Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 1 4 2006 Sociedad 57 Salud enfermera educadora en riesgo cardiovascular ofrece pautas de alimentación, control de tabaco y ejercicio. Incluso se pretende crear un programa específico de ejercicio, pensado para estos pacientes de riesgo. REPRODUCCIÓN ASISTIDA Me siento más tranquilo A muchos de los 500 pacientes atendidos el proyecto Arterios les ha cambiado la vida. Juan Muñoz, volvió a nacer hace tres años. El tabaco, la diabetes y el colesterol le provocaron tres infartos que le llevaron directo a la mesa de operaciones. Tras cinco horas de intervención y una semana en cuidados intensivos, decidió cambiar de vida. Ahora cuida su alimentación, ha vuelto a hacer ejercicio físico y a sentirse bien. Sobre todo, estoy tranquilo y sé que estoy bien atendido dice. José Luis Díaz no ha esperado a ingresar en quirófano para intentar cuidar su corazón. Hace cuatro años entró en contacto con el equipo del Ramón y Cajal para controlar su hipertensión y diabetes. Hoy se siente tranquilo y, por primera vez vigilado. Estamos en manos de un equipo que está al día de los últimos avances, participa en ensayos clínicos y, al mismo tiempo, ofrece un excelente trato. No hay ni sala de espera, ni una zona bien acondicionada para vernos, pero el trato es estupendo, algo extraño para ser la sanidad pública. Es la primera vez que no me da pereza ir al médico confiesa. Aunque el proyecto Arterios ha sido aplaudido en numerosos congresos internacionales, perdura por la voluntad y el entusiasmo del equipo. La unidad sobrevive a duras penas y la carga la soportan tres personas, con la ayuda de otros servicios del hospital. No basta con tener un proyecto sólido insiste. Hacemos medicina del futuro, pero necesitamos respaldo institucional y financiero para mantener la unidad a flote Científicos valencianos investigan cómo la médula ósea puede generar óvulos En marcha un estudio con mujeres que fueron madres tras un trasplante b Las investigaciones han demos- trado que la carga genética de los óvulos de ratones a los que habían previamente trasplantado la médula, procedía del donante LUZ DERQUI VALENCIA. La máxima hasta ahora aceptada por la comunidad científica de que la mujeres nacían con un número determinado de óvulos que se iban perdiendo hasta llegar a la menopausia, ha sido puesta en duda por recientes investigaciones que han revelado que existe renovación de estos gametos a lo largo de la vida y que la médula ósea puede ser la responsable de este proceso. Científicos del Instituto Valenciano de Infertilidad, del Hospital Doctor Peset y del Centro de Investigaciones Biomédicas Príncipe Felipe de Valencia, liderados por Antonio Pellicer, comenzarán en breve a investigar sobre la posibilidad de repoblar óvulos en los ovarios a partir de las células madre de la médula ósea. Este proyecto, que fue presentado ayer en el marco del Encuentro sobre Reproducción Asistida que ha reunido en Valencia a investigadores de todo el mundo, está en la primera fase y arranca de las investigaciones llevadas a cabo por el doctor Joshua Jonson de la Universidad de Yale que tra- Células madre sin destruir embriones Los últimos avances en derivación embrionaria y las nuevas técnicas de reprogramación celular son otros de los temas que se analizan en el encuentro de Valencia, donde Carlos Simón, director de la Fundación IVI, anunció que se está colaborando con científicos de Boston para obtener células madre sin destruir los embriones. Este método nos daría mayor credibilidad social según reconoció Simón, quien explicó que en Estados Unidos ya se conseguido crear una línea a partir de un embrión de ratón, que luego ha podido seguir creciendo y avanzó que también han obtenido células madre humanas con esta técnica aunque todavía no se ha hecho público. habían sido trasplantados. En este sentido, al investigar la carga genética de los ovocitos de los primeros, se comprobó que provenían de los donantes, según explicó Pellicer. Un desafío extraordinario El co- director del IVI afirmó que se trata de un descubrimiento extraordinariamente interesante que desafía los dogmas de la biología y explicó que ya se han encontrado estas células en fetos humanos y se sabe que no están presentes en las mujeres menopáusicas, por lo que falta saber qué ocurre desde un punto a otro, investigar cual es la dinámica de estas células. Si se demuestra que la médula ósea es la responsable de esta renovación su aplicación más inmediata sería la solución de muchos casos de esterilidad, ya que, según Pellicer, se podrían cultivar los óvulos para luego repoblar el ovario. Asimismo, adelantó que se colaborará con la Organización Nacional de Trasplantes para estudiar a mujeres con cáncer que quedaron estériles a raíz de los tratamientos y después de un trasplante de médula han podido tener hijos. Se trataría de un experimento biológico de enorme importancia para demostrar si esos óvulos son del receptor o del donante A pesar de todo reconoció que en seres humanos es muy difícil localizar estas células. bajó con ratones a los que se les destruyeron los ovarios. Posteriormente se comprobó que los roedores a los que se había trasplantado la médula comenzaban a fabricar óvulos a las 11 semanas, pero no aquellos que no