Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 31 3 2006 Nacional 27 ALTO EL FUEGO SOBRE ETA EL FRENTE JUDICIAL El Gobierno se toma tiempo para verificar el alto el fuego de la banda ABC MADRID. El ministro del Interior, José Antonio Alonso, confirmó ayer que el Gobierno está en la fase de verificar si el alto el fuego permanente de ETA es auténtico o esconde chantaje a los empresarios e intenciones de proseguir con la kale borroka En declaraciones a RNE, Alonso explicó que el Ejecutivo se va a dar un periodo de tiempo suficientemente relevante para analizar globalmente lo que ocurre y evitar así sacar conclusiones precipitadas Respecto a la posibilidad de que el Gobierno, en lo inmediato, adopte algún tipo de medida de carácter penitenciario, como el acercamiento de algunos presos de ETA al País Vasco, prefirió no anticipar nada porque lo primero que hay que hacer en este momento es verificar que hay un cese total de la violencia requisito imprescindible, insistió, para abrir un proceso de diálogo. El ministro Alonso advirtió de que una eventual escisión de la banda es uno de los extremos que hay que considerar No obstante, precisó que aunque en el IRA se produjo una escisión, no se debe cometer el error de asimilar una situación a la otra, porque los casos del terrorismo del IRA y de ETA no son idénticos. El presidente del PNV, Josu Jon Imaz, afirmó que tras el alto el fuego permanente el primer paso es consolidar la ausencia de violencia Otegi permanecerá en un módulo de aislamiento por motivos de seguridad Sólo tendrá contacto con Olano y Petrikorena en las salidas al patio b El portavoz batasuno podría permanecer diez días en prisión si, ante las dificultades para reunir la fianza, su defensa decide centrarse en la preparación del recurso P. MUÑOZ MADRID. Arnaldo Otegi, portavoz de la ilegalizada Batasuna, ingresó como un preso más, pasada la media noche del miércoles, en el centro penitenciario de Soto del Real (Madrid) Permanecerá en una celda del módulo de aislamiento, el mismo en el que también se encuentran varios internos de Al Qaida- -entre ellos Mohamed Achraf, el líder de la célula islamista que quiso volar por los aires la Audiencia Nacional- así como sus compañeros de la ilegalizada Batasuna Petrikorena y Olano. Pero Otegi sólo podrá tener contacto, y sólo durante las cuatro horas diarias de patio, con los dos últimos, pues los islamistas están en áreas completamente separadas. Razones de seguridad son las que han llevado a la dirección del centro penitenciario a colocar a los tres batasunos en ese módulo. Conocidos por sus frecuentes apariciones en los medios de comunicación, podrían ser objeto de agresiones por parte de otros internos. Otegi podría permanecer en la cárcel una decena de días ya que, según fuentes consultadas por este periódico, a sus abogados no les será fácil reunir los 250.000 euros de fianza que le ha impuesto el juez de la Audiencia Na- El batasuno pide paciencia El periódico Gara, portavoz habitual de ETA, publica hoy una extensa entrevista con Arnaldo Otegi realizada en su domicilio tras el anuncio de alto el fuego de ETA y cuando se encontraba convaleciente de una neumonía. Otegi aventura un largo proceso y dice que habrá quien utilice temas sensibles para tratar de poner obstáculos Según adelantó ayer la edición digital de Gara, se hace eco del concepto que utilizó Tomás Borge en la revolución nicaragüense sobre la paciente impaciencia y afirma que hay que ser pacientes para saber que las cosas no cambian de la noche a la mañana, y hay que tener todos los días la impaciencia de que las cosas cambien lo más rápidamente posible cional Fernando Grande- Marlaska como supuesto inductor de los 108 actos violentos ocurridos el pasado 9 de marzo en el País Vasco durante la huelga convocada por Batasuna. Hace menos de un año, y como consecuencia de una decisión de este mismo magistrado en este mismo procedimiento, Otegi ya tuvo que abonar 400.000 euros para poder abandonar la prisión. A la dificultad de volver a conseguir otra elevada cantidad de dinero (o el aval equivalente) podría sumarse otro hecho: el agravio que supondría hacia Juan José Petrikorena y Juan María Olano que el entorno batasuno sólo sacara de prisión a Otegi. Tanto Petrikorena como Olano tienen que depositar 200.000 euros cada uno para quedar en libertad. Estas circunstancias podrían llevar a la defensa, cuya estrategia dirige Jone Goirizelaia, a desistir del pago de las tres fianzas- -en total 650.000 euros (108 millones de las antiguas pesetas) -y centrarse en la vía de los recursos, primero ante el propio Grande- Marlaska y después, en su caso, ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Otegi llegó tranquilo a Soto del Real. En su rostro se adivinaba una actitud (real o fingida) que distaba mucho de la que mostró hace un año. El hombre cabizbajo y encogido del pasado 26 de mayo se convirtió el miércoles, desde el momento mismo de su entrada en la Audiencia Nacional, en un personaje crecido y desafiante. Dentro de las puertas de la prisión, el portavoz batasuno siguió el protocolo obligatorio para todos los internos. Pasó el reconocimiento médico, le tomaron las huellas dactilares y le retiraron la documentación y efectos personales para entregarle una identificación penitenciaria así como la ropa de cama (que él mismo tuvo que vestir) y los útiles de aseo. Ya por la mañana, recibió la visita de su abogada y mantuvo la preceptiva entrevista con el trabajador social, quien le explicó el régimen al que se acogerá y las causas que lo aconsejan.