner el arte al servicio de la modernidad