Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 30 3 2006 Deportes 93 BARCELONA- REAL MADRID EL SÁBADO VUELVE EL CLÁSICO BARCELONA MADRID. El clásico más descafeinado de los últimos años- -porque el título parece decidido- -sólo presenta guerrillas particulares, aunque son de perfil bajo. Eto o quiere sumar goles en su camino hacia la Bota de Oro; Iniesta intentará afinar la puntería para hacer más grande su fútbol; Ronaldo sueña con ganar de nuevo en el Camp Nou con otra camiseta que no es la azulgrana... Y los porteros, los principales objetivos de los jugadores, también se juegan algo. Y es importante. No sólo huyen de la vergüenza de la goleada a manos del eterno enemigo. Quieren el Trofeo Zamora al portero menos goleado. Valdés defiende el título y Casillas lo ansía- -nunca lo ha ganado- Ayer abrieron el fuego del Barça- Madrid, en tono de revancha desde la capital y con relativa indiferencia desde la Ciudad Condal. En el Barcelona se pensaba ayer más en las innumerables ocasiones marradas ante el Benfica en la ida de los cuartos de la Liga de Campeones que en el clásico. Está claro, lo que importa es Europa una vez encarrilado el camino hacia el segundo título de Liga consecutivo, de ahí que el duelo del sábado ante el eterno rival no genere tantas expectativas como en anteriores ediciones por más que la plantilla recurra al tópico: Ningún partido de este tipo es descafeinado. Es un clásico igual de importante, quizá la ventaja sea diferente, pero si ganamos será un paso muy importante hacia el título comentó Víctor Valdés. El meta azulgrana está viviendo una temporada cuanto menos extraña. Se le ha criticado por sus errores de bulto- -ha tenido cuatro considerables- pero ha sabido resarcirse: Siempre habrá comentarios, pero yo estoy muy centrado en trabajar para el equipo, tengo mucha confianza. A veces salen las cosas bien y otras no tanto, pero si estas seguro de tí mismo el resultado suele ser bueno sentenció con rotundidad. Víctor Valdés (26 goles) e Íker Casillas (27) con permiso de Santiago Cañizares (23) optan al galardón al guardameta menos goleado de esta temporada Los porteros sí se juegan un título TEXTO: E. YUNTA J. ÁVILA El meta del Real Madrid es consecuente y realista con la situación por la que atraviesa su equipo. La Liga está imposible y hay que buscar otros alicientes: Nuestra meta pasar por ganar en el Camp Nou para alejarnos de los equipos que están luchando por el segundo puesto. Hay que ganar como sea. Si nos derrotan sería un paso gigante y serían campeones El sábado estará en la diana de Samuel Eto o y de Ronaldinho, aunque últimamente el equipo ha mejorado en la parcela defensiva, circunstancia que le permite optar el trofeo de portero menos goleado: Samuel ha crecido mucho como jugador y le entiendo. El juego rápido del Barcelona le va de maravilla para sus cualidades atléticas. Tanto él como Ronaldinho están muy bien. No me provoca un dolor especial que siempre marque, como tampoco me pesa que Fernando Torres no lo haga Rozó el trofeo en su primer año Íker es un coleccionista de títulos, pese a los tres años de ayuno obligatorio. Y le gustan. Pero no tiene el Zamora. Estuvo a punto de lograrlo en la temporada 99- 00, en su estreno con el primer equipo del Real Madrid. Le faltó un partido- -hay que jugar un mínimo de 28- -para cerrar esa brillante campaña. Martín Herrera, el portero del Alavés, decoró una de sus vitrinas con la mejor de las recompensas honoríficas que puede recibir un portero. No es ajeno el madridista al 0- 3 de la primera vuelta: Este partido es una revancha porque duele ese resultado por nuestra imagen y por los aficionados Por último, defendió a su rival de la avalancha de críticas que ha sufrido por unos errores puntuales: Valdés es un gran portero al que se le mira con lupa. Es un joven que aprende cada día más y va a dar mucho que hablar en España. No quiero comparaciones porque cada uno es diferente y no es que uno sea mejor que otro Ningún clásico es descafeinado. Quizá la ventaja sea diferente, aunque si ganamos será un paso muy grande Valdés es un portero con personalidad y al que le gustan los retos. El de esta jornada es de los serios, toca dar la talla: Me motiva jugar contra cualquier jugador del mundo. Si es bueno, Seguro que Eto o quiere amargarme la noche. El juego del Barça le va de maravilla y nos puede hacer daño mejor. Ganar al Real Madrid sería importante por dos motivos: primero, porque es un clásico, y segundo, porque de vencer daríamos un paso gigante hacia el título El Barça recupera fuerzas y Xavi vuelve a entrenarse E. Y. BARCELONA. No fue una jornada muy reveladora la de ayer en Can Barça la primera para preparar el duelo ante el Madrid del sábado. El Barcelona se ejercitó por la tarde en las instalaciones de La Masía después de su compromiso europeo ante el Benfica. Fue una sesión muy suave con el objetivo de que los jugadores se recuperaran. Con la excepción de los lesionados Márquez, Messi y Edmilson, además de Giuly- -después de un partido siempre sigue un programa específico en el gimnasio para evitar más problemas musculares- no hubo ausencias. Por la mañana se produjo la noticia más destacada del día, el retorno de Xavi a los entrenamientos cuatro meses después de su rotura de ligamentos. En una o dos semanas volverá con el grupo, con lo que llegaría a tiempo para disputar el Mundial, siempre que Luis Aragonés lo considere oportuno. Caro ensaya con el mismo once que derrotó al Deportivo J. Á. MADRID. El Real Madrid trabajó ayer a puerta cerrada. Y por lo que ha trascendido del ensayo López Caro podría repetir ante el Barcelona el mismo equipo que goleó el pasado fin de semana al Deportivo en el Bernabéu. Si es así, Raúl y Míchel Salgado continuarían en el banquillo. Tiene el entrenador una base y motivos para mantener el bloque y el dibujo, pero el planteamiento debe ser diferente. La velocidad que imprime el Barcelona al balón y la continua movilidad de los delanteros obliga al Madrid a reducir y los espacios y a ahogar a los jugadores con un trabajo colectivo muy generoso. Caro está muy preocupado con la idea de que Ronaldinho o Eto o puedan recibir el balón con excesiva facilidad, como ya ocurrió en la primera vuelta. También quiere provocar un cortocircuito en el medio campo para anular a Deco.