Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 2 4 2006 39 Madrid Un fallo informático en la nueva terminal de Barajas deja en tierra miles de maletas El TSJM permite continuar las obras de la variante de la M- 501, donde apareció el excremento de lince La confusión marca el cierre de Sol al tráfico para los conductores y usuarios de autobús Doce líneas de la EMT modifican desde ayer su itinerario a causa de las obras de Fomento b El buen tiempo y el inicio de la temporada turística favorecieron que miles de personas disfrutaran ayer del primer día de una peatonalización forzosa MIGUEL DOMINGO GARCÍA MADRID. Ni un ruido de motor, ni un bocinazo, sólo el murmullo de voces y el río de pasos de la gente que cada fin de semana toma el centro de la ciudad para pasear, hacer turismo o comprar. Era lo único que se oía ayer en una Puerta del Sol desconocida: sin coches y, por ahora, sin obras. El primer día de su cierre al tráfico- -con motivo de la construcción de la futura macroestación de Cercanías- -se alió con un sábado soleado y con el inicio de la temporada turística en la capital para que miles de personas pudieran disfrutar de la inusual estampa. Sin embargo, la nueva situación de este punto neurálgico tomó por sorpresa a los propios peatones y a los conductores que, como hasta ahora, querían entrar en Sol. Los primeros, movidos por la costumbre y el despiste inicial, aún utilizaban los pasos de cebra y miraban antes de cruzar por una calle por la que no se atisbaban vehículos. Entre los conductores, el desconcierto era constante cuando llegaban desde la Calle Mayor y se veían obligados a desviarse hacia la calle Arenal, y a ingeniárselas para alcanzar su destino. ¿Pero cómo llego yo ahora a la Castellana? preguntaba un perplejo joven al agente de movilidad que custodiaba la entrada. La recomendación fue: Coja por Gran Vía acompañada por un bufido. Sólo autobuses turísticos, taxis y residentes tenían el privilegio de entrar desde Mayor para salir por la carrera de San Jerónimo; hoy, será la carrera de San Jerónimo la que quedará cerrada y la calle de Alcalá la que estará disponible, con doble senti- El acceso a Sol desde Alcalá permaneció ayer cerrado al tráfico do, para entrar y salir. Además, se cambiará el sentido de la circulación de la calle Espoz y Mina, la calle Carretas mantendrá su sentido de circulación y se permitirá el giro desde la calle Mayor a Arenal. Al otro lado, en Alcalá, el tramo entre Sol y la calle de Virgen de los Peligros estaba cortado y los coches eran desviados por Sevilla hasta la plaza de Canalejas, o por Virgen de los Peligros, sin que se produjeran muchos problemas. Es sábado y no hay mucho tráfico, pero el lunes esto se va a convertir en un embudo comentaba Ricardo Giménez, conductor de autobuses de línea, que ayer dejaron la parada de Sol y se mudaron a Alcalá (las líneas 150, 5 y 51) y la calle de Sevilla (líneas 52, 53, 15 y 20) El cambio de ubicación de los autobuses fue la causa de mayores confusiones entre los peatones, que veían sorprendidos que el intercambiador de Sol estaba vallado a cal y canto ¿Y los autobuses dónde están ahora? Los propios conductores reconocían que incluso ellos habían tenido equivocaciones: Me pasé la parada, acostum- CHEMA BARROSO Los cortes de tráfico pasarán mañana su prueba de fuego y se teme que la situación sea muy complicada brado como estoy a seguir hasta Sol; es verdad que ha habido muchos despistados explicaba Ricardo mientras una mujer, desorientada le preguntaba dónde diablos debía coger ahora el autobús 52. Más adelante, en Sevilla Otro bufido. Todo el mundo anda despistado, y creo que estaremos así al menos una semana, hasta que se acostumbren afirmaba otro compañero conductor, para quien el cambio de parada ha sido muy bueno, porque el intercambiador de Sol era muy peligroso y estrecho; este sitio (en Sevilla) es perfecto, si limitan el paso de coches privados Al menos una docena de líneas de autobús se han visto afectadas por esta peatonalización forzosa y modificarán inevitablemente su recorrido.