Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 31 3 2006 Espectáculos 65 LOS PERSONAJES MÁS CALIENTES MANNY ELLIE Bastante regomeyo por ver cómo se le derrite el terruño y cómo no encuentra rastro de su prole, Manny deberá guiar a sus colegas hacia su lugar en el sol que más calienta. Y, encima, ese pelaje le hace sudar más que Zidane en un partido de Champions (cuando el Madrid jugaba esas cosas, claro) Menos mal que la dulce Ellie le alegra la existencia Aunque duerma trompa abajo y se piense que tiene la agilidad de un roedor, Ellie es una mamut desde el tupé a las pezuñas. Al principio mantiene una actitud distante con Manny, pero en un periquete el instinto natural acaba por imponerse, aparte de sus ojazos verdes. Tener como cuñados a Eddie y Crash es de nota. Ni por un momento dudamos que Queen Latifah le haya puesto la voz. Ice Age 2. El deshielo Fresco pescaíto frito Estados Unidos, 90 m. Animación Director: Carlos Saldanha JAVIER CORTIJO a conocemos los peligros de recongelar algo previamente descongelado. Por suerte, Blue Sky sabe que con las cosas de comer no se juega, y para su secuela más esperaba (también nos haría tilín un Robots 2 venga) nos ha servido pescado fresquísimo, boqueante y con escamas cual rubíes. Eso sí, jugaba con la ventaja de tener en la recámara (frigorífica, claro) tres personajes tan bien cocinados como Sid, Manny y Diego, y con la esperanzadora perspectiva de haberse desembarazado del crío esquimal, adorable como una mochila de babas. Así, sólo quedaba volver a lanzar a su trío de ases a la carretera esta vez con una excusa que hasta a la administración Bush le suena del Cretácico Inferior: el calentamiento global. Podría concluirLa franquicia se que la franqui Ice Age da cia Ice Age da aquí un buen estiaquí un buen rón. No sólo cronoestirón, no lógico (interesante sólo cronológi- ver a un mamut en co sino tecnoló- plena edad del pagico, con matrí- vo) sino, sobre tocula de honor do, tecnológico, obmatrícupara el agua y teniendo dos cabala en los el pelo llos de batalla del gremio: el agua y el pelo (y aquí hay de los dos a mares) En el debe del filme se sitúan algunos elementos novedosos que chocan con el carisma de los protas (las hiperactivas zarigüeyas, eslabón perdido de los bichejos de El rey león y los villanos submarinos con menos consistencia que un banana split en el Gobi) pero todo se olvida viendo gloriosas escenas como la coreografía de los mini- perezosos, la tierna crisis de ego de la mamut o, en fin, la ardilla Scrat, más texaveryana que nunca. ¿Para cuándo la veraniega tercera parte? Y SCRAT La suya es la historia de una obsesión. Bellotera, pero obsesión al fin y al cabo. El pobre Scrat, con los ojos más desorbitados que nunca, seguirá persiguiendo desesperadamente su fruto seco dorado contra viento, aludes y marea. Incluso luchará a colmillo partido con una tropa de pirañas que amenaza con arrebatársela impunemente. Menos mal que nadie le ha explicado las delicias de los anacardos. TONY EL RÁPIDO Si en vez de la Edad de Hielo viviese en el Lejano Oeste, Tony no tendría precio como buhonero. Capaz de vender un congelador industrial a un esquimal, sus dotes de embaucador no tiene precio, aunque su clientela potencial bastante tiene con salir por patas del deshielo. Ni siquiera su tortoguil amiguete escapa de su furor charlatán. Por cierto, el bicho es un armadillo. EDDIE Y CRASH candiles Sean William Scott y John Peck como las zarigüeyas Crash y Eddie o, en fin, el mismísimo Jay Leno como Tony el Rápido, quizá por aquello de que la tele nocturna es especialista en vender motos cojas al más insomne. Ah, y el propio Chris Wedge vuelve a poner la ¿voz? a la ardilla Scrat, también sabiamente remozada y pasada de rosca en esta segunda parte. Afortunadamente, Ice Age 2 se exhibe en algunas salas de V. O. subtitulada, para no perder un ápice de su sabrosa salsa de carámbano. En fin, que ya es primavera también en el cine de animación. ¿Hace un lingotazo on ice CRETÁCEO Y TORBELLINO Junto a los incómodos buitres que acompañan a nuestros amigos con aviesas intenciones, estos dos bicharracos acuáticos integran la acera de los malos de la peli. El cambio climático es el responsable de que se descongelen cual palitos de merluza y que siembren el pánico a diestro y siniestro. El cocodrilo narigudo de Cretáceo es de aúpa, aunque más miedo da su colega, mezcla entre orca y T- Rex. Payasas e inaguantables, estas zarigüeyas hacen dudar de la justicia natural aplicada a la evolución de las especies. Sin embargo, también tienen su corazoncito, ya que criaron amorosamente a Ellie, a pesar de causarle un serio conflicto de identidad. Aunque, para serio, el peligro que Eddie y Crash corren cada vez que entran en la órbita de Diego, deseoso de afilarse los sables en sus lomos.