Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 Espectáculos VIERNES 31 3 2006 ABC VIERNES DE ESTRENO El arco De nuevo Kim Ki- duk con una historia en tensión Corea del Sur, 90 m. Director: Kim Ki- duk Intérpretes: Jeon Sung- Hwan, Han Yeo- Reum, Seo Ji- Seok E. RODRÍGUEZ MARCHANTE lgunos todavía no se han repuesto del impacto que causó en ellos Hierro 3 película incontenible y delatora del estilo etéreo, deslumbrante y hitchcokiano de su au- A tor, el coreano Kim Ki- duk, un director que filma a la vez con fina batuta y con hacha afilada. En El arco vuelve a ofrecer un espacio sorprendente (el medio de una nada acuática) y una historia pletórica de poesía escondida tras la sordidez. Viene a contar con su habitual pulso de intriga ¿saldrá el hacha a relucir o la fina batuta? un tórrido romance entre un viejo y una joven a la que recogió ¿secuestró? de niña y a la que mantiene alejada del mundo y a salvo del peligro exterior. El juego de Kim Ki- duk consiste en tensar la cuerda de su historia como si fuera la del arco que usa el viejo protagonista para defenderse y para adivinar el futuro, Las visitas, los miedos, los celos... Todo contribuye a crear esa doble tensión, en lo narrativo y en lo defensivo y adivinatorio. La película mantiene abiertas sus puertas de par en par a la intriga: con Kim Ki- duk se presiente el hacha que cae; pero también consigue abrir un portalón a una apasionada trama romántica (tan sórdida y en cierto modo tan sugerente como aquella almodovariana de Átame en la que luchan los deseos y las ilusiones del viejo contra la pujante realidad del entusiasmo juvenil. Y entre todos esos cruces y caminos, el coreano ha de elegir entre varios rumbos y posibilidades. Siempre elige bien y su película se desliza (en realidad, flota) hacia un desenlace como todo su cine enloquecido por la lírica y el dolor (daño) LOS SECRETOS DE... Silvia Abascal Actriz Los premios son una caricia para la autoestima JULIO BRAVO Silvia Abascal acaba de conseguir el premio a la mejor actriz en el Festival de Málaga por su trabajo en La dama boba la película de Manuel Iborra basada en el texto clásico de Lope de Vega: una película insólita en el panorama del cine español. La Unión de Actores acaba también de anunciar la candidatura de la actriz a sus premios por la obra teatral Historia de una vida ¿Es muy raro rodar en verso? -Es una dificultad añadida, pero no precisa más que de un mayor estudio y de un buen maestro; y yo he tenido a la mejor, a Alicia Hermida. Y después nada, a saborear las palabras. Al verso hay que tenerle respeto, no miedo. Y Alicia, a la que debo la mitad del premio, me ha enseñado a amarlo y a olvidarme de él. Lo que más me costó fue que no podía improvisar ni una sílaba, tiraba de sonidos onomatopéyicos. La criada y yo parecemos dos ratitas a veces. ¿Los personajes de época son más complicados también? -Lo difícil no está en las diferencias históricas. Yo ahora voy a hacer en el teatro a una yonqui de los ochenta y me queda igual de lejana por personalidad. La dificultad de los clásicos es que son universales y tenemos muchos referentes. ¿La sinceridad del actor se resiente cuando habla en verso? -El verso en el cine es distinto que en el teatro; tiene que ser más íntimo, más cercano; y la sinceridad la busco en todos los trabajos que hago. Y sobre todo en la comedia. La buena comedia no está en jugar a sino en sentirlo. No se puede hacer parodia. -Aunque los actores siempre digan que no se los esperan, supongo que los premios importan... -Los premios no garantizan más trabajo ni son demostraciones permanentes de talento. Pero es un reconocimiento y una caricia para el ánimo y la autoestima; y las caricias siempre son bienvenidas.