Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 1 4 2006 Los sábados de ABC 105 Un soplo de aire fresco Cutis apagado, áspero, irritado, arrugado... Son las credenciales de una epidermis asfixiada. Y la respuesta cosmética es el oxígeno. Una piel fresca y luminosa es aquella cuyas células pueden respirar sin problemas porque aprovechan el oxígeno que captan de la sangre (de la atmósfera sólo toman el 1- 2 por ciento) para autorrenovarse. Lo malo es que la polución, el tabaco y los rayos UV disparan la proliferación de radicales libres y oxidan las estructuras celulares. Las células se quedan sin oxígeno y se ahogan. Y al estar debilitadas, les cuesta reaccionar, renovarse a su ritmo. Los especialistas han probado a introducir O2 para frenar la oxidación, y ha funcionado. Hay dos formas de hacerlo: inyectándolo por un sistema de presión (sin agujas) junto con una serie de activos (ácido hialurónico, colágeno, vitaminas, minerales, factores de crecimiento... para hacerlos llegar hasta la capa basal; o pulverizándolo duchas faciales) en la superficie de la piel. Ese soplo de aire puro hace que, de forma gradual, desaparezca el tono grisáceo y apagado de la piel y ésta, oxigenada de nuevo, se regenere normalmente. En el cuerpo se introduce para alcanzar los adipocitos, que, bajo su influencia, se hinchan hasta romperse, liberando la grasa contenida en su interior. ¿Dónde? O2 Centro Wellness, Tel. 952 900 420. Maribel Yébenes, Tel. 91 411 74 04, Vhega, Tel. 91 376 50 89. Felicidad Carrera, Tel. 91 314 46 63. Dra. Maria José Barba, Tel. 976 21 36 66. Sagna Saurina, Tel. 93 419 45 16) Algunos centros de belleza simplemente terminan sus tratamientos con ampollas y mascarillas oxigenantes, para que la piel vuelva a respirar (Chelo Candenas, Tel. 91 435 50 35. Centro Médico Salamanca, Tel. 91 577 13 26) Las casas de cosmética también han empezado a incluir moléculas de oxígeno en sus fórmulas. Las cremas de día contienen activos que eliminan los oxidantes antes de que lleguen a producir el envejecimiento, y las cremas de noche proporcionan a las células el oxígeno que necesitan para poder vivir. ¿Ejemplos? Oxipur, un tratamiento que se compone de dos duchas faciales, que interactúan entre sí, Age Logic Cellulaire de Guinot, con Oxinergina, que aumenta la oxigenación de las células, estimulando el metabolismo; Serum d Hidratation Absolue, de Stendhal, con Citocroma C, la molécula que aporta la energía y facilita la respiración a las células; Pure Oxigen Atmosphere de Selvert, un gel con oxígeno natural que trabaja durante toda la noche para que, a la mañana siguiente, la piel aparezca radiante; la línea de cosmética Norabode, que contribuye a paliar la sensación de fatiga en la tez; y Airshine, un spray capilar que utiliza oxígeno para transportar mejor los ingredientes de su fórmula al cabello. Todo listo en este oxigenado bar madrileño para tomar (o respirar) unas copas responsables de estos locales afirman que para poder beneficiarnos de sus propiedades lo ideal es una sesión semanal de 15- 30 minutos (entre 15 y 22 euros) ¿Peligro de sobredosis Si no se sobrepasan los 60 minutos, no. En caso contrario, se pueden irritar los pulmones. Hay que dejar pasar 24 horas entre las sesiones. ¿No tiene tiempo para acudir a uno de estos bares? En la cafetería del Hotel Bauzá de Madrid (Tel. 91 436 45 48) y en los Vips de toda España (a partir del día 10 de abril) puede comprar el oxígeno embotellado para tomárselo tranquilamente en casa. Pregunte por las botellas de OGO (25 euros) que contienen seis litros de O2 comprimido, que se deben inhalar en pequeñas dosis (tiene para 20 shots como lo llaman sus incondicionales) Y como para gustos están los sabores, puede elegir entre cuatro diferentes: limón, cereza, eucaliptus y pipermín. ¿En qué momento del día nos tomamos una copa de oxígeno? Al levantarnos, para espabilarnos; después de hacer deporte, para recuperar fuerzas; antes de un viaje en coche, para tener los sentidos alerta; durante un vuelo, para compensar la sequedad del aire... Hay mil momentos, mil excusas para oxigenarse Respirar a la antigua también se lleva, si es en versión oriental No hay peligro de sobredosis si no se sobrepasan los 60 minutos de sesión y si se dejan pasar 24 horas entre las inhalaciones Sorbo a sorbo Otra forma de aportar oxígeno a nuestras células es bebiéndonoslo. El primero en tener la idea fué el profesor Pakdaman, médico jefe de la clínica oncológica Friedenweiler en la Selva Negra, que patentó hace ya veinte años EnergyO 2, un agua potable enriquecida con oxígeno, para usarla con fines medicinales. Si el agua estándar embotellada contiene un máximo de 10 miligramos por litro, él la enriqueció con 60 miligramos. Con este suplemento se eleva el nivel de energía del agua y esto se traduce en que, después de su ingesta, las células tienen más oxígeno a su disposición. Pakdaman lo explica así: El agua enriquecida ac- túa como un pulmón adicional. Aproximadamente cinco minutos después de beberla se comprueba un aumento en sangre de la presión parcial de oxígeno, y con esto se incrementan las defensas de todo el cuerpo, y en especial del estómago y los intestinos, y la circulación venosa y arterial Este profesor ha demostrado, en un estudio clínico con 72 pacientes, que beber 150 ml. de agua enriquecida, una hora antes de las comidas, mejoraba notablemente el estado físico y anímico de los pacientes con cáncer. Otro estudio ha revelado que beber de dos a tres vasos mejora las migrañas y las presiones producidas por el dolor de cabeza. Incluso las heridas y quemaduras cierran y cicatrizan más rápidamente si se limpian con estas aguas enriquecidas. ¿A sorbos o de golpe? La forma de beberla crea diferencias en el efecto. Si se toma de golpe, el oxígeno llega rápidamente al tracto estomaco- intestinal y de ahí a otros órganos y células, y se refuerzan sobre todo el aparato digestivo y el hígado. Si se bebe lentamente y se deja un momento en la boca, las burbujas de oxígeno pasan por la mucosa bucal y el sistema capilar y llegan directamente a la circulación sanguínea. ¿Fría o caliente? Cuando se calienta, el oxígeno se escapa en la atmósfera, y, con él, cualquier efecto. Tampoco se debe mezclar con limón. Y las botellas abiertas deben ser consumidas en dos días. ¿Hay un tope? Más que un tope, conviene tomarla en pequeñas cantidades repartidas durante todo el día, dado que estas aguas provocan en pocos minutos un aumento de las moléculas de oxígeno en la sangre y su efecto llega a su máximo media hora después. Las únicas recomendaciones son evitarla antes de acostarse (su efecto vitalizante podría mantenerle despierto más tiempo del que desee) y no administrarla a menores de 12 años, porque su sistema inmunitario es demasiado sensible para asimilarlo. Las encontrará en algunos supermercados y tiendas gourmet.