Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 1 4 2006 97 Los árbitros desconvocan la huelga y piden que la Federación les pague lo que les debe del contrato de publicidad Fórmula 1. Todos contra Alonso y Renault en el Gran Premio de Australia, que se disputa mañana CUATRO RAZONES QUE JUSTIFICAN ONCE PUNTOS DE DIFERENCIA 1. Velocidad del juego El Barça viaja en el AVE y el Real Madrid, en un viejo tren correo. En el equipo azulgrana el balón circula a una velocidad de vértigo y con una precisión difícil de ajustar cuando se piensa y se ejecuta tan deprisa. Sabe alternar perfectamente las posesiones largas de balón con aceleraciones que desarbolan al rival. El Madrid juega al paso. Andando. Sin desmarques. Siempre al pie con gilipases cortitos, sólo rotos con los cambios de orientación de Beckham o Roberto Carlos. 2. Defender con el balón El Barça no escatima esfuerzos. Siempre busca el ataque y se defiende con la posesión del balón. Es la forma de protegerse más segura que tiene un equipo. A pesar de colocar hasta a ocho hombres en campo contrario- -todos menos los dos centrales y el portero- -no ofrece demasiados riesgos por su perfecto despliegue y repliegue. El Madrid se parte en dos mitades con relativa facilidad y sólo cuando Zidane y Guti se asocian en el medio da la sensación de poder dominar el juego. 3. Alternativas de juego La versatilidad azulgrana llama la atención. Domina el juego combinativo, con toques horizontales hasta encontrar un resquicio, y la salida en largo con los desplazamientos de Márquez, Edmilson y, ahora, Motta. Alterna las circulaciones largas colectivas con acciones individuales de Deco, Ronaldinho y Eto o, siempre más profundas y perpendiculares. El Madrid sólo encuentra una salida lógica con Guti. Si no tiene el día o es anulado, el equipo abusa del pase largo, sin elaboración en el medio campo. 4. Los caminos hacia el gol Llega el Barcelona a la portería contraria por tierra, mar y aire. Sus tres delanteros juegan muy cerca del área y dejan las bandas para los laterales, que se incorporan con facilidad, o, en su defecto, para los interiores. Las diagonales son letales y los constantes cambios de posición, un lastre para los defensas rivales. El ataque del Real Madrid es mucho más estático. Ha jugado, incluso, muchos partidos con una falsa referencia arriba, como era Baptista, y casi fue cuando mejor le salieron las cosas. SAMUEL ETO O Delantero del Barcelona y máximo goleador de la Liga Si jugamos como sabemos no nos para ni el Madrid ni nadie El camerunés (22 goles) se ha convertido en la pesadilla blanca. Ya le ha marcado diez tantos, siete en la Liga, dos en la Copa y uno en la Supercopa. Los tres últimos, vestido de azulgrana, dos la temporada pasada, uno en cada campo, y el otro en ésta, en la primera vuelta TEXTO: ENRIQUE ORTEGO FOTO: ÁNGEL DE ANTONIO BARCELONA. Prefiere que no se le note, pero es evidente que cada partido contra el Real Madrid- -no olvida su tormentoso pasado blanco- -es un nuevo reto para el máximo goleador de la Liga. Tranquilo, confiado y con la piel de cordero, Eto o espera hacerle esta noche una nueva faena a su amigo Casillas. -Me han dicho que el vestuario azulgrana está rabioso después de fallar tanto el martes en Lisboa... ¿Rabiosos? No es la palabra, pero sí que seguimos dándole vueltas al partido y a todo lo que fallamos. Sólo nos lo explicamos como una parte del fútbol, como un accidente... Sólo nos hubiera faltado que nos hubieran hecho un gol en alguna de las últimas jugadas. Yo no olvido la ocasión que tuve. El portero me paró el balón con el culo. Le hice el amago hacia su palo largo y quise meterle el balón entre las piernas y cuando se levantaba le dio en el culo. -El Madrid puede pagar los platos, en este caso sin romperlos. ¡Ojalá! Ese es nuestro deseo. Si el Barcelona juega a su nivel, si le metemos la velocidad que sabemos, si recuperamos pronto el balón, si tenemos un poco de puntería, ni el Madrid ni nadie nos puede ganar. Yo nunca me fijo en el rival. Sólo en nosotros, porque afortunadamente el Barça sólo depende del Barça. ¿La diferencia entre el Barça y el ¿Pero cómo me voy a querer ir del Barça? Todavía no he ganado la mitad de lo que quiero ganar Nosotros fallamos mucho menos que los demás equipos. Por eso estamos donde estamos, los primeros Madrid es la que marcan los 11 puntos, mayor o menor? -No me preocupa como están ellos, de verdad se lo digo. Sólo me interesa que nosotros estamos disfrutando más que nunca sobre un terreno de juego y lo hacemos en todos los partidos. La Liga no se gana en los dos encuentros con el Madrid, se gana en todos los campos en los que el Barça ha vencido y los demás no lo han hecho. Por eso llevamos esa diferencia. Está claro que nosotros fallamos mucho menos que los demás. Por eso estamos donde estamos. -Y si suman los tres puntos de esta noche, campeones. -Eso no lo diré nunca yo... ¿O es que ya se habrá acabado la Liga y no tendremos que seguir jugando? El Osasuna está también ahí... -Hombre, una cosa es ir de chulo y otra ir de mojigato. -Lo que tenemos que hacer es seguir jugando igual o mejor. Porque yo creo que podemos seguir mejorando. Nosotros somos los primeros que nos damos cuenta de que vamos a más. -Pues mejor que la primera parte de Lisboa ante el Benfica, es difícil jugar. -No ha sido nuestro mejor partido. ¿Se acuerda la temporada pasada la segunda parte en casa contra el Chelsea? Fue mejor y esta temporada al principio también hicimos mejores partidos y además marcamos las ocasiones. Porque en Lisboa jugamos bien, pero tuvimos cero en puntería y eso es fallar. -Veo que se exigen al máximo. -Es la grandeza de este equipo, no conformarse, querer ser mejor. -Por eso ha dicho que no se va del Barcelona. ¿Pero cómo me voy a querer ir del Barcelona? Todavía no he ganado la mitad de lo que quiero ganar. ¿Y dónde voy a disfrutar más del fútbol que aquí? -He leído que incluso habla por teléfono con Henry, jugador que podría hacerle la competencia la temporada próxima en el vestuario azulgrana. -Cuantos mejores jugadores tengamos, mejores seremos. La competencia engrandece a cualquiera. Si queremos ser un equipo campeón muchos años hay que tener a los mejores. Y yo entre ellos.