Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 VIERNES 31 3 2006 ABC Gente Un fan de George Clooney ha pagado unos 37.000 euros en la subasta benéfica de la bolsa de regalos que el actor recibió en la ceremonia de los Oscar y que incluía perlas, un kimono de seda y cheques regalo para hoteles de lujo, entre otras cosas. El dinero será destinado a las víctimas del Katrina como quiso Clooney. Julia Roberts firma autógrafos a sus admiradores a la salida de la primera función preestreno de la obra que prepara en Broadway Un tomate en el debut de Julia Los nervios (y un elemento del atrezzo que se le resbaló) jugaron una mala pasada a Julia Roberts, que retoma su carrera, después de un año de baja por maternidad, subiéndose a las tablas de Broadway por primera vez TEXTO: MERCEDES GALLEGO FOTO: REUTERS n las entradas agotadas para toda la temporada (12 semanas) y las únicas disponibles a 999 dólares las dos butacas en primera fila en las subastas de e- bay, el debut en Broadway de Julia Roberts había despertado la máxima expectación desde mucho antes del estreno oficial de Three days of rain (Tres días de lluvia) programado para el próximo 19 de abril. Suerte que hasta entonces no salen las críticas, porque la primera toma de contacto de Roberts con el público se vio alterada el martes por un tomate fuera de control. El vegetal se le escapó y sa- Co lió volando, pero en vez de rodar por el escenario cayó pesadamente sobre él demostrando que era de plástico. La estrella de Hollywood, que el año pasado confesó al New York Times que estaba hecha un flan ante el reto de actuar en Broadway, perdió el hilo. Durante unos segundos de desconcierto, Roberts se salió del papel de la joven que se enfrenta al testamento de su padre y se rió con nerviosismo, dejando ver la fabulosa dentadura que la lanzó a la gloria con Richard Gere en Pretty Woman A sus fans no les importó el lapsus. Salieron del teatro sin bajarse de la nube, intercambiando exclamaciones de emoción por la impresión de ver a su estrella del celuloide a sólo unos metros de distancia, como si el mito acabase de salir de la pantalla para hacerse de carne y hueso a sus pies. Secundada por segundones Con este magnetismo que siempre ha generado Julia Roberts hasta convertirse en la actriz mejor pagada de Hollywood cuentan los productores para animar la taquilla del teatro Bernard Jacobs. Le acompañan en el escenario los actores Paul Rudd, secundario en The 40 years old Vir- gin y Bradley Cooper, también segundón en Failure to lunch y The Wedding Crashers Sus actuaciones en comedias románticas no se acercan ni de lejos a las de la novia de América, galardonada hace cinco años con un Oscar por su interpretación de Erin Brockovich pero a cambio cuentan con una experiencia teatral de la que ella carece. Consciente de ello, la actriz se encargó de que ambos le acompañaran en sus apariciones tras el telón al final de la obra para recibir juntos los aplausos. El bautizo teatral de Roberts se produce con un texto que fue nominado al premio Pulitzer a raíz de su éxito en 1997 y supone también su vuelta al mundo laboral tras la ausencia de más de un año transcurrida desde que en febrero de 2005 diera a luz a sus mellizos Phinnaeus y Hazel. A sus 38 años, su irrupción en los escenarios de Broadway supone un reto personal, ya que sus padres pertenecían al mundo de las tablas, pero también profesional por la dureza de sus críticos que en el pasado no han tenido pelos en la lengua para destrozar las actuaciones de otros actores bien establecidos en el celuloide como Denzel Washington.