Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 1 4 2006 Sociedad 55 Marcha del Movimiento Campesino Internacional en Curitiba, ciudad sede de la cumbre EFE La ONU obligará a conservar el 10 de las regiones ecológicas del mundo en 2010 En ese año deberá establecerse el régimen internacional de recursos genéticos ARACELI ACOSTA. ENVIADA ESPECIAL CURITIBA. Tras una sesión maratoniana, la del jueves, en la que buena parte de los delegados salieron con la luz del día, se llegó ayer al último día de la Cumbre de Biodiversidad de la ONU. Aunque con muchos documentos ya cerrados y consensuados para ser presentados al plenario, lo cierto es que el presupuesto mantenía bloqueadas hasta el final buena parte de las cuestiones importantes. Al cierre de esta edición, los delegados llevaban ya varias horas negociando un documento de consenso que refleje lo que ya se ha dado en llamar el espíritu de Curitiba. Sin embargo, la propia ministra brasileña de Medio Ambiente, Marina Silva, y el secretario de la Convención de la ONU sobre Diversidad Bioló- cosas porque es el que puede dar lugar a un protocolo vinculante, al estilo de Kioto pero de biodiversidad. La aprobación de este régimen fue anunciada por Silva, quien dijo que la fecha para establecerlo será 2010, y no 2008 como se había pensado en principio. Es la negociación del presupuesto principal del que se nutre la CBD lo que bloquea hasta el final los resultados. La propuesta que está sobre la mesa es incrementarlo en un 2- 3 sobre una cantidad bianual de 15 millones de dólares, además de las contribuciones voluntarias que realizan muchos países. Según fuentes de la delegación española, hay un consenso muy maduro sobre el presupuesto, pero como siempre será lo último que se apruebe, porque si no otras cuestiones perderían interés en la negociación. Así las cosas, mientras que es seguro que tanto la regulación de los recursos genéticos como el presupuesto salen adelante, el bloqueo en la iniciativa de crear una red de áreas protegidas marinas en aguas internacionales es absoluto. Aquí se trata de que la CDB establezca unos criterios científicos y ecológicos para decir dónde están esas zonas, pues al tratarse de aguas internacionales debería ser la Asamblea General de la ONU la que adopte esta decisión. La postura más intransigente es la que está defendiendo Australia, que no acepta ni lo uno ni lo otro. Biodiversidad en islas Sí habrá acuerdo seguro, en cambio, en la conservación de la biodiversidad en islas. Se ha fijado el programa de trabajo que ayude a avanzar en el cumplimiento del objetivo de frenar la pérdida de biodiversidad en 2010. Este asunto es fundamental para España. No en vano, seis de los trece parques nacionales españoles se encuentran en territorios insulares. Y otro asunto de vital importancia, como es el de retirar los subsidios perversos, de los que se benefician la agricultura y el transporte, por ejemplo, sin tener en cuenta sus consecuencias en la protección del medio ambiente, también puede ser adoptado. El documento que se presentó al plenario se decanta porque se retiren estos incentivos que, según distintas fuentes, supondría un avance gigantesco en términos de conservación gica (CDB) Ahmed Djoghlaf, comparecían para hablar de progreso significativo y resultados fantásticos a pesar de que faltaba la decisión del plenario. Y es que parece que el consenso de las partes es tal que nadie contempla sobresaltos de última hora. Una de las sorpresas de esta reunión es que por primera vez se han establecido objetivos cuantificables que ayuden a alcanzar la meta de 2010 de frenar la pérdida de biodiversidad en el planeta. Y el nuevo objetivo se ha dado en positivo, es decir, conservar eficazmente al menos el 10 por ciento de cada una de las regiones ecológicas del mundo. Esto significa conservar en ese porcentaje las regiones marinas y costeras, las aguas continentales, cada uno de los tipos de bosque del mundo, cada uno de los ecosistemas de montaña, cada uno de los ecosistemas de tierras áridas y subhúmedas, y cada una de las regiones ecológicas de islas. Un paso de gigante porque supone la revisión de todas las estrategias nacionales que se habían puesto en marcha para alcanzar la meta de 2010. Y es que aunque desde algunas organizaciones ecologistas y de defensa de los pueblos indígenas se estaba dando por fracasada esta cumbre, lo cierto es que todo apunta a que por primera vez en el marco de la CDB se han dado pasos reales hacia la consecución de un marco internacional sobre el acceso a los recursos genéticos y el reparto de beneficios. Un tema central dentro de esta reunión- -no en vano es uno de los tres objetivos de la CDB- entre otras