Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid DOMINGO 2 4 2006 ABC Miles de maletas se quedan en tierra por un fallo en el sistema de equipajes de la T- 4 El goteo de reclamaciones es constante dos meses después de su apertura el extravío de equipajes, principales quejas de los viajeros en la nueva terminal, que ayer vivió un nuevo colapso durante la mañana J. M. CAMARERO S. ALLER MADRID. Dos meses han transcurrido desde que la T- 4 despegara: 58 días en los que la normalidad se ha ido instalando en torno a esta megainfraestructura, con un pero muy significativo, el extravío de equipajes. El último episodio, sin ir más lejos, se vivió ayer. Miles de maletas- -según los empleados de la T- 4 y aún sin cuantificar por Iberia- se quedaron en tierra por un error en el sistema automático que transporta el equipaje. La incidencia, que se prolongó cerca de cinco horas- -desde primera hora de la mañana hasta el mediodía- provocó un enorme colapso en las cintas encargadas de trasladar y clasificar los bultos, que no pudieron embarcar en sus vuelos correspondientes y se quedaron acumuladas en el interior de la terminal. Siemens, la empresa encargada del diseño y mantenimiento del dispositivo, achacó la situación a un error informático que alteró el despacho del equipajes en un sector del área de salidas El resultado fue un atasco monumental que, según los trabajadores de Barajas, hizo que muchos vuelos salieran casi sin equipaje Los propietarios del sistema- -Siemens- los gestores del aeropuerto- -Aena- -y la compañía que opera en la T- 4- -Iberia- -pidieron disculpas al unísono por las molestias causadas. En el caso de Iberia, que calificó el incidente de excepción el atasco de maletas provocó alteraciones durante toda la jornada. Las que no se puedan enviar hoy a su destino se remitirán mañana aseguraron fuentes de la compañía. A estos problemas de extravío de equipaje- -el segundo episodio de gran envergadura que sufre la T- 4- -se suman además las pérdidas de vuelos por parte de numerosos usuarios. Así lo ha podido constatar directamente ABC a través de numerosas quejas, reclamaciones- -y muchas más discusiones- -por parte de los viajeros, en la T- 4. ¿La razón? Nada tiene que ver con la desorientación o la falta de información, pero sí con la estructura del recinto. Este es un aeropuerto sin ruidos, lo que implica que no existen avisos sonoros- -como sí los hay en las otras tres terminales- Es la explicación que ofrecen en Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) a la hora de justificarse. Porque los cambios de puerta de últib La pérdida de vuelos y ma hora han sorprendido a más de uno. Hemos facturado, nos han dicho que la puerta de embarque era la A; nos hemos sentado al lado de la puerta y, a última hora, hemos visto que la habían cambiado a la K relatan Jesús, Mireia e Izaskun. Los tres amigos, procedentes de Bilbao, se dirigían a Fuerteventura, pero cuando llegaron a la K, justo en el otro extremo y después de 20 minutos andando, les denegaron el acceso. No es normal que, por lo menos ante cambios repentinos, no avisen a los viajeros gritaba una Mireia enfadada a la dependienta de Iberia en la oficina de información. USUARIOS INDIGNADOS Jesús Ferrero Con destino a Fuerteventura Al ser un aeropuerto silencioso, no nos hemos enterado de que han cambiado la puerta de embarque a última hora, y hemos perdido el avión Melinda Suares Procedente de Lisboa Llevo aquí desde las diez de la mañana; son las dos de la tarde y acabo de recuperar mi maleta. Por lo visto, se ha estropeado la cinta y las han recuperado una a una a mano Nelis Ortega Procedente de México Todo el vuelo ha ido bien; no me han perdido las maletas; pero ahora, al dejarlas en el autobús para ir a la T- 4, no aparecen. Esto es increíble Manuela Pires Procedente de Santo Domingo Llegué el domingo a Madrid, mis maletas no estaban, y ahora, cuatro días después, he tenido que regresar al aeropuerto, con lo lejos que está, para recuperarlas Francisco Collazo Procedente de Tenerife No es normal que por la cinta del aeropuerto sólo salgan tres maletas de todo el pasaje que íbamos en el avión María Jesús Bravo Con destino a Bilbao Yo soy mayor y no tengo móvil. ¿Cómo pretenden que me entere de los cambios de puerta sólo por unas pantallas que cada vez son más pequeñas y difíciles de visualizar? Casi media hora de punta a punta Es sólo uno de los múltiples casos que se dan a diario en la terminal. De hecho, los paneles informativos ya advierten los minutos que puede llevar ir desde una puerta a otra: Puerta U: 22 minutos Una estimación que no evita las carreras de última hora. Es que no da tiempo a llegar a la puerta de embarque correcta si la cambian repentinamente, porque las distancias son muy largas explica María Domínguez, otra usuaria afectada por los cambios horarios. María se dirigía a Kiev y también perdió su vuelo. Lo peor de todo es que, después de pagar más de 200 euros por un billete, no me lo quieren cambiar por otro porque dicen que tiene restricciones lamenta. La respuesta de las compañías aéreas cambia, en función del cliente, el vuelo y el tipo de billete que se adquiere: si es con restricciones- -generalmente, los de bajo coste, adquiridos en internet- -son muchos los inconvenientes a la hora de cambiarlos; si son de clientes VIP o similares, las dificultades no son tantas. Aún así, los actos de protesta y reclamaciones se han reducido notablemente en la nueva terminal. El funcionamiento de este recinto ya se encuentra normalizado, no sin algunas excepciones que para quienes las sufren, suponen graves perjuicios. Ausencia de avisos En cualquier caso, la ausencia de avisos sonoros no afecta solamente a los viajeros que quieren informarse de los cambios en las puertas de embarque, sino también a otros colectivos, y de manera especial: los invidentes. Casualmente, para ellos, en las antiguas terminales de Barajas (T 1, T 2 y T 3) Aena instaló el pasado mes de mayo un sistema personalizado de avisos. A través de los móviles, estos viajeros podrían permanecer perfectamente informados de su vuelo, hora y puerta de embarque. Y, afortunadamente, con la llegada de la T- 4, este sistema se trasladó también al nuevo recinto. Aunque el problema está en que muchos de estos usuarios no poseen teléfono móvil. Yo soy mayor, no tengo móvil y casi no veo las pantallas afirma María Jesús. Cuando se realizaban este tipo de avisos, más de 5.000 mensajes diarios se podían oír en Barajas, una contaminación acústica que, según Aena, no se podía soportar. Y es que este problema ha ido superando, día a día, al que desde el principio se configuró como la máxima preocupación de los usuarios y los propios responsables del aeropuerto, el del extravío de los equipajes. Como en cualquier otra inauguración, los problemas de adaptación que surgieron los primeros días se han ido Más de 30 minutos a pie: es la distancia entre las dos puertas de embarque más lejanas de la nueva terminal Para recuperar el equipaje, hay que armarse de paciencia: cuatro días de espera para recibirlo en casa