Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 30 3 2006 35 Una explosión de gas derriba la fachada de un edificio en Usera y provoca cinco heridos, uno grave Los vecinos afectados por los parquímetros hacen un desplante al alcalde al anular la reunión prevista Una larga carrera de fondo con ayudas externas Las obras del Circo Estable se iniciaron en 2002. Desde entonces, los vecinos de la calle José Antonio Armona han visto cómo aumentaba el deterioro de sus viviendas. El alcalde RuizGallardón se encontró con el problema cuando llegó a la Alcaldía: dos años de obras y serios daños en las casas. La portavoz del PSOE, Trinidad Jiménez, visitó las viviendas en diciembre de 2003 e inició una batalla para que el Ayuntamiento se hiciera responsable. En enero de 2004, un informe del instituto Intemac recomendaba su desalojo. En julio, Jiménez acompaña a los vecinos ante el Defensor del Pueblo para denunciar el caso. Éste dictamina en noviembre que existía responsabilidad de las obras del Circo Estable en los daños a las casas. En febrero de 2005, el Defensor visita las viviendas. En abril, Urbanismo elabora un plan para reparar las casas, pero los vecinos no les dejan entrar. Consiguen hacerlo en septiembre, con una orden judicial. En marzo de 2006 se firma, por fin, el convenio. Obras de rehabilitación de la calle José Antonio Armona, 4, 6 y 8 DETALLE DEL REFUERZO DE LA ESTRUCTURA EN PLANTA BAJA ESTADO ACTUAL ESTADO REFORMADO pilar metálico revestimiento de hormigón Las viviendas de la calle José Antonio Armona afectadas por las obras del Circo Estable serán reparadas mediante un plan municipal. Incluye obras de recalce de la cimentación, refuerzo de las estructuras y acabados. Los trabajos obligarán a realojar temporalmente en viviendas de la EMV a varios vecinos. Habrá indemnizaciones para los locales que deban permanecer cerrados durante la rehabilitación P. SÁNCHEZ ABC do lugar a los daños en las viviendas de la calle José Antonio Armona números 4 a 12: por un lado, las casas sufrían patologías constructivas pero a esto se unió el Circo Estable: se ha producido una conexión objetiva entre la evolución del deterioro de estos edificios y el proceso de construcción del Circo en la parcela colindante El Ayuntamiento ha llegado a un acuerdo con la constructora que realiza la instalación, y será la que pague las reparaciones, quedando los vecinos exentos de afrontar ningún pago Además, deberá indemnizarse a quienes gestionan los locales comerciantes- -por el lucro cesante del tiempo que deban permanecer cerrados- y realojar temporalmente a algunos de los vecinos- -previsiblemente, los de la planta baja y primera, y tal vez todos los del cuerpo posterior de las edificaciones afectadas. Los realojos se realizarán en edificios de la EMV en las calles Lavapiés, 38, Embajadores, 52, Meléndez Valdés, 24, Oligosto 15, Encomienda 8 y Espíritu Santo, 23, u otros alternativos El alcalde se mostró satisfecho del acuerdo alcanzado. Las obras de reforma las dirigirá y vigilará el departa- mento de Control de la Edificación del Ayuntamiento madrileño. De 12 a 18 meses de plazo Ruiz- Gallardón agradeció también la intervención del Defensor del Pueblo, que marcó un punto de inflexión en el conflicto al dictaminar que la responsabilidad de los daños en las viviendas era de la obra del Circo, momento a partir del cual el alcalde se comprometió a dar solución al problema. Ahora se iniciarán los realojos precisos. En mayo comenzarán las obras, que se prolongarán durante un periodo de entre 12 y 18 meses. El convenio ha permitido, aclaró la edil de Urbanismo, que el asunto no termine en los tribunales, un proceso más largo y en muchas ocasiones también más caro El departamento municipal de Control de la Edificación vigilará que las reparaciones se hacen con todo rigor Los vecinos respiraban ayer con cierta tranquilidad, aunque prometían mantenerse vigilantes Sus principales preocupaciones eran sobre el futuro Circo, a punto ya de abrir: ¿Habrá animales? Porque mi casa da justo a la instalación; a ver si ahora vamos a tener aquí olores raros o ¿van a aparcar dentro las roulottes? fueron algunas de sus preguntas. El alcalde intentaba tranquilizarles: No será un circo al uso, sino otro tipo de espectáculo, algo más parecido al Circo del Sol Hasta se permitió galanterías: Señora, usted y yo somos de la misma generación Uy, qué va, si yo ya estoy jubilada respondió la vecina. Y Ruiz- Gallardón terció, guasón: A mí me quieren jubilar, pero no me dejo